ENTREVISTA A LA VICEALCALDESA DE MADRID

Begoña Villacís: “Para romper un Gobierno tiene que haber razones poderosas”

La vicealcaldesa atiende a EL PERIÓDICO DE ESPAÑA desde su despacho de Cibeles y defiende su posición: "Ser serios y garantistas cotiza a la baja", dice en referencia a la moción de censura contra Almeida que la oposición exige

Begoña Villacís: “Para romper un Gobierno tiene que haber razones poderosas”

ALBA VIGARAY.

10
Se lee en minutos

Begoña Villacís (Madrid, 1977) tiene los votos para hacer prosperar una moción de censura en el Ayuntamiento de Madrid. Pero, al menos por ahora, niega tajantemente esa posibilidad: "La oposición en lo que está es en sustituir a este gobierno de coalición". La charla con EL PERIÓDICO DE ESPAÑA se produce el martes al mediodía en su despacho de Cibeles donde insiste en que se necesitan "razones poderosas" para romper un gobierno.

Cuando el miércoles salta a la luz el sumario del 'pelotazo' de las mascarillas que afecta al consistorio y, especialmente al alcalde, este diario retoma la conversación con la vicealcaldesa, que confirma que "lo está estudiando a fondo". Hasta entonces y con la reserva de que los acontecimientos van muy deprisa, afirma, esta es su posición.

Pregunta. ¿El Gobierno del Ayuntamiento de Madrid permanece unido tras el caso de las mascarillas?

Respuesta. Sí. Estamos unidos, siempre lo hemos estado. Es verdad que somos un gobierno de coalición con dos partidos, cada uno con liderazgo. Nos tratamos con respeto y seriedad. Ahora también.

P. ¿Sigue confiando en el alcalde o le pasan factura los últimos acontecimientos?

R. Ha habido cosas que, sinceramente, no me han gustado. Y especialmente en relación a la comisión de investigación sobre el presunto espionaje. En el caso de las comisiones, el alcalde no está investigado. Y es importante ser objetiva. En política se hace muchas veces ‘tabula rasa’. Intentar ser serios y garantistas cotiza a la baja porque lo fácil sería hacer una moción de censura.

Con el espionaje dentro del PP a mí la sensación que me queda, sin saber si realmente lo hubo o no, es que el PP nos lo pone muy difícil para entender lo que ha pasado. Evita traer a su gente a declarar y eso es una falta de respeto, no hacia mi, sino hacia los madrileños. Lo que sí sabemos es que ha habido una tentativa, que aquí podría haber habido corrupción. Y eso es una cosa muy seria. Tú puedes decir que estás a favor de la transparencia y que no vas a tolerar casos de corrupción. Pero lo que hay que hacer es demostrarlo. 

P. ¿Y no le parece censurable que el primo del alcalde fuera el enlace para un ‘pelotazo’ de esas dimensiones en el peor momento de la pandemia?

R. Con la información que tenemos, no me parece censurable. Por ser objetivos. Y para mí, siendo de otro partido político, lo fácil sería decir que en el PP son unos amorales… Pero es que en aquellos tiempos nosotros estábamos desesperados porque no teníamos mascarillas. Cada vez que veía a un policía local sin protección… Eso hay que vivirlo. No dormíamos por la noche. ¿Qué me parece mal? Que el señor Feijóo hable de todo menos de corrupción.

"Intentar ser serios y garantistas cotiza a la baja porque lo fácil sería hacer una moción de censura"

P. Le insisto. ¿No es compatible que el alcalde no esté imputado con sentir indignación por las comisiones millonarias de dos empresarios gracias a un contacto que es familia de Almeida?

R. Claro que me indigna. Me parece una vergüenza. El calificativo que utilicé el primer día fue el de “jetas”. Y es la primera palabra que se me vino a la cabeza cuando me enteré del reloj de lujo, los coches, el yate… Con lo que nos costó en ese momento buscar los contratos, las mascarillas, con la necesidad que había… Aprovecharte de la desesperación de los madrileños y comprar un yate con dinero público y con esa desesperación es vergonzoso. Por eso nos hemos personado como ayuntamiento y como Funeraria. Espero que ese yate se vuelva a convertir en dinero en el bolsillo de los madrileños.

P. Y en mitad de este malestar que expresa y sabiendo que cuenta con los votos de la oposición, ¿en ningún momento, aunque fuera uno solo, se ha planteado la moción de censura?

