'CASO PEGASUS'

El juez Calama abre diligencias para investigar la denuncia por el espionaje a Sánchez y Robles

El primer paso del magistrado ha sido recabar informe fiscal sobre competencia - La acumulación de distintos casos de espionaje dependerá de si comparten origen

Imagen de archivo del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y la ministra de Defensa, Margarita Robles. EFE/Mariscal

Imagen de archivo del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y la ministra de Defensa, Margarita Robles. EFE/Mariscal

2
Se lee en minutos

El juez de la Audiencia Nacional José Luis Calama será el encargado de investigar la denuncia de la Abogacía del Estado por las intromisiones sufridas en los teléfonos del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la ministra de Defensa, Margarita Robles, después de que las actuaciones le hayan sido devueltas a su juzgado por decanato, al corresponderle por reparto, informaron fuentes jurídicas a EL PERIÓDICO, diario perteneciente al mismo grupo editorial que este medio.

Calama, que se encuentra en funciones de guardia esta semana, remitió este lunes a decanato la denuncia para que fuera este órgano quien lo repartiera al juzgado al que le correspondiera, ya que al haberse producido los hechos denunciados en mayo de 2021 no podía ocuparse directamente él. En el acuerdo en el que remitía las actuaciones señalaba que eso solo es posible cuando se han producido en la misma semana o la víspera. No obstante, finalmente le han sido devueltas al corresponderle por turno.

El origen determinante

Su primera actuación será pedir informe al fiscal sobre competencia, aunque no parezca que ello ofrezca problema, ya que entre las competencias de la Audiencia Nacional se encuentra los delitos cometidos "contra altos organismos de la nación", en lo que se incluye sin ningún género de dudas al presidente del Gobierno y a la ministra, pero no tiene por qué incluir a otros altos cargos, como el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, salvo que se determine que el origen de su espionaje es el mismo, lo que, según las fuentes consultadas por este diario, eliminaría cualquier duda al respecto.

No obstante, si el origen del espionaje sufrido por los miembros del Gobierno central y los independentistas que lo denunciaron hace una semana en el conocido como 'Catalangate', eso supondría la acumulación de las actuaciones en la Audiencia Nacional. De momento las denuncias presentadas se están acumulando en el procedimiento abierto en el Juzgado de Instrucción número 32 de Barcelona, que investiga denuncias similares del expresidente del Parlament y 'conseller' de Empresa, Roger Torrent, y del líder de ERC en Barcelona, Ernest Maragall y espera desde hace más de un año información de Israel e Irlanda.

El juez Calama fue el último instructor de los atentados de Barcelona y Cambrils del 17 y 18 de agosto de 2017, que terminó en condena de los dos miembros de la célula terrorista que no murieron en los ataques y de un colaborador, y se ocupa desde que llegó al Juzgado Central de Instrucción número 4, de la quiebra del Banco Popular.

Noticias relacionadas