INQUIETUD EN EL PARTIDO

Feijóo explora en el Congreso y el Senado la alineación del futuro PP

En el partido dan por hecho que desembarcará con personas de su confianza de Galicia, pero también apuntan a que tendrá que hacer el equipo en Madrid con diputados, senadores y dirigentes asentados en la capital

Alberto Núñez Feijóo.

Alberto Núñez Feijóo. / Cabalar

4
Se lee en minutos

La inquietud dentro del PP ante el hermetismo del futuro líder nacional no deja de crecer. Y, ante la falta de certezas y la convicción de que las decisiones no se conocerán hasta el último momento, a las puertas del congreso extraordinario de abril en Sevilla, diputados y senadores son conscientes de que sus movimientos se miran con lupa. En el partido dan por hecho que Alberto Núñez Feijóo desembarcará en Madrid con personas de su estricta confianza de Galicia, pero también insisten en que tendrá que hacer “la alineación” con dirigentes de distintos territorios que ya están instalados en la capital. “El equipo con el que tendrá que jugar por ahora es el que hay. Tiene que hacer la plantilla con los que estamos en las Cortes”, coinciden distintos parlamentarios.

Otra cosa, dicen dirigentes veteranos, es que con el tiempo pueda seguir introduciendo cambios y novedades. En ese sentido, apuntan a que podría ir forjando el nuevo partido en distintas fases. Lo primero será una dirección que componga su núcleo duro y la nueva ejecutiva. Este miércoles por la tarde el presidente de la Xunta formaliza su candidatura con la presentación de avales en Génova.

En el partido descuentan algún cambio en el Congreso y el Senado que sirva para visualizar su impronta. La portavocía de Cuca Gamarra en la Cámara Baja se mantiene por ahora mientras compatibiliza el cargo con la coordinación general del partido. La duda de su continuidad tiene que ver con el próximo ciclo electoral y las papeletas que acumula para ser la candidata a la presidencia de La Rioja, a pesar de que ella prefiere permanecer en el Congreso. El recambio, en todo caso, no está nada claro según todos los dirigentes sondeados por este diario.

Otras miradas se centran en Javier Maroto. Su permanencia como portavoz en el Senado no está tan clara en distintos sectores del PP. También debe despejarse la incógnita de si el presidente de la Xunta da el salto a la Cámara Alta para confrontar con Pedro Sánchez. Feijóo sopesa esa fórmula porque sería la manera de medirse directamente con el presidente del Gobierno. Si no fuera senador por designación autonómica, no tendría una puerta de entrada a las Cortes Generales y se vería obligado a buscar el foco de líder de la oposición de otra manera.

Más adelante, cuando se acerquen las elecciones generales y toque confeccionar listas, podrían visualizarse otros cambios. Sería una segunda fase, explican las mismas fuentes. Y, en este marco, los ojos están puestos en ‘pesos pesados’ del viejo PP que fueron apartados abruptamente por Pablo Casado y Teodoro García Egea.

A pesar de que la futura presidencia del PP ha revolucionado al partido de arriba abajo, reactivando a dirigentes en el Senado y encendiendo las alarmas de todos los territorios, los más experimentados en el partido descartan que Feijóo esté pensando en recuperarlos a todos ellos para la nueva etapa. “Una cosa es equilibrar, integrar, recuperar a ciertas personas o contar con ellas, y otra es volver al pasado. Eso no pasará”, dicen los pocos dirigentes que se atreven a realizar aseveraciones. 

La mayoría de ellos no sólo señala el hermetismo de Feijóo, sino que da por hecho que su llegada a Madrid se producirá con prudencia y desconfianza. En el PP cuentan con que el presidente de la Xunta “confía y habla” con muy pocas personas del partido, lo que obliga a una “discreción absoluta” sin que haga falta siquiera pedirlo.

Dirigentes territoriales cuentan con que la gira que el gallego emprende desde este viernes en su campaña hacia la presidencia del PP — unas primarias de alfombra roja sin un solo rival de peso—  servirá también para que “escuche” y “explore” posibles candidatos para su equipo. La tournée empieza este viernes en Murcia y terminará el día 20 de marzo en Extremadura. En estas dos semanas pasará por todas las CCAA. 

Ya el día 21 de marzo, una semana y media antes del inicio del congreso, está prevista la votación de doble urna: la de la elección directa de la militancia al presidente y la de los compromisarios, que son los que finalmente tienen la voz en el congreso. Según explican desde el Comité de Organización del Congreso (COC) que lidera Esteban González Pons, podría suprimirse la urna de las bases en caso de que no hubiera otro candidato alternativo a Feijóo.

La decisión será del presidente del COC, según distintos presidentes provinciales. La decisión genera algunas dudas porque, aunque no tenga rival, algunos dirigentes creen que la imagen de privar a los afiliados de votar no sería buena. Feijóo ya dejó claro en una entrevista en ‘El Mundo’ que es partidario de cambiar el sistema de primarias: “No creo en las primarias asamblearias, sino en las primarias de compromisarios”, dijo.

En todo caso, ese cambio no llegará en este congreso, que por ser extraordinario y urgente, se limitará al relevo en la presidencia. El debate de ponencias política y estatutaria tendrá que producirse en un congreso posterior que, en todo caso, no hay obligación de convocar de manera inmediata. 

Lo que está claro también es que Pablo Casado intervendrá a modo de despedida en ese congreso, probablemente el viernes por la tarde. El sábado se reservará para los discursos de Feijóo, ya proclamado presidente, y de Juanma Moreno Bonilla, anfitrión del cónclave y barón territorial con un peso clave en el futuro partido. También tendrán un papel los expresidentes José María Aznar y Mariano Rajoy.

Noticias relacionadas