R. La verdad es que no. En este tiempo no he pensado en eso. La oposición está en sustituir a este gobierno de coalición. Los que me piden hacer una moción de censura no piensan en si la situación tiene la suficiente entidad para impulsar esa moción. Lo hacen porque no quieren que gobernemos nosotros. No quieren un gobierno de conservadores y liberales. Pero para romper un gobierno y fallar a tu pacto tiene que haber razones poderosas. Nosotros no somos Mañueco. Nosotros somos decentes. Ahora recuerdo sin parar a García Egea diciendo que estábamos pergeñando una moción de censura. Aquí tiene la prueba y la realidad de que somos más serios que ellos.

P. En menos de dos meses ya ha dicho públicamente que su socio le ocultó información muy importante y se enteró por la prensa. ¿Eso cómo lo lleva?

R. Yo distinguiría los dos casos. Lo de la comisión de investigación sí que fue… Cuando nos enteramos de que el PP, y ojo porque esto no le pasó al Ayuntamiento, estaba haciendo una investigación sobre Isabel Díaz Ayuso a través de la EMVS teniendo Ciudadanos la vicepresidencia de esa empresa pública y varios consejeros, pues es que la situación era muy distinta. Hay contradicciones muy importantes. Y por eso insisto que ayudaría mucho que Feijóo llamara a filas a sus compañeros.


/ ALBA VIGARAY.

P. ¿Usted cree que Feijóo tendría que intervenir en este caso?

R. Sí. Creo que si aspira a ser candidato a la presidencia y lidera el PP, me gustaría saber qué piensa de la corrupción, de la transparencia y cómo reacciona ante ella. Y ante el primer caso que ha tenido delante, aquí en el ayuntamiento de Madrid, la posibilidad de que se esté produciendo o se haya investigado a una compañera de partido… Yo esperaría más contundencia o rotundidad. Ayuso tampoco quiere venir, y eso que lo haría como damnificada. Ella dio la voz de alarma. ¿Cómo se enteró? Porque entonces sabríamos qué ha pasado en este Ayuntamiento y podríamos limpiar el nombre de la institución. No hay un compromiso real con la transparencia si luego no vienen a comparecer.

"Aprovecharte de la desesperación de los madrileños y comprar un yate con dinero público es vergonzoso"

P. Si las comparecencias no prosperan y la comisión de investigación queda vacía, ¿va a dar el caso también por cerrado?

R. No. No daré el caso por cerrado y veremos cómo lo abordamos porque yo quiero saber lo que ha pasado aquí. Aún quedan comparecientes y algunos son muy interesantes. He vuelto a llamar y reclamar la presencia de todos los que han dicho que no. Les vamos a dar una segunda oportunidad porque si no vienen está claro que no quieren contar lo que saben. Les hemos dado todas las facilidades. Yo represento a esta institución y mi honor va en esto también.

P. Es decir, ¿garantiza que este Gobierno aguanta tal y como está hasta mayo de 2023?

R. Yo creo que sí. Y ahora viene la parte más bonita porque llevamos tres años sembrando e invirtiendo y empezamos a recolectar resultados. Sí espero que no salga un solo caso más de este tipo… Necesitamos tranquilidad para gobernar. Yo cada vez que veo el esperpento del Gobierno de la Nación y cómo unos opinan distinto a otros… José Luis y yo discrepamos en muchas cosas, especialmente en la parte más social, tenemos distintos pensamientos, pero también sabemos hablar las cosas y hacer lo mejor para Madrid. Unas veces ganan ellos y otras, nosotros. En materia medioambiental, por ejemplo, no han echado atrás la zona de bajas emisiones porque Ciudadanos no va a permitirlo. Tenemos un gobierno equilibrado. 

P. Desde esta semana Vox ya es oficialmente un partido de Gobierno. Al final Mañueco solo consiguió cambiarles por otro socio.

R. Un partido de gobierno es mucho decir. En Castilla y León tienen, para empezar, un vicepresidente sin funciones asignadas. Vox se ha metido en el gobierno solo para decirlo, no para gobernar. Y es muy curioso porque ocurre en la misma semana en la que el PP se atreve a decir que son el partido que más se parece a Macron. En Francia Macron se enfrenta a Le Pen. Y en España el PP está con quienes representan a Le Pen. Nos han sustituido por Vox y me parece un mal negocio. 

