TRIBUNALES

Documentos de la funeraria acreditan un trato especial del Ayuntamiento de Madrid a Luceño

De los seis proveedores de material sanitario que aparecen en la contabilidad, solo en el de Leno tiene la anotación "pedido Luceño" en relación con la compra de 2,5 millones de guantes

Recorte del documento de la funeraria de Madrid donde aparece recogida la anotación en referencia a Luceño. 

Recorte del documento de la funeraria de Madrid donde aparece recogida la anotación en referencia a Luceño. 

4
Se lee en minutos

Documentos contables de la funeraria municipal obrantes en el sumario del caso que investiga el juez Adolfo Carretero por el presunto pelotazo con material sanitario en el Ayuntamiento de Madrid sugieren una especial relación del comisionista Alberto Luceño con el Consistorio, que le distinguiría de otros proveedores.

En uno de estos documentos, donde se concreta la cantidad, precio y proveedor de material sanitario para hacer frente a la pandemia, se puede comprobar que de las seis empresas con las que se contrata este tipo de material solo en lo referido a una -la malaya Leno- aparece la frase "pedido de Luceño", lo que vendría a acreditar un trato especial a este adjudicatario.

Documento

Este es el documento de la funeraria que acredita el trato especial del Ayuntamiento de Madrid a Luceño

Leno aparece asociada a tres fechas e importes diferentes en esta documentación. La primera es el 23 de marzo de 2020, cuando se detalla la compra de 2,5 millones de pares de guantes de nitrilo por un total de 975.000 euros, según la documentación a la que ha tenido acceso EL PERIÓDICO DE ESPAÑA, y que se refiere al contrato investigado por el Juzgado de Instrucción número 47 de Madrid.

Una segunda anotación sitúa en el 4 de abril de ese año el Transporte de los 2,5 millones de "guantes de nitrilo largos" que realiza Kuehne+Nagel (una empresa de transporte y logística con sede en Schindellegi (Suiza). A continuación se señala que el precio de este servicio es de 159.252, 97 euros.

Es en la tercera acotación relativa a Leno en la que aparece el nombre del empresario Alberto Luceño, fijada como pedido el 11 de abril de 2020: "Transporte 2,5 millones de guantes de nitrilo largos+ 638.000 mascarillas del pedido de Luceño, Kuehne+Nagel". El precio asociado a este apunte es de 165.690,14 euros.

El resto de empresas a las que se hicieron pedidos reflejados en este documento, entre el 2 y el 4 de abril -también apenas transcurridas unas semanas del inicio del confinamiento- son Comercial Gutiérrez Martín (tres pedidos por un total de 381.634 euros) Palbalab (46.222 euros), Black Wolf Country S.L (15.730 euros), Hong Bao Farma (816.750 euros) y S2 Wirksman S.L.U. (38.478 euros). En todos los casos los pedidos se referían a mascarillas.

AGENTE EXCLUSIVO SEGÚN UN DOCUMENTO

Luceño reconoció durante su declaración que no le dijo a nadie la retribución que iba a ganar -que la fiscalía cifra en 5.567.725 euros-, y que la obtuvo del suministrador. Sobre su condición de agente exclusivo de la empresa Leno, ha señalado que tiene un documento "que dice que es así". 

El precio de los productos, según manifestó a preguntas del magistrado, los puso el representante de Leno, San Chin Choon, del que ha dicho que se puso en contacto con él y cree que "ya ha declarado". Sin embargo, las autoridades malayas manifestaron a la Fiscalía Anticorrupción la no disposición de esta persona a colaborar con la justicia española.

Sobre su socio en esta operación, Luis Medina, se refirió a él como "facilitador" mientras él es "un agente" y que no sabían el monto que iban a ganar en esta operación hasta que se cerró. Ha reconocido también que cuando la jefa de compras del Ayuntamiento, Elena Collado, le dijo que les estaban estafando por la mala calidad de los guantes, se enfadó.

NO LLEGARON GUANTES LARGOS

En el caso de los guantes de nitrilo, Alberto Luceño había asegurado que serían 40 mm de longitud, de gran calidad y que cubrían la mayor parte del brazo. Sin embargo, los que se recibieron eran de ínfima calidad y solo llegaban hasta la muñeca. Además, el Ayuntamiento de Madrid había pagado 2 dólares por unidad cuando en tiendas de Madrid se ofrecían al público por poco más de 0,08 euros, por lo que se terminaron devolviendo al Ayuntamiento 4.025.000 dólares, según acreditan las investigaciones.

A lo largo de su declaración del pasado lunes, Luceño también defendió la calidad de los 250.000 test para detectar covid de los que, según la querella de la Fiscalía, así una cuarta parte (60.000) eran inservibles por su reducido nivel de sensibilidad. Ha afirmado que esto lo supo un mes y pico después de entregarlos y se devolvieron al Ayuntamiento sesenta mil reactivos "para que la sensibilidad fuera la correcta, que era lo único que les pasaba".

COMISIÓN DEL 47%

Noticias relacionadas

También ha sido preguntado Luceño por la cuantía de sus comisiones, a lo que él respondió que si bien su intención era "en parte ayudar al Ayuntamiento, también era por su puesto cobrar" por su trabajo. Por ello se llevó el 47 por ciento, "que en nuestro trabajo es un porcentaje normal", ha afirmado. Antes de esta operación, su nivel de vida ya era "medio-alto", llegó a señalar.

En cuanto a los doce vehículos de alta gama que adquirió con sus comisiones (tres de ellos vendidos poco antes de ser presentada la querella) -hechos por los que se le acusa de blanqueo de capitales y posible alzamiento de bienes-, el empresario explicó al juez Carretero que los compró en principio par alquilarlos. "Queríamos cubrir todo el segmento, entre 18 y 21 años, para el Jarama y, como en el mercado no había estabilidad y no se alquilaba, incurría en muchos gastos, y por eso vendía y compraba, que perdí dinero, se devaluaron algunos coches".