CONGRESO DE LOS DIPUTADOS

El Congreso registró 12 errores en el voto telemático pero sólo Casero esgrime un fallo técnico

  • Los populares protagonizaron una votación caótica en un punto del orden del día, el del dictamen de la Comisión de Justicia sobre la reforma del Código Penal para castigar el acoso a mujeres que van a clínicas abortivas

  • Sus 88 diputados votaron así: 79 a favor del dictamen, Alberto Casero entre ellos, y 9 en contra. Fuentes del PP no han señalado una razón a EL PERIÓDICO DE ESPAÑA, si bien destacan que la posición del grupo es la que se manifestó en la votación posterior: en contra

  • Ello revela que en un punto del orden del día 79 diputados del PP votaron en contra de la directriz

Pantalla donde aparecen los votos emitidos en el hemiciclo del Congreso de los Diputados el día del debate sobre la aprobación de la Reforma Laboral. A estos votos faltan los emitidos telemáticamente.

Pantalla donde aparecen los votos emitidos en el hemiciclo del Congreso de los Diputados el día del debate sobre la aprobación de la Reforma Laboral. A estos votos faltan los emitidos telemáticamente. / José Luis Roca

6
Se lee en minutos

Primero, una cuestión de números. 14 diputados ejercieron este jueves su derecho al voto por vía telemática al no poder acudir al hemiciclo. 335 estuvieron presentes en sus escaños. Actualmente, hay 349 representantes de los ciudadanos porque sigue vacante el de Alberto Rodríguez, de Santa Cruz de Tenerife.

El Congreso celebró este jueves 28 votaciones, incluida la de la convalidación o derogación del decreto de la reforma laboral. Las actas recogen 12 "errores" de los 14 diputados que votaron telemáticamente, tres de ellos de Alberto Casero, parlamentario por Cáceres del PP. Dichos errores provienen de cuatro representantes de Unidas Podemos y de cinco del grupo popular.

Los fallos, que en este caso son votos contrarios a lo que marcan sus direcciones parlamentarias, son los siguientes: Casero, como adelantó EL PERIÓDICO DE ESPAÑA, cometió tres; dos el ministro de Consumo, Alberto Garzón; uno Pablo Echenique, portavoz de Unidas Podemos; otro, Aina Vidal; y uno más, Mercedes Pérez. Los cuatro restantes son de Llanos de Luna, Elvira Rodríguez, Carmelo Romero y Ana Vázquez, del PP.

Fuentes de la dirección de Unidas Podemos han indicado a este medio que los cinco errores registrados entre los 34 escaños de su bancada son humanos. Preguntadas si han tenido conocimiento de fallos en el sistema, comunicados a su vez por los afectados, las fuentes citadas responden que no. La Mesa del Congreso no ha recibido ninguna queja en ese sentido, salvo la de Alberto Casero, confirma una portavoz del órgano de gobierno de la Cámara. Añade que nunca, desde que se generalizó el voto telemático en marzo de 2020, con motivo de la pandemia, ha llegado a la Mesa ninguna protesta por errores informáticos.

Alberto Casero, diputado nacional del PP por la provincia de Cáceres.

/ EFE

Una fuente de Unidas Podemos da más detalles sobre los cinco errores en los que incurrieron los cuatro diputados que recurrieron a la vía telemática (Pablo Echenique, debido a su discapacidad, lo hace siempre): las abstenciones de Garzón, Vidal y Pérez respecto de una enmienda del PNV en el dictamen de la Comisión "Kitchen", que la formación apoyó, se debieron a un cambio en el cuadernillo de las votaciones. Asimismo, los "noes" de Echenique y Garzón a tramitar el decreto de la SAREB como proyecto de ley tuvieron que ver con una decisión sobrevenida: a última hora, con el fin de garantizar la convalidación anterior, PSOE y UP cambiaron de criterio y en vez de negar la tramitación, la favorecieron. Vidal y Pérez pudieron adecuar sus votos a la directriz; Echenique y Garzón, no. ¿Se lo impidió el sistema? "Se equivocaron", contestan las fuentes consultadas.

