GUERRA DE UCRANIA

Armas a Ucrania y precios en España: las dos disputas que librará el Congreso en el debate con Sánchez

  • El Gobierno afronta un debate en el Congreso en el que prevalecerá un clima de apoyo, lo que no quita que haya críticas al envío de armas

  • ERC y EH Bildu se pronunciará en contra; Cs y Vox están a favor de que las entregas también se hagan al margen de la UE

  • Las críticas se centrarán previsiblemente en las repercusiones económicas que experimentará España

Armas a Ucrania y precios en España: las dos disputas que librará el Congreso en el debate con Sánchez
7
Se lee en minutos

El presidente, Pedro Sánchez, se va a encontrar este miércoles en el Congreso un ambiente menos irascible de lo habitual, pero eso no significa que el debate sobre la guerra de Ucrania le vaya a resultar tranquilo. El PP, principal partido de la oposición, ha expresado un apoyo nítido al Gobierno, lo que sin duda contribuirá a bajar los decibelios del volumen parlamentario, casi siempre ruidoso. Es más que probable que las críticas más fervorosas y exageradas se las haga Vox. De Cs no cabe esperar inquina, más bien al contrario.

Se va a dar la paradoja, en el hemiciclo del Congreso, que la oposición más frontal, y posiblemente la más lacerante, provenga del aliado parlamentario preferente. ERC, desde el inicio de la invasión rusa a Ucrania, se ha mostrado en contra de la escalada militar, al igual que EH Bildu, que no es socio tan preferente aunque ha cogido un protagonismo notable durante el último año por su apuesta por la potenciación de la agenda social. En Unidas Podemos la decisión es el respaldo al presidente, incluso en el lado más controvertido para una formación que tiene en su ADN el antibelicismo: el envío de armas.

Precisamente esta cuestión se va a convertir en el foco al que acudan todos los grupos, dada la expectación que durante las últimas 24 horas ha adquirido la determinación del presidente de enviar armamento a través de un fondo europeo. También atraerán polémica las previsibles nuevas medidas destinadas a mitigar los seguros efectos energéticos y económicos de la invasión. Se avecinan meses de precios disparados. En este campo la oposición de la derecha sí golpeará más duro al presidente, dialécticamente hablando.

El debate sobre la guerra de Ucrania, que no conlleva votación, alumbrará además cuestiones escénicas que la actualidad y el PP han propiciado. Una tiene que ver con el liderazgo de los populares, ahora en manos de Cuca Gamarra tras la convocatoria del congreso extraordinario que culminará con la renovación de la dirección nacional. A lo largo del mes de marzo la diputada riojana será coordinadora general y portavoz parlamentaria. Durante 31 días será la voz de más autoridad de su partido. Este miércoles tiene su estreno como tal. Asimismo, se ausentará Inés Arrimadas, presidenta de Cs, pues acaba de dar a luz a su segundo hijo.

Y un detalle simbólico no menor. La Presidencia del Congreso informó de que Meritxell Batet ha invitado a la tribuna al encargado de negocios de la Embajada ucraniana.

Armas en Ucrania

Sánchez anunció en una entrevista en TVE que España sí pondrá armas en Ucrania, pero no lo hará bilateralmente, sino a través del Fondo Europeo para la Paz, un instrumento con el que por primera vez la mayoría de los Estados miembros comprará armamento. 450 millones lo componen; el Gobierno español movilizará 45.

El equipamiento militar que se adquirirá a través de este Fondo fortalecerá las capacidades de las fuerzas armadas de Ucrania, expuestas a ataques cada vez más feroces de sus vecinos rusos. La finalidad ha generado dudas en el bloque parlamentario de la izquierda. El diputado de Compromís, Joan Baldoví, es quien con más sinceridad se expresó este martes, en rueda de prensa en el Congreso. "Voy a ser muy sincero y voy a hacer una cosa que no solemos hacer los políticos: tengo muchísimas dudas. Las armas sólo producen dolor, sufrimiento y muerte, pero me pongo en el lugar de un padre o un abuelo ucraniano que ha tenido que enviar fuera a sus hijos y entiendo que las declaraciones valen poco y que preferiría un arma", ha destacado.

