Guerra en el partido

Casado convoca a los presidentes regionales del PP y excluye a Ayuso

Esta reunión se produce después de que ayer el presidente de los populares optase por convocar una Junta Directiva Nacional la próxima semana

La dirección nacional llama a todos los presidentes regionales del partido (Isabel Díaz Ayuso no lo es) este miércoles por la tarde en Génova. Cónclave de urgencia

Casado convoca a los presidentes regionales del PP y excluye a Ayuso
2
Se lee en minutos

La cita es este miércoles en la sede de Génova. Tras el agónico comité de dirección nacional de este lunes, Pablo Casado ha convocado a todos los presidentes regionales del partido mañana. Eso quiere decir que en representación del PP de Madrid irá Pío García Escudero, que sigue ostentando la presidencia mientras Isabel Díaz Ayuso reclama su congreso de una vez por todas para tomar los mandos. Precisamente, la dirigente madrileña volvió a mostrar su enfado esta misma mañana en un tuit en el que insistía en que "no dejará de trabajar para que la Comunidad de Madrid siga arriba y mi partido en Madrid se renueve desde los cimientos".

El encuentro de barones territoriales tendrá lugar tras el anuncio de la Junta Directiva Nacional de la próxima semana. Según ha podido saber este periódico, la convocatoria del PP ha sido muy confusa. A algunos líderes regionales les han convocado en Génova este miércoles "sin especificar el órgano que se convocaba". "Solo nos han llamado diciendo que había reunión", aseguran. No es un asunto menor porque el comité autonómico, según los estatutos, implica la convocatoria de presidentes autonómicos y también de los presidentes de partido de cada comunidad.

Pero Génova ha dejado muy claro que ese no es el órgano llamado, sino que solo están convocados los presidentes del PP de cada territorio.

La Junta Directiva Nacional ha sido convocada el próximo lunes, 28 de febrero, aunque es previsible que esta fecha se modifique y se aplace, tras las quejas del presidente andaluz, Juanma Moreno Bonilla, porque la cita coincide con el Día de Andalucía.

Con la convocatoria de la Junta Directiva Nacional la próxima semana, Casado busca aplazar la solución a la crisis abierta y ha intentado resistir las presiones de quienes le pedían convocar un congreso ya y de los miles de seguidores de la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, que pidieron su dimisión a las puertas de Génova.

Los últimos acontecimientos marcan un antes y un después. A las grietas que ayer se evidenciaron dentro de la propia dirección popular, se suman ahora los diputados en el Congreso (y lo mismo ocurre en el Senado). Para Egea era clave mantener un apoyo cerrado del grupo parlamentario, que además se enfrenta esta semana a un nuevo pleno con sesión de control y preguntas al Gobierno incluidas. El malestar no puede ser mayor por tener que enfrentarse a esta situación en estas circunstancias.

Los únicos apoyos absolutos a Casado y Egea en el comité de dirección fueron los de los vicesecretarios Pablo Montesinos y Ana Beltrán, según ha podido saber este periódico. La mayoría de sus miembros, desde veteranas como Ana Pastor, Elvira Rodríguez y Dolors Montserrat, hasta los portavoces en el Congreso y el Senado, Cuca Gamarra y Javier Maroto, y el resto de miembros 'fichados' por Casado (Jaime de Olano y Belén Hoyo) se plantaron en distintos momentos de la reunión para insistir en que debía convocarse un congreso de inmediato.

Algunos pusieron encima de la mesa su dimisión, como adelanto EL PERIÓDICO DE ESPAÑA, si no había convocatoria congresual ya. El mayor punto de debilidad de Casado se hizo evidente ayer al resquebrajarse su propio equipo mientras García Egea busca por todas las provincias apoyos leales.

Noticias relacionadas