COMPARECENCIA EN EL CONGRESO

¿Qué aclara y qué no aclara Margarita Robles sobre el espionaje?

La ministra de Defensa se aferra al deber de mantener el secreto y apunta a la directora del CNI

Margarita Robles, ministra de Defensa.

Margarita Robles, ministra de Defensa. / JOSÉ LUIS ROCA

3
Se lee en minutos

La comparecencia de Margarita Robles en la comisión de Defensa del Congreso se esperaba con expectación. El supuesto espionaje a más de 60 líderes y activistas del independentismo catalán y vasco habían puesto el foco sobre la ministra socialista, a la que se le exigen respuestas como máxima responsable del Centro Nacional de Inteligencia (CNI). Y el anuncio de que tanto su teléfono móvil como el de Pedro Sánchez fueron intervenidos con Pegasus hace casi un año elevó el interés. Sin embargo, la ministra de Defensa ha sido bastante cauta en su intervención.

¿Ha aportado algún dato nuevo?

No. La ministra de Defensa no ha ofrecido información nueva de ningún tipo. Ni sobre el supuesto espionaje al mundo soberanista durante 2017 y 2019, ni sobre el hackeo a su teléfono y al del presidente del Gobierno en junio y mayo de 2021, respectivamente. En todo momento, se ha referido a la comparecencia de este jueves de la directora del CNI, Paz Esteban, en la comisión de gastos reservados del Congreso.

¿Por qué no ha aportado nuevos datos?

Robles se ha excusado en todo momento en la ley 11/2002, del 6 de mayo, que regula el Centro Nacional de Inteligencia y en cuyo artículo 5 se establece que todo lo relativo a su funcionamiento y actuaciones "constituyen información clasificada, con el grado de secreto". "Salvo que tenga un límite por ley, yo no me suelo cortar", ha reiterado en varias ocasiones, alegando ese impedimento para dar respuesta a las cuestiones que le han planteado.

Sí ha mencionado que sobre el espionaje a su móvil y el del presidente, al ser un delito pues fue sin autorización judicial, sí puede informar sobre los datos que conocen. Al menos, ha apuntado, hasta que el juez de la Audiencia Nacional José Luis Calama decrete el secreto de las actuaciones, lo que ha ocurrido minutos después de finalizar su comparecencia.

¿Qué ha dicho sobre el CNI?

En su intervención inicial, Robles ha asegurado sentirse "orgullosa" de "los 3.000 hombres y mujeres del Centro Nacional de Inteligencia, que este año cumple 20 años, y que también han dado en ocasiones la vida por la paz y la seguridad". Más tarde, durante la réplica a los distintos portavoces, la ministra de Defensa ha criticado que se lancen acusaciones "carentes de prueba" contra el CNI que, además, "no puede defenderse" al tener que cumplir con el secreto de sus actuaciones.

Además, ha mostrado su convencimiento de que todas las escuchas realizadas por este organismo están dentro de la legalidad, porque se hacen con previa autorización judicial, y ha advertido de que mañana la comparecencia de Paz Esteban en la Comisión de Gastos Reservados podría aportar datos que derriben algunas especulaciones.

¿Y sobre la directora del CNI?

Robles no ha hecho mención a la directora del CNI, Paz Esteban, en su intervención inicial. Sin embargo, en el turno de réplicas, ha ensalzado que Esteban está "teniendo que aguantar estoicamente imputaciones que no se corresponden con la realidad". Más allá de esta referencia, la ministra de Defensa se ha limitado ha aludir a la directora del organismo al hablar sobre su asistencia este jueves a la comisión de gastos reservados del Congreso. Según ha dicho, Esteban "podrá decir lo que considere oportuno" en ese foro y que irá "con todo la información" disponible, que ni la propia Robles conoce

¿Cuáles son los siguientes pasos del Gobierno?

Desde el inicio, la ministra de Defensa ha dejado claro que cuando "se cometen hechos delictivos" como el espionaje a su teléfono y al del presidente hay que acudir a los tribunales. "Las escuchas ilegales sin autorización judicial no es que sean políticamente rechazable, es que son un delito. En mayúsculas. Que no le quede ninguna duda, cuando se producen unas escuchas sin autorización judicial es un delito", ha dicho para, acto seguido, dejar claro que ofrecerán la "colaboración máxima" para llegar hasta el final. Incluso, desclasificando documentación si así lo requiere la Justicia.

Robles también ha querido mandar un mensaje a aquellos que critican que el Gobierno ha dejado ver su debilidad al resto de países: "La Unión Europea sabe, nuestros aliados saben, que España es un país serio, con unas instituciones sólidas, con unas instituciones fiables, con un compromiso inequívoco con el Estado de derecho y por el Estado de derecho. Que todos nuestros servidores públicos sin excepción, actúan solo y exclusivamente con arreglo a la legalidad".

Noticias relacionadas