Tribunales

La Policía comunica al juez que no puede acceder a la tarjeta telefónica de Bousselham

  • Los agentes han entregado a la Audiencia Nacional un informe pericial en el que se informa de que no han podido acceder a la tarjeta MicroSD de Dina Bousselham

  • La memoria electrónica de la que fuera asesora del ex secretario general de Podemos está "destruida", según apuntan fuentes jurídicas

Dina Bousselham, asesora de Pablo Iglesias.

Dina Bousselham, asesora de Pablo Iglesias. / Román G. Aguilera

1
Se lee en minutos

La Policía ha comunicado al juez que investiga en la Audiencia Nacional el caso Villarejo, Manuel García Castellón, que le ha sido imposible acceder a la memoria electrónica de Dina Bousselham, según explican fuentes jurídicas a EL PERIÓDICO DE ESPAÑA, que destacan que la tarjeta estaba "destruida".

De esta forma se aleja la posibilidad de que el ex secretario general de Podemos Pablo Iglesias pueda ser imputado por un delito de daños informáticos, tal y como propuso el propio magistrado al Tribunal Supremo, órgano judicial en el que estaba aforado el entonces diputado de la formación morada.

Los agentes han presentado su informe pericial después de intentar durante un año acceder de forma infructuosa a la tarjeta MicroSD que la propia Dina Bousselham entregó al instructor tras declarar como perjudicada en una pieza separada del caso Tándem.

Villarejo tenía una copia

En concreto, la exasesora prestó testimonio como la víctima del robo de un teléfono, cuyo contenido fue difundido por diferentes medios de comunicación. Además, en el registro que realizó la Policía de la vivienda del comisario José Manuel Villarejo se encontró una copia de la tarjeta telefónica que había sido sustraída.

Por eso la Fiscalía Anticorrupción y el juez acordaron abrir una pieza separada, cuyos perjudicados fueron la propia Bousselham y Pablo Iglesias. Pero al cambiar esta en varias ocasiones su versión de los hechos, García Castellón elevó una exposición razonada al Tribunal Supremo contra Iglesias y contra la que fuera su asistente en el Parlamento Europeo, entre otros.

El Alto Tribunal rechazó investigar a Iglesias y ordenó a García Castellón que profundizara en sus pesquisas. Fue este el motivo por el que el instructor encargó a la Policía que tratara de acceder a la memoria electrónica. El Supremo también consideró necesaria una nueva declaración de Dina Bousselham, que todavía no se ha producido.

Noticias relacionadas