TRIBUNALES

El juez ve delito leve de amenazas en el envío de una navaja a Reyes Maroto durante la campaña del 4M

  • El fin de la investigación lleva al banquillo al vecino de El Escorial que remitió el arma, manchada con una sustancia que simulaba sangre.

El juez ve delito leve de amenazas en el envío de una navaja a Reyes Maroto durante la campaña del 4M
1
Se lee en minutos

El juez instructor número 41 de Madrid, Juan Carlos Peinado, ha terminado su investigación sobre el envío de una navaja a la ministra de Industria Reyes Maroto durante la campaña autonómica del 4M y atribuye un delito leve de amenazas al vecino de El Escorial identificado como autor del envío. Fuentes judiciales señalan a El PERIÓDICO DE ESPAÑA que si estas conclusiones no se recurren se fijará próximamente la fecha del juicio.

La conclusión de la instrucción se produce tras despejar el juez sus dudas sobre si existía alguna tutela judicial o curatela sobre el acusado, que envió a la ministra una navaja manchada de un material rojo que simulaba ser sangre.

En el marco de las pesquisas, se ha acreditó que esta persona, diganosticada con un problema de salud mental, había enviado más cartas amenazantes, entre otros, a la Embajada de Turquía. No tuvo que ser detenido, pues se presentó por propio pie en dependencias policiales y reconoció sus actos. 

En plena campaña para las elecciones a la Comunidad de Madrid que tuvieron lugar el 4 de mayo de 2021 se supo que el entonces candidato de Podemos, Pablo Iglesias, el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska y la directora de la Guardia Civil, María Gámez también habían recibido cada uno de ellos una carta sin remitente que contenía un mensaje amenazante y balas.

Otro juzgado de Madrid, el número 3, archivó provisionalmente la investigación por el envío a Iglesias al estimar que, si bien los hechos podían ser constitutivos de un delito, no había méritos para imputar como responsable penal del mismo a persona o personas determinadas", informó Europa Press. Igualmente dio carpetazo a los envíos a Grande-Marlaska y Gámez, por lo que el único caso que quedó vivo en los tribunales fue el de Reyes Maroto.

Tras recibir la navaja el pasado 26 de abril, la que entonces iba a ser vicepresidenta económica en un eventual gobierno de Ángel Gabilondo manifestó que "las amenazas y la violencia nunca acallarán la voz de la democracia". 

Noticias relacionadas