Día de la patria vasca

Urkullu rechaza una bajada de impuestos: "Significa ayudar al que vive bien para que viva mejor"

El lehendakari afirma que la UE es el instrumento que permite superar las limitaciones del Estado-Nación e insta a fortalecer la gobernanza compartida

El Lehendakari, Iñigo Urkullu, en la celebración del PNV del Aberri Eguna 2022

El Lehendakari, Iñigo Urkullu, en la celebración del PNV del Aberri Eguna 2022 / Europa Press

5
Se lee en minutos

El Lehendakari, Iñigo Urkullu, ha denunciado los "cantos de sirena" de quienes se presentan en Euskadi con la nueva "receta mágica del neoliberalismo, de "menos impuestos y menos Estado", y de otros que vuelven con el "nuevo internacionalismo socialista" basado en que la Administración Pública "lo ocupe todo, gasto público para todo, como si los recursos fueran infinitos".

Por otra parte, ha manifestado que la Unión Europea es el instrumento que permite superar las limitaciones del Estado-Nación. "Hoy se acentúa la necesidad de fortalecer la gobernanza compartida con una aplicación seria del principio de subsidiariedad en base al espíritu fundacional europeo: ser una Unión entre Pueblos", ha indicado.

Urkullu ha participado este soleado domingo en la Plaza Nueva de Bilbao en la multitudinaria celebración del PNV del Aberri Eguna (Día de la patria vasca), en un acto político en el que también ha intervenido el presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar, encabezando la delegación de los principales dirigentes del partido.

De esta forma, la formación jeltzale se ha vuelto a reencontrar con sus afiliados, quienes han ondeado cientos de ikurriñas, para celebrar la 90 edición del Aberri Eguna tras dos años de pandemia, ya que en 2020 fue cancelado el acto por el confinamiento establecido y en 2021 se optó, dada la limitación de aforos, por un encuentro en formato reducido.

En su alocución, Urkullu se ha mostrado convencido de que se va a superar la actual crisis, "no con recetas mágicas ni con utopías de modelos-paraíso", en referencia a quien se presentan en Euskadi con la nueva receta mágica del "neoliberalismo". "Menos impuestos y menos Estado. Esto significa ayudar al que vive bien, para que viva mejor. Menos impuestos supone menos recursos generales, menos servicios públicos, menos sanidad, menos educación y menos protección social. No es nuestro modelo", ha dicho.

Dinero vía impuestos

Por otra parte, ha criticado a quienes vuelven con el "nuevo internacionalismo socialista, un modelo basado en que la Administración Pública lo ocupe todo". "Gasto público para todo como si los recursos fueran infinitos. No, el dinero viene de la aportación de todas y todos vía impuestos", ha aseverado.

Por ello, ha apuntado que lo que corresponde es gestionar "con rigor y previsión, con un modelo de desarrollo humano colectivo basado en la justicia social". "Nuestro modelo es trabajo, esfuerzo, gestión honesta y responsable, con los pies en la tierra. Nuestro compromiso social y humanista es que Euskadi sea lo más cohesionada socialmente posible", ha constatado.

"Nos dirigimos a la sociedad con la verdad por delante, --ha proseguido-- sin infantilismos, sin falsas promesas, sin recetas mágicas sacadas de la chistera". "Vamos a superar la crisis con los valores, compromiso y solidaridad de Euskadi, con esfuerzo y sacrificio", ha agregado, para llamar a la colaboración público-privada "asumiendo cada cual su responsabilidad".

En este punto, ha considerado "curiosa" la constancia de quien pretende instalar mensajes "confusos" dando a entender que al hablar de Euskadi se interprete como una responsabilidad exclusiva de las instituciones públicas.

Tras apuntar que el PNV va a seguir impulsando medidas transformadoras para que Euskadi haga frente a la transición digital, la transición ecológica y la transición social, ha destacado que es un País "solvente". "Tras la pandemia, nuestra riqueza per cápita está por encima de la media europea; la Unión Europea ha calificado Euskadi como Polo de excelencia en innovación; lideramos el ranking europeo de población entre 25 y 34 años que ha completado estudios terciarios; tenemos una deuda pública del 16,3% de nuestro PIB frente al 90% de media en Europa; Euskadi está entre los tres países europeos con tasas de pobreza más bajas", ha enumerado.

Unión Europea

Por otra parte, el jefe del Ejecutivo vasco ha aludido al proyecto de la Unión Europea, del que ha recordado que surgió como un proyecto de Paz. "La Unión Europea vive bajo una sensación de crisis permanente por múltiples factores. Factores que ponen de manifiesto la limitación del concepto de soberanía y la creciente interdependencia, exponente de la era global en que vivimos", ha indicado.

Por ello, ha defendido que la Unión Europea es el instrumento que permite superar las limitaciones del Estado-Nación. "Hoy se acentúa la necesidad de fortalecer la gobernanza compartida con una aplicación seria del principio de subsidiariedad en base al espíritu fundacional europeo: Ser una Unión entre Pueblos", ha aseverado.

En este sentido, ha apostado por una Unión Europea que promueva la diversidad cultural y la inclusión, la calidad de vida y el bienestar, que defienda los derechos humanos universales y la coexistencia pacífica, que impulse el modelo de desarrollo humano sostenible.

"Es nuestro compromiso. Reconocimiento de la realidad nacional de Euskadi, respeto a la capacidad de decidir de sus pueblos", ha recordado, para reclamar a una Euskadi nación en Europa.

Guerra

También se ha referido Iñigo Urkullu en su intervención a la "agresión militar unilateral del Ejército ruso que vulnera la legalidad y el derecho internacional", que ha condenado "radicalmente" desde la defensa de los valores éticos, democráticos, de libertad y convivencia. "Valores Partido Nacionalista Vasco", ha asegurado.

"Ahora, la urgencia procede de Ucrania. Hemos trabajado, desde el primer momento, en un Plan de contingencia para garantizar alojamiento y sustento vital a todas las personas, acceso a la educación, la salud y los servicios de empleo", ha manifestado.

Tras recordar que hace 85 años el pueblo vasco sufrió los primeros bombardeos indiscriminados contra la población civil, como ocurrió en Durango o Gernika, que sufren ahora cualquier ciudad en Ucrania, ha vuelto a recordar la propuesta del Grupo Vasco en el Senado en 2018: "Instar al Gobierno Español a que reconozca la responsabilidad del Ejército sublevado y del posterior Gobierno franquista del ataque, daño y sufrimiento causado por el bombardeo de Gernika el 26 de abril de 1937, como símbolo de todos los ataques aéreos contra la población civil". "No prosperó por decisión del PP", ha lamentado.

Noticias relacionadas