CASA REAL

El historiador que recibió 15 millones de Juan Carlos I en Jersey señaló al emérito como beneficiario

  • La Fiscalía destaca que Joaquín Romero Maura pidió que el monarca fuera considerado "el tercer beneficiario" si fuera apartado de la jefatura del Estado, aunque nunca llegó a estar formalmente designado

  • Una parte de los fondos que el emérito escondía en Jersey procedía de una donación de unos 9 millones de dólares estadounidenses que había realizado Simeón de Bulgaria en 1999

El historiador que recibió 15 millones de Juan Carlos I en Jersey señaló al emérito como beneficiario
5
Se lee en minutos

El historiador y financiero Joaquín Romero Maura, que recibió en 2004 en el paraíso fiscal de Jersey un total de 14.923.604 euros de dos 'trust' vinculados a Juan Carlos I, envió el 17 de julio de 2009 una carta al gestor de la firma ' The JRM 2004' en la que proponía que el rey emérito fuera considerado en el futuro como "beneficiario" de estos fondos opacos, según indica el decreto de archivo de la Fiscalía, que especifica que este nombramiento no se llegó a concretar.

"El llamado The Third Beneficiary (el tercer beneficiario) se trata de un beneficiario contingente pues depende, dice el señor Romero Maura, de que ocurran ciertos hechos improbables, en circunstancias que califica de 'tiempos problemáticos'. Sería la persona o personas que hubieran cesado en la Jefatura del Estado de España (Head of State), a causa de un golpe anticonstitucional u otra similar circunstancia inhabilitante", completa el fiscal Alejandro Luzón, jefe de Anticorrupción.

En este sentido, el fiscal considera "relevante" a la hora de exonerar a Juan Carlos I el hecho de que el "tercer beneficiario" nunca llegara a estar formalmente designado por los "trustees" [gestores], órgano del 'trust' competente para hacerlo.

"Una pérdida de estatus"

En la misiva Romero Maura, que hoy en día padece una enfermedad inhabilitante, aclaraba que la expresión en inglés "Head of State" (jefe de Estado) debía interpretarse ampliamente, incluyendo no solo al monarca sino "a otros servidores públicos", sin especificar el nombre, reconocidos en ese momento por una Constitución liberal democrática, siempre según el fiscal. "Tampoco habría de exigirse que esta persona hubiera sido literalmente destronada, derrocada, depuesta o exiliada. Bastaría que le cualificara una pérdida de estatus implícita en los acuerdos que hubieren sido aceptados en aras de la armonía civil", prosigue Luzón, que se refiere a la carta del historiador Joaquín Romero Maura.

Además, el beneficiario de los 15 millones de euros del emérito precisaba en su misiva que "en ninguna circunstancia" 'el tercer beneficiario' podría recibir fondos de The JRM 2004 Trust mientras fuera Jefe del Estado. También expresaba su deseo de que los gestores le consultaran para determinar la identidad del "tercer beneficiario", aunque en caso de duda, proponía que lo eligieran los editores de los cinco principales periódicos del Reino Unido. "Manifiesta igualmente su deseo de que los gestores del 'trust' reserven 10 millones de dólares estadounidenses para el caso de que se llegue a designar a este llamado tercer beneficiario", completa el fiscal en su decreto de archivo.

La investigación de la Fiscalía se abrió el 19 de octubre de 2020 después de que el Servicio Ejecutivo de la Comisión de Prevención del Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias (SEPBLAC) alertara de que Joaquín Romero Maura disponía de 8,5 millones de libras (10,2 millones de euros) y activos en entidades financieras en las islas de Jersey y Guernsey, que podrían estar vinculados con Juan Carlos I.

14,9 millones traspasados

La Fiscalía del Tribunal Supremo descubrió que Juan Carlos I había traspasado en 2004 el dinero que tenía en dos 'trust' a Joaquín Romero Maura, quien había constituido en el paraíso fiscal de Jersey el 'trust' The JRM 2004. Esta compañía se abrió con un ingreso inicial de 14.923.604 euros. Estos fondos, según el Ministerio Fiscal, procedían de la liquidación de Tartessos Trust, que fue fundado en 1995 con aproximadamente 4.000.000 de dólares; y de Hereu Trust, creado en 1997 con alrededor de 1.000.000 de dólares, según consta en uno de los dos decretos con los que se archivan las investigaciones sobre el anterior jefe del Estado.

Estos dos 'trust' fueron constituidos en Jersey por Manuel Jaime de Prado y Colón de Carvajal, fallecido en 2009, y considerado una de las personas de la máxima confianza de Juan Carlos I. "Puesto que no existe documentación soporte de estos 'trust', no se conoce el origen de los fondos con que fueron creados. La finalidad de ambos 'trust' era apoyar al entonces rey Juan Carlos I en el caso de que fuera depuesto por un golpe inconstitucional o una situación similar y tenían a este como único beneficiario", concluye el fiscal, que rechaza atribuir cualquier delito al monarca.

No obstante, el Servicio de Prevención del Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias (SEPBLAC) apuntó que una parte de los fondos provendría de una sociedad, Nadine Limited, que habría recogido donaciones de personas no identificadas que apoyaron entre los años 50 y 70 a Juan Carlos de Borbón. Otra parte de los fondos procedía de una donación de unos 9 millones de dólares estadounidenses efectuada en 1999 por Simeón de Bulgaria, procedentes de inversiones financieras en la entidad JP Morgan en Suiza.

Joaquín Romero Maura

Además, el fiscal informa en su decreto de que la documentación analizada apunta a que después de la cesión del dinero solo Joaquín Romero Maura se valió de los fondos del 'trust', que ha tenido durante todos estos años una baja actividad. En concreto, este historiador habría sacado dinero para financiar la compra de propiedades.

Tres organizaciones benéficas

Además del propietario del 'trust' y de su mujer, las organizaciones benéficas Birmingham Children's Hospital Charities, Great Ormond Street Hospital Children´s Charity y British Refugee Council se beneficiaron del dinero escondido en Jersey. Estas fundaciones no han tenido vinculación con Juan Carlos I o personas de su entorno, quienes tampoco han tenido la condición de beneficiarios.

Y como prueba de que no se puede atribuir ningún delito en este caso a Juan Carlos I, la Fiscalía resalta que entre 2004 y 2021 no se ha detectado ningún indicio que permita vincular The JRM 2004 Trust con Juan Carlos de Borbón, ni en su gestión ni en la capacidad para disponer de los fondos; en ningún momento ha tenido la condición de beneficiario del trust ni consta que haya percibido cantidad alguna de sus cuentas.

Bermuda Trust

Noticias relacionadas

En el primer año de vida del 'trust' The JRM 2004, la firma Bermuda Trust (Jersey) Limited, una de sus propietarias, distribuyó 2.497.689 euros del capital en favor de Joaquín Romero Maura. Tras estas disposiciones, la situación patrimonial de JRM 2004 Trust a 31 de marzo de 2005 reflejaba unos fondos de 12.030.605 euros.

En todo caso, prosigue el decreto, desde la abdicación de Juan Carlos I, que se hizo efectiva el 19 de junio de 2014, las disposiciones del 'trust' de Jersey han sido en cuantías que no alcanzan la cuota correspondiente a un delito contra la Hacienda Pública: "Aun cuando tales fondos hubieran sido eventualmente entregados a un contribuyente español, algo de lo que no existe constancia alguna".