Las razones del PP

Casero, según ha informado el grupo popular, ha enviado un escrito a la Mesa en el que alega que su error en la votación para convalidar o derogar el decreto de la reforma laboral obedeció al sistema informático. Sólo alude a ese voto a pesar de que cometió dos más: votó en contra de un punto de la moción de su grupo para garantizar el cumplimiento constitucional de la agenda del Gobierno y votó en contra de la tramitación del decreto laboral como proyecto de ley.

Pero, además, el grupo popular incurrió en una votación caótica que tampoco relacionan con problemas del sistema de voto telemático. En el punto sobre el dictamen de la Comisión de Justicia que avala la reforma del Código Penal con el fin de castigar el acoso a las mujeres que recurren a clínicas parta abortar, los 88 diputados del PP actuaron así: 79 apoyaron el dictamen y 9 lo rechazaron. Los cinco diputados del grupo que usaron el voto telemático también se dividieron: Casero votó a favor; los otros cuatro, en contra. Fuentes del PP, preguntadas por esto, han eludido dar una razón o un motivo.

Sí han subrayado que la posición del grupo se encuentra en la votación que tuvo lugar acto seguido, en la que los 88 se manifiestan en contra del conjunto de la propuesta promovida por el PSOE. Ello revela que este jueves, en una votación, 79 diputados del PP votaron distinto de lo que estableció la dirección parlamentaria, Casero entre ellos.

Ahora bien, en un voto, a criterio de Casero y de su partido, está el fallo técnico. Los populares están dispuestos a ir al Tribunal Constitucional.

El diputado del PP por Cáceres, en el escrito que ha enviado a la presidenta, Meritxell Batet, relata los hechos. Según su versión, y tras haber sido autorizado para la emisión del voto telemático, se da cuenta de que éste no responde a su voluntad. Alega que en el certificado que remite el Congreso para la comprobación aparece un "sí" cuando él había votado "no". Intentó ponerse en contacto con la Mesa para reparar el error. Al no lograrlo, a través del grupo y de la vicepresidenta segunda, Ana Pastor, contacta con la Presidencia, a la que solicitan una reunión sin éxito porque, arguye, Batet se niega. Considera que esto es una vulneración de su derecho al ejercicio del voto.

Las fuentes parlamentarias consultadas indican que los 14 diputados que pidieron y pudieron usar el voto telemático dispusieron de un plazo de más o menos una hora antes de que comenzara la votación presencial, lo que ocurrió a las 18.30 horas del jueves 3 de febrero, aproximadamente.

Antes de continuar, recalcar que se produce una ventaja para quien vota telemáticamente. Según explican diputados que lo han usado, y son ya todos porque durante los últimos dos años se ha generalizado por la pandemia, el sistema muestra las opciones de voto, el parlamentario selecciona una y le salta un mensaje de verificación. Supuestamente, éste es el mensaje que a Casero le da error. "No me ha pasado nunca", afirma un diputado consultado. "Nadie nunca nos ha comunicado que le pasara", añaden las fuentes de la Mesa.

Quien vota presencialmente, si se equivoca al pulsar el botón de su escaño, no tiene margen de reacción.

Los cinco que nunca se equivocaron

Cinco diputados del PP votaron a distancia, así como cuatro de Unidas Podemos. El resto son tres del PSOE (Mariano Sánchez, Yolanda Seva y Diego Taibo), uno de ERC (Jordi Salvador) y otro de Más País (Íñigo Errejón). Estos últimos cinco no se equivocaron una sola vez, así que siempre hicieron lo que sus direcciones pidieron. De hecho, nadie del grupo socialista, el jueves, cometió un error, tampoco presencialmente.

También los hubo. Carlos Aragonés, del PP, votó distinto en una moción del PNV sobre corredores humanitarios; Manuel Mestre, de Vox, no votó en uno de los puntos de la moción de los populares sobre la agenda legislativa.

Cuando tocó decidir si se tramitaba el decreto de la SAREB como proyecto de ley, Errejón votó a favor, como era lo previsto, pero su compañera Inés Sabanés se abstuvo y Joan Baldoví no pulsó el botón. Tampoco lo pulsaron Aitor Esteban y Ana Oramas en el último punto que había que votar, error o desliz.

Noticias relacionadas