GUERRA UCRANIA-RUSIA

El Gobierno explora las vías para aumentar cuanto antes el gasto en Defensa: "Todo está abierto"

  • Hacienda trabaja con la idea de que el compromiso de Pedro Sánchez de incrementarlo hasta el 2% del PIB se plasmará ya en los próximos presupuesto

  • Pero no se descarta que deben aprobarse ampliaciones de crédito para elevar el gasto en Defensa "en los próximos meses"

  • El Ejecutivo cree que el PP lo apoyaría y esto da tranquilidad para una futura votación en el Congreso

  • Yolanda Díaz habló ayer con el presidente del Gobierno para transmitirle el rechazo del bloque morado

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a su salida de una Sesión de Control en el Senado, a 21 de diciembre de 2021.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a su salida de una Sesión de Control en el Senado, a 21 de diciembre de 2021. / Jesús Hellín / Europa Press

3
Se lee en minutos

La guerra en Ucrania ha situado al Gobierno español en la tesitura de aumentar el gasto en Defensa. No sólo por la eclosión de un debate abierto en toda Europa, con Alemania, que ya ha anunciado un histórico incremento de la inversión militar, a la cabeza, sino por la convicción de que es necesario estar preparados ante un futuro totalmente incierto, desde que el 24 de febrero Vladímir Putin lanzó sus tropas sobre Kiev.

El trasfondo oficial es cumplir con el compromiso adquirido con la OTAN de alcanzar un gasto del 2% del PIB, en la cumbre de Gales de 2014, pero el real es un refuerzo general de la política de seguridad y defensa de la UE ante la amenaza que ahora representa Rusia. Esto es lo que motivó el anuncio del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el lunes por la noche en La Sexta, de que tratará de alcanzar este objetivo en los próximos años.

El Ministerio de Hacienda trabaja con la idea de que este incremento del presupuesto de Defensa se plasmará ya en los próximos presupuestos. Este es el plan previsto pero la preocupación en el Ejecutivo por el desarrollo de la guerra en el este de Europa es, según apuntan fuentes socialistas, cada vez es mayor. La sensación, explican, es que Putin está buscando una respuesta de la OTAN al situar como objetivo a las centrales nucleares, bombardear hospitales, no respetar los corredores humanitarios o realizar ataques a 25 kilómetros de la frontera con Polonia. Y eso aboca a un escenario en que "todo está abierto". La evolución del conflicto determinará la inversión militar.

En este sentido el Gobierno explora distintas vías para proceder a un incremento del gasto por si fuera necesario hacerlo "en los próximos meses". La comunicación con el grupo popular en el Congreso es fluida y el Ejecutivo estrena hoy con el principal partido de la oposición la ronda de contactos con las formaciones parlamentarias para acordar un plan nacional de respuesta a las consecuencias económicas de la guerra. Esta es otra de las grandes preocupaciones de La Moncloa. Nadie en el Gobierno niega el "grave impacto económico".

AMPLIACIÓN DE CRÉDITO

Si la situación en Europa se agravara el Ejecutivo podría aumentar el dinero destinado a Defensa con la ampliación de un crédito presupuestario, que aprobaría primero el Consejo de Ministros y necesitaría después el aval del Congreso. Pero es un asunto que divide al Gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos. La formación morada no está de acuerdo con un aumento de la inversión militar y ayer la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, se lo transmitió al presidente del Gobierno, en una conversación entre ambos.

Pero, a diferencia de otros temas en lo que el Ejecutivo se ha encontrado con grandes dificultades para conseguir votos, la parte socialista da por seguro que en materia de Defensa contarán con el respaldo del PP. Cuentan con este partido para poder aprobarlo si se descolgará su socio de coalición o algunos de las formaciones que conforman su mayoría parlamentaria.

"HOY UCRANIA, MAÑANA OTROS"

En todo caso, aunque Unidas Podemos hizo pública ayer su discrepancia, que Díaz comunicó a Sánchez antes de que trascendiera, fuentes de este bloque descartan que el Gobierno de coalición "se rompa" por un aumento del presupuesto de Defensa. Asumen sin mayor discusión que tanto la Política Exterior como la de Defensa está en manos de los ministros socialistas. Y también que la situación de presión internacional, la nueva relevancia que ha adquirido la OTAN en Europa, es lo que ha llevado a Sánchez a plantear un aumento del gasto. Algunas fuentes consultadas lo ven más como un ejercicio de "disuasión" ante Rusia.

Sin embargo, la ministra de Defensa, Margarita Robles, cree que la amenaza de Putin es bastante más real y que esto es lo que ha llevado al presidente a adoptar esta decisión. "Estamos ante una guerra de una enorme crueldad, que está masacrando a la población civil. Hoy es Ucrania mañana pueden ser otros países", manifestó. Según Robles la inversión militar es en estos momentos "invertir en paz", que está "seriamente comprometida en Ucrania y en Europa".

Noticias relacionadas