El valenciano se ha manifestado a favor de la medida, y por tanto apoyará al Gobierno, como hará su compañero de bancada Íñigo Errejón, líder de Más País. Ambos coinciden en la importancia de la coordinación europea, además. El diputado madrileño ha pedido, no obstante, que la compra de armas por medio del fondo de la UE no desencadene una carrera por ver qué Estado manda qué arma a los ucranianos. "La guerra va para largo", ha dicho, "y por eso mejor esfuerzos sostenidos y planificados". La salida diplomática ha de ser la prioridad.

Esto lo comparte Unidas Podemos. Hasta ahora no han trascendido discrepancias llamativas, aunque la ministra Margarita Robles haya dejado algunos recados que, según sus términos, ha atribuido a la inexperiencia. Para disipar susceptibilidades, sobre todo relacionadas con el papel de la OTAN, la titular de Trabajo, Yolanda Díaz, ha ensalzado la unidad europea en su perfil de Twitter, en donde ha lanzado el mensaje que con más o menos palabras han enfatizado en su grupo parlamentario. "Es momento de proteger inequívocamente al pueblo ucraniano", han sido sus palabras.

Vladimir Putin está en el centro de la diana de Unidas Podemos. Jaume Asens, presidente del grupo parlamentario, ha hecho hincapié en ello, al igual que en la "legítima defensa" del pueblo ucraniano, por lo que ha salido en defensa del envío de armas en este momento, aunque con un llamamiento a la contención. Hay que evitar la escalada como sea.

Margarita Robles.

/ EUROPA PRESS

Justo eso es lo que va a reclamar ERC. Fuentes de la formación, nada más comenzar el ataque ruso, comentaron en conversación con este medio que su línea roja iba a ser precisamente la carrera armamentística. En EH Bildu son aún más diáfanos. "No compartimos la hipótesis de la ayuda militar a Ucrania medio del envío de armas", aseguran fuentes de la formación vasca. La otra formación de Euskadi, el PNV, está a favor del envío de armas a través del mecanismo continental.

La izquierda, por tanto, enseñará algunas grietas, pero también la derecha. ¿Por qué? Si bien PP, Vox y Cs coinciden en que hay que dar armamento a los ucranios para que se defiendan, es más que probable que los tres destaquen que la opción europea puede no bastar. Abogarían entonces por envíos bilaterales. En Ciudadanos lo contemplan; también el PDeCAT, cuyo diputado Sergi Miquel lo ha esgrimido sin tapujos.

Precios muy altos en España

Las fuentes de EH Bildu alertan de los riesgos una inercia imparable hacia la guerra, ya que eso debilitaría la economía europea.

Todos los grupos dan por hecho que la invasión mermará la autonomía energética, cuando no la aniquilará. El Gobierno está ultimando un ambicioso paquete de medidas legislativas para amortiguar la segura alza de precios, derivada de la problemática que acecha al suministro energético. El mercado de futuros augura un 2022 de inflación por las nubes y muy duro para los bolsillos. Se está notando ya cuando toca llenar el depósito del coche o cuando llega la factura de la luz.

Yolanda Díaz ha defendido la actuación de su Gobierno, pues pretende ante todo parar el ataque ruso. "Una vez lo consigamos, seguiremos apostando por la autonomía estratégica y energética europea", ha apostillado en su cuenta de Twitter. Asens ha ido un paso más allá. Ha abogado por un pacto de Estado de Transición Ecológica que garantice esa autonomía dentro de la órbita del Estado. Errejón ha hecho una propuesta similar.

El PP pondrá el acento en la tensión inflacionista. Recientemente, Gamarra y su grupo registraron una petición de comparecencia de Nadia Calviño.

Los refugiados

El Gobierno, las comunidades autónomas y los ayuntamientos trabajan ya en la orquestación de las infraestructuras y sistemas que facilitarán la acogida y el asilo de los refugiados ucranianos, que se espera que sean cientos de miles. El presidente anunció que los que ya residan en España tendrán su estatus regularizado cuanto antes para que puedan acceder sin problemas a un empleo, a las ayudas sociales y la sanidad y educación públicas.

El PP pedirá este miércoles que, en sintonía con Bruselas, y a la mayor brevedad posible, se fije un plan de ayuda humanitaria. Los ayuntamientos, autonomías e instituciones gobernadas por el PP quedan a disposición. ERC y EH Bildu incidirán en ello. El PDeCAT pondrá énfasis, además, en la agilización de los procedimientos de acogida de menores.

Noticias relacionadas