Operación Kitchen

La Audiencia salva a Cospedal: "Nada tiene de extraño que Villarejo comentara las detenciones"

  • Los jueces rechazan que la ex secretaria general del PP contratara al comisario: "Sobre esta anotación María Dolores de Cospedal fue preguntada por el instructor y señaló no saber a qué se refería"

  • Los magistrados aseguran que los apuntes también quedan debilitados por los testimonios de los investigados José Manuel Villarejo, Sergio Ríos y Andrés Manuel Gómez Gordo

La Audiencia salva a Cospedal: "Nada tiene de extraño que Villarejo comentara las detenciones"

José Luis Roca

6
Se lee en minutos

Las anotaciones de 2009 del comisario José Manuel Villarejo en las que alertaba al empresario Ignacio López del Hierro, el marido de la entonces secretaria general del PP María Dolores de Cospedal, de las detenciones y actuaciones policiales que el juez Baltasar Garzón había ordenado en el marco de la operación Gürtel contra cargos, empleados y colaboradores del PP no son indicios suficientes para que se siga investigando, como reclamaba la Fiscalía Anticorrupción, la supuesta implicación de la expresidenta de Castilla-La Mancha en el espionaje del extesorero del PP Luis Bárcenas.

Así lo concluyen los magistrados que componen la Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional Félix Alfonso Guevara Marcos, Carolina Rius Alarcó y Ana María Rubio Encinas, esta última en calidad de ponente, que confirman la decisión del juez instructor Manuel García Castellón de archivar la causa contra Cospedal, su marido y contra el que fuera el número dos de la entonces presidenta castellanomanchega José Luis Ortiz Grande.

"Si esas notas coincidieron con detenciones de personas afiliadas al Partido Popular, nada tiene de extraño que José Manuel Villarejo lo comentara con Ignacio López del Hierro dada la relación que éste tenía con María Dolores de Cospedal, secretaria general de dicho partido político y la que mantenían los dos primeros desde hacía muchos años, al menos veinte dijo Ignacio López del Hierro en su declaración en la instrucción, reuniéndose de vez en cuando y comentando, entre otros, temas de actualidad y mediáticos como sin duda eran detenciones de miembros de uno de los partidos políticos mayoritarios en España", destacan los magistrados en el auto, en el que rechazan que se sigan investigando los hechos, y confirman el procesamiento de la cúpula de la Policía del Gobierno de Mariano Rajoy, incluido el exministro del Interior Jorge Fernández Díaz.

"Desconexión absoluta"

En primer lugar, la Sala resta importancia a las anotaciones de Villarejo de 2008 y 2009 porque se produjeron cinco años antes de que estallara la operación Kitchen : "Existe una desconexión absoluta entre estas notas del año 2009 que se refieren a Ignacio López del Hierro como ILH y los hechos investigados en este procedimiento que se desarrollaron, según el auto recurrido, entre los años 2012 y 2013".

Sin embargo, la Fiscalía Anticorrupción consideraba estos apuntes muy relevantes, pues señalaban el inicio de las relaciones entre Cospedal y Villarejo, casi siembre con López del Hierro como intermediario. Según consta en una grabación difundida en la prensa, el marido de Cospedal llegó a asegurar en 2008 a Villarejo que recurrirían a él para "trabajos puntuales". Y uno de estos trabajos sería, siempre según Anticorrupción, la operación Kitchen.

En este sentido, el 26 de enero de 2009, un mes antes de la detención del cabecilla de la Gürtel, Francisco Correa, Villarejo apunta en sus libretas que López del Hierro le había transmitido que su "parienta" quería "datos para tomar decisiones”. En otras anotaciones, el comisario jubilado, que se presentaba en ámbitos policiales como una persona de la máxima confianza de Cospedal, pide a su jefe de gabinete que le traslade diferentes datos e informaciones de carácter policial.