Además, lo han hecho de una forma tramposa y sucia. Mañueco convocó elecciones en base a dos mentiras: que íbamos a impulsar una moción de censura que ya votamos en contra, y que negociábamos los Presupuestos a sus espaldas, cuando Paco Igea demostró que no era así con un WhatsApp. Son dos maneras de hacer política. En Ciudadanos, yo podría ser alcaldesa hoy y soy una persona decente, me gusta tener palabra y no me ha degradado la política.

"Yo podría ser alcaldesa hoy y soy una persona decente, me gusta tener palabra y no me ha degradado la política"

P. ¿Será la primera de muchas coaliciones entre PP y Vox? 

R. Detrás de los partidos hay personas que les votan y para mí merecen todo el respeto. Pero en Castilla y León han cambiado totalmente las dinámicas con ese pacto. La violencia intrafamiliar existe porque por supuesto que hay niños y personas mayores agredidas, pero negar que las mujeres no tenemos más posibilidades de ser agredidas por el hecho de ser mujeres es una estupidez y un síntoma retrógrado. Lo importante no son los pactos, sino los contenidos de los pactos. Esta es la primera vez que vamos a ver en España cómo se rompen consensos y avances. Y en Europa ir de la mano y tener de compañeros a los aliados de Le Pen, Bolsonaro o Salvini, no es nada positivo. 

P. Da por hecho que el PP va a transigir con la agenda ideológica de Vox.

R. Claro que sí. A mí me gustaría pensar que no porque escuchamos a Feijóo declaraciones en las que parecía que se iba a apartar de eso. En realidad el PP lo tiene muy fácil. Optaron por Vox en vez de por Ciudadanos porque el señor García Egea decía que ellos eran más fiables que nosotros. Creo que está claro que no es verdad. En Andalucía Vox no apoyó los Presupuestos y en el Ayuntamiento de Madrid nos hacen el mandato irrespirable. 

P. La siguiente cita electoral es la andaluza. ¿Ciudadanos tiene opciones de sobrevivir?

R. Las tiene. Se que no estamos en nuestro mejor momento, yo no soy de las que pone una sonrisa y punto. Cuando los polos se hacen fuertes, el centro sufre. Siempre nos ha pasado. Pero llegará el momento en el que se volverá a pedir sensatez y sentido común. Este es un momento en el que tenemos que aguantar. El centro va a sobrevivir, lo hemos visto en Castilla y León con una ley electoral más adversa. Es fundamental que aguantemos en este cambio de ciclo. Andalucía va a estar mejor con Ciudadanos y si a la gente le ha gustado lo que ha pasado en esta legislatura, lo que tiene que hacer es volver a votar lo mismo.

P. ¿Dónde se ve en 2023? Esta pregunta es recurrente.

R. A mí lo que me apasiona es la ciudad de Madrid y me encanta la política local, la transformación de las ciudades, la política para el ciudadano… Pero también soy consciente que necesitamos un país en el que el centro vuelva a marcar el debate. PP y PSOE son mejores cuando compiten con el centro. Yo estaré donde se me necesite.

P. ¿Cuál es el legado que dejará este gobierno de coalición en Madrid?

R. Para mí uno de los proyectos más bonitos e importantes, y siento que aún sea tan desconocido, es el bosque metropolitano. Lo hemos presentado en la ONU. Es la mayor infraestructura verde que se va a hacer en Europa en la próxima década. Es un bosque de 75 kilómetros que empieza a rodear la ciudad de Madrid. Ya llevamos 63 hectáreas y tenemos una página web en la que se van contando los árboles plantados. Me parece maravilloso. Siempre se apuesta por infraestructuras grises y nosotros hemos apostado por esto. Hemos hecho muchísimas cosas, creando por cierto el mayor centro de refugiados de toda Europa. El anterior ayuntamiento puso una pancarta en Cibeles, nosotros ya hemos creado más plazas que ellos en cuatro años. Quien diga que esta ciudad va mal, miente. Esta ciudad está muy estimulada, creemos en la colaboración público-privada, escuchamos a todos los sectores, estamos muy en contacto con la hostelería, con las empresas de innovación… Cualquiera que pasee por Madrid sabe que está funcionando bien. 

Noticias relacionadas