Tribunales

La fiscal pide tres años y nueve meses de cárcel para "el chatarrero" por hormigonar una zona protegida

  • El Ministerio Fiscal considera que el empresario Luis Miguel Rodríguez García-Rivera ha cometido los delitos de desobediencia y contra la ordenación del territorio por transformar 25 hectáreas de terreno agrícola

  • La fiscal requiere al 'rey de la chatarra' para que abone una fianza de 500.000 euros para asegurar el coste de la demolición de la nave y el vallado de las fincas

El empresario Luis Miguel Rodríguez, conocido como ’el Chatarrero’, en una imagen de archivo.

El empresario Luis Miguel Rodríguez, conocido como ’el Chatarrero’, en una imagen de archivo. / GTRES

2
Se lee en minutos

La fiscalía de Madrid ha reclamado el ingreso en prisión por un periodo de tres años y nueve meses del empresario Luis Miguel Rodríguez García-Rivera, conocido como "el chatarrero", por hormigonar 25 hectáreas de parcelas no urbanizables protegidas por su interés edafológico y agrícola, según consta en el escrito de acusación al que ha tenido EL PERIÓDICO DE ESPAÑA. El juicio está previsto que se celebre en los próximos días, según adelantan fuentes jurídicas a esta redacción.

El Ministerio Fiscal atribuye a este empresario un delito de desobediencia y otro contra la ordenación del territorio por comprar 24 parcelas, que también tienen protección arqueológica, y transformarlas "mediante el acometimiento de explanaciones del terreno y movimiento de tierras", la construcción de una nave, el hormigonado de tres campas y el levantamiento de un vallado fijo "sin ningún tipo de autorización ni de respaldo legal". Por eso, la fiscal requiere al 'rey de la chatarra' para que abone una fianza de 500.000 euros para afrontar el coste de la demolición de las construcciones.

"Una transformación radical"

Estas actuaciones urbanísticas las habría realizado "el chatarrero" con su empresa Desguaces La Torre SA, según la fiscal, de forma "clandestina" y "afectando a una zona de grandes dimensiones, con una transformación radical y permanente del terreno" y con la esperanza de que fuesen legalizadas "mediante un cambio de la normativa vigente".

Rodríguez García-Rivera, que fue pareja de Carmen Martínez-Bordiú y Agatha Ruiz de la Prada, ya fue condenado a un año de prisión y una multa de 660.653 euros por un delito de defraudación tributaria cometido el 1 de agosto de 2005. Es dueño y administrador de la empresa Desguaces La Torre SA, ubicada en el municipio madrileño de Torrejón de la Calzada, que se dedica al desguace de vehículos pese a que en el Registro Mercantil consta que su objeto es la promoción inmobiliaria.

Licencia de obra menor

Este empresario compró las parcelas que circundan las instalaciones de su empresa y amparándose "en una solicitud de licencia de obra menor presentada el 15 de marzo de 2010, cuya concesión denegó el Ayuntamiento a los pocos días por ser incompatible lo solicitado con el planeamiento vigente", destaca la fiscal.

En septiembre de 2011 reiteró su solicitud, que también fue rechazada por el Consistorio, que le requirió para que suspendiera las obras: "El acusado, perfectamente consciente de que estaba actuando sin ningún tipo de autorización y en contra del planeamiento vigente, por el contrario no detuvo la progresión de las obras, que continuaron al menos hasta 2016", completa el escrito del Ministerio Fiscal, en el que se solicitaba la apertura del juicio oral contra "el chatarrero".

Noticias relacionadas