No tienen dudas sobre Cospedal

En cuanto a las anotaciones de 2013, año en el que sé desarrolló el espionaje a Luis Bárcenas, los magistrados recuerdan que el 6 de noviembre hay una anotación sobre “ILH”, que dice “COSPE: Muy preocupada con los 5 pagos de 200. Me pide por favor que la mantenga informada”. Tampoco aquí los magistrados tienen ninguna sospecha de que la entonces secretaria general del PP hubiera concertado un pago a Villarejo por uno de sus trabajos, sobre cuyo testimonio no tienen ninguna duda: "Sobre esta anotación María Dolores de Cospedal fue preguntada por el instructor y señaló no saber a qué se refería, afirmando tanto ella como Ignacio López del Hierro que nunca habían hecho ningún encargo profesional a José Manuel Villarejo".

Y como indicio que convence a los magistrados a impedir que la Fiscalía Anticorrupción siga investigando si Cospedal estaba al tanto del espionaje a Bárcenas los magistrados recurren también a las palabras del comisario jubilado y otros imputados: "Estas anotaciones y mensajes no son suficientes indicios de participación de Ignacio López del Hierro o María Dolores de Cospedal en los hechos investigados toda vez que quedan debilitados por los testimonios de los investigados José Manuel Villarejo, Sergio Ríos y Andrés Manuel Gómez Gordo", dicen los jueces, que recuerdan también que tanto Cospedal como su marido reconocieron las reuniones con Villarejo, aunque por cuestiones al margen de los hechos investigados.

Los jueces también se creen la versión que dan Cospedal, López del Hierro y Villarejo, que habían negado la participación de la ex secretaria general del PP en la captación del chófer de Bárcenas, Sergio Ríos, como informante sobre los movimientos del extesorero del PP: "Aunque hay coincidencia de fechas en el mensaje de Ignacio López del Hierro y la nota de la agenda, el investigado José Manuel Villarejo no recuerda haber acudido a aquel para entablar relación con Sergio Ríos Esgueva. [...] Que María Dolores de Cospedal llamara por teléfono a José Manuel Villarejo tampoco es necesariamente indicativo de que fuera para influir en su acercamiento a Sergio Ríos a través de Andrés Manuel Gómez Gordo, pues ni uno ni otro la sitúan en el acercamiento que se produjo entre ambos, en lo que a este procedimiento se refiere", concluyen.

Recursos rechazados

La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha rechazado todos los recursos contra el auto del juez Manuel García-Castellón en el que daba por concluida la instrucción del caso Kitchen y confirma la existencia de indicios para juzgar a la cúpula del Ministerio del Interior durante el Gobierno de Mariano Rajoy, incluido quien era ministro, Jorge Fernández Díaz, por el operativo policial ilegal puesto en marcha con el objetivo de sustraer al extesorero del PP Luis Bárcenas material relacionado con la investigación judicial del caso Gürtel.

En un total de 13 autos, a diferencia de sus últimas resoluciones que han sido un revés para las conclusiones del instructor García-Castellón, la Sala desestima íntegramente todos los recursos presentados por la Fiscalía Anticorrupción, los partidos políticos PSOE y Podemos y las defensas de las once personas que finalmente se sentarán en el banquillo. Ello supone dejar fuera del procedimiento definitivamente a la exsecretaria general del PP María Dolores de Cospedal y su marido, el empresario Ignacio López del Hierro, cuya imputación había vuelto a ser solicitada por el ministerio público y el resto de acusaciones.

La cúpula policial

Además de Fernández Díaz, el instructor consideraba que debían ser juzgados por estos hechos el que fuera secretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez, el exdirector adjunto operativo (DAO) Eugenio Pino, los mandos policiales José Luis Olivera, Marcelino Martín Blas, José Ángel Fuentes Gago, Bonifacio Díez Sevillano, Enrique García Castaño y Andrés Manuel Gómez Gordo, así como el comisario José Manuel Villarejo y el que fue chófer de Bárcenas Sergio Ríos.

El juez considera los hechos constitutivos de los delitos de descubrimiento y revelación de secretos, prevaricación, omisión del deber de perseguir los delitos, cohecho, tráfico de influencias y malversación, aunque las acusaciones las perfilarán en sus escritos de calificación contra los que consideren responsables de estas prácticas.

Noticias relacionadas