NEGOCIACIÓN EN EL GOBIERNO

El acuerdo con Podemos se cerró 'in extremis' esta mañana y retrasó los contactos del Gobierno con los grupos

  • El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, comenzó a llamar a los grupos parlamentarios el domingo a última hora

  • El Consejo de Ministros aprobará este martes el plan de choque contra los efectos económicos de la guerra en Ucrania, que incluye una rebaja general de la gasolina

  • El margen para negociar con los partidos es muy estrecho aunque el Ejecutivo mantiene que ha incluido algunas de las propuestas que formularon

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, en el acto de Europa Press de este lunes.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, en el acto de Europa Press de este lunes. / José Luis Roca

3
Se lee en minutos

Las diferencias en el seno del Gobierno de coalición sobre las medidas que debía contener el plan de choque para hacer frente a las consecuencias económicas de la guerra en Ucrania y el espectacular alza de la luz, el gas y los carburantes han demorado la elaboración del real decreto ley sobre el que a lo largo del fin de semana han trabajado las tres vicepresidentas del Ejecutivo -Nadia Calviño, Yolanda Díaz y Teresa Ribera- y el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños.

El acuerdo interno, que incluye una bajada de 20 céntimos en el precio del litro de gasolina, no se ha producido hasta esta misma mañana y eso ha generado, a su vez, un retraso en las conversaciones con los grupos parlamentarios. La negociación entre el PSOE y Unidas Podemos, según las fuentes consultadas, se enquistó en torno a dos decisiones: la protección del empleo, con medidas de flexibilidad interna como los ERTES, para evitar despidos y las revisiones de los alquileres durante los próximos tres meses, que tendrán un límite del 2%.

Estos dos temas no se han resuelto hasta este mismo lunes, poco antes de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, avanzara las primeras medidas en un foro de Europa Press. Aunque el Gobierno prometió a los grupos parlamentarios que mantendría contactos a lo largo del fin de semana sobre el contenido del real decreto ley, las llamadas no se produjeron hasta ayer a última hora y esta misma mañana. En estas conversaciones el Ejecutivo se ha limitado a transmitir las "líneas generales" del real decreto ley que este martes aprobará el Consejo de Ministros.

Según aseguran fuentes gubernamentales, Bolaños habló con PP, ERC, Cs, PNV y Más País y el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, Rafael Simancas, con el resto de grupos parlamentarios. El momento en que se han realizado los contactos deja muy poco margen para negociar con los partidos. Pero el Gobierno asegura que se ha optado por incluir algunas de las medidas que los grupos plantearon, en una ronda inicial de reuniones, y que se han incorporado al texto.

Desde La Moncloa se apunta que han percibido una "buena acogida" y que "el tono ha sido constructivo". "El Ejecutivo espera que los partidos políticos demuestren unidad y responsabilidad en la respuesta a la guerra provocada por Putin y se sumen al gran acuerdo de país que ha propuesto el presidente y que necesita España", destacan.

DISTINTA REACCIÓN DE LOS SOCIOS

Sin embargo, según ha podido constatar EL PERIÓDICO DE ESPAÑA, la reacción de los grupos ha sido diversa, sin que ello presuponga su voto final. Fuentes del PNV señalan que "se ha producido la conversación aunque ha consistido en generalidades". Su propio portavoz, Aitor Esteban, defendió en las redes sociales que "hemos tenido una conversación telefónica de 5 minutos hoy lunes a la mañana". "Ahora estoy informándome a través de los medios sobre lo que ha explicado el presidente en su conferencia", precisó. "Contactar. Estrictamente eso: contactar", subrayó.

Fuentes de ERC reconocen también la llamada esta mañana. "Tenemos que saber detalles y letra pequeña", aseguran. Aunque en su caso, apuntan, "a priori parece que recoge bastantes de las propuestas que les hicimos llegar". El contacto con Ciudadanos fue este domingo a las 23 horas pero apenas se comentó nada sobre el contenido del plan de choque, que Sánchez comenzó a desgranar la mañana de este lunes. El Gobierno sí transmitió a la formación naranja que habían incluido algunas de sus ideas pero sin detallar de cuáles se trataba. Desde el PP se confirma únicamente una conversación con el ministro de la Presidencia también ayer sobre esa hora". Fue, indican, "la primera llamada y por ahora la única". En esos momentos el bloque socialista del Ejecutivo continuaba la negociación con Unidas Podemos.

Noticias relacionadas