INSISTE EN SU PLAN ECONÓMICO

El PP apurará al jueves su voto en el decreto de la guerra a la espera de la llamada del Gobierno

Los populares siguen sin aclarar su posición de voto y quieren que Sánchez asuma alguna propuesta de su plan económico

El PP apurará al jueves su voto en el decreto de la guerra a la espera de la llamada del Gobierno

Tarek.

3
Se lee en minutos

El PP esperará a tener una respuesta del Gobierno sobre su plan económico para decidir el sentido del voto en el decreto de medidas contra la guerra. “Esperaremos al mismo jueves y entendemos que nos tiene que decir cuántas de estas propuestas va a aceptar”, aseguró el vicesecretario económico, Juan Bravo, tras el comité de dirección presidido por Alberto Núñez Feijóo. El PP entregó a Moncloa su plan de choque (sin el logo del PP para que el Ejecutivo asumiera lo que considerara como propio) con el objetivo de que Pedro Sánchez se pronunciara sobre sus medidas (entre ellas, una rebaja fiscal para rentas bajas y medias con ayudas directas). Por ahora el Gobierno rechaza incorporar ninguna de ellas.

Pero el objetivo de Feijóo, como publicó este diario, pasa precisamente por poner en un brete a Moncloa obligando a que se oponga abiertamente a medidas que dentro del PP consideran “socialdemócratas”. Y hasta que no diga con total claridad si se opone o no, no revelará el sentido del voto en el decreto que se incluyó la rebaja a los carburantes. Hasta el momento daba la impresión que los populares se movían en la abstención. Incluso Feijóo reconoció que el plan “contenía medidas positivas para los españoles”. 

Pero fuentes del grupo parlamentario explican a este diario que el voto en contra tampoco está descartado porque se trata de un decreto “insuficiente” que ni siquiera cumple con los compromisos adquiridos en un inicio por el Gobierno.

En realidad, el PP lanza el mensaje de que no quiere dar el no al decreto. De ahí la insistencia en apurar hasta el último día “con la esperanza” de recibir la llamada del Gobierno. “Es un documento dirigido a rentas bajas y medias, una ayuda directa a los pensionistas. ¿De verdad no hay una sola propuesta que no se pueda asumir?”, se preguntó Bravo en una comparecencia en Génova este lunes. “El Gobierno se ha reunido con ERC un domingo para hablar del espionaje y no encuentra tiempo para hablar de economía con el principal partido de la oposición”, se quejó el vicesecretario económico.

En Génova la posición que mantienen es que el PP “ha cumplido con su responsabilidad” al hacer una propuesta concreta, que entienden que el Gobierno del PSOE podría asumir con cierta facilidad. “Pedimos que olviden la filosofía de Zapatero, que consideraba que el dinero no es nadie”, dijo Bravo. “¿Tanto cuesta mejorar la eficiencia en el gasto público?”.

INTERLOCUTOR DEL CGPJ, ESTA TARDE

Feijóo trasladará en la tarde de este lunes “la persona o personas designadas” para volver a la negociación con el Gobierno del Consejo General del Poder Judicial. Bravo aseguró que el dirigente gallego se comprometió a esa fecha con el presidente del Gobierno y así lo cumplirá. Como publicó este diario, en el PP no querían abrir ese melón hasta entregar el plan económico. Y, una vez lo hicieron el viernes, la orden del presidente fue reactivar esas conversaciones.

Lo único que acordaron realmente en su reunión en Moncloa Feijóo y Sánchez fue retomar los contactos. Para ello establecieron que deberían designar interlocutores concretos y así lo harán esta misma tarde.

“Primero una cosa y después la siguiente”, resumen en el nuevo PP la filosofía de Feijóo, partidario de no tener varios frentes abiertos al mismo tiempo. De ahí que varios dirigentes aseguraran a este diario que en cuanto cerraran el plan económico, el siguiente paso sería comenzar el CGPJ. El objetivo del Gobierno es tener el nuevo organigrama renovado para el 12 de junio, momento en el que también deben designarse magistrados del Tribunal Constitucional (una parte el Ejecutivo directamente y, otra, el propio CGPJ, que ahora tiene limitadas sus funciones). El PP no pone fechas a la renovación y reconoce que “a diferencia de Moncloa, no es su objetivo”, pero tampoco niega la posibilidad de llegar a tiempo con ese propósito.

Noticias relacionadas