ELECCIONES 13-F

Las dudas del 52% de los votantes dejan en el aire las elecciones de Castilla y León

  • Las tripas del CIS muestran que más de la mitad de los electores duda entre dos formaciones

  • La fidelidad de los votantes de Ciudadanos apenas roza el 20% y su destino será clave

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco.

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco. / ALMUDENA ÁLVAREZ.

5
Se lee en minutos

Mientras todas las encuestas publicadas sobre las elecciones de Castilla y León del próximo 13 de febrero dan como claro ganador al PP de Alfonso Fernández Mañueco, el CIS preelectoral de este miércoles apunta a un empate técnico entre populares y socialistas, e incluso refleja las posibilidades del PSOE de hacerse con la victoria. Luis Tudanca obtendría el 30,8% de los votos y el actual presidente de la Junta estaría en el entorno del 29,8%. La horquilla de los procuradores es muy amplia en el estudio del organismo que preside José Félix Tezanos: augura entre 25 y 34 escaños para los socialistas y de 27 a 32 para el PP.

También levanta las expectativas de Ciudadanos (podría conseguir de 2 a 5 asientos en las Cortes) y merma las de Vox (de 4 a 8 procuradores cuando hay sondeos que les garantizan incluso 12). En todo caso, los datos internos del estudio (lo que se conoce como “las tripas” de la encuesta) confirman que el resultado puede estar muy abierto. No solo por la participación, que es una incógnita por la pandemia, el invierno en Castilla y León y porque la región acude por primera vez en solitario a las urnas, sino por las dudas que manifiestan los propios participantes.

El barómetro contiene varias preguntas que indagan sobre si los encuestados tienen claro o no lo que elegirán el próximo 13 de febrero. Y, en concreto, a la cuestión de “entre cuántos partidos duda”, el 52% de los participantes afirma que lo hace entre dos formaciones. Solo un 21% asegura que “ahora no duda”, y un 15% dice tener dudas entre tres partidos. Más de la mitad se debate en estos momentos entre dos formaciones.

Los que menos claro lo tienen son los votantes que afirman haber apostado por Vox en 2019: el 71% asegura que sigue dudando entre dos partidos. El barómetro del CIS se realizó entre los días 7 y 22 de enero (el trabajo de campo terminó el fin de semana pasado) y han participado 7.131 entrevistas. Es la encuesta con la mayor muestra de participantes. 

El caso de Ciudadanos también es particular. De los preguntados que afirman haber votado al partido naranja en las últimas autonómicas, un 53% se debate entre dos partidos y otro 20% lo hace entre tres formaciones. A eso se suma que es el partido con menor fidelidad: solo el 19,7% de los que apostaron por la papeleta de Francisco Igea afirman que volverán a escoger la misma. El dato contrasta, por ejemplo, con la fidelidad de PP, PSOE e incluso Vox, con datos muy superiores de votantes fieles.

El destino de esos electores de Ciudadanos son una incógnita y podrían alterar también el resultado de las elecciones. Un 16,6% de sus votantes afirman en esta encuesta que se irán al PP, pero sólo un 5,5% piensa en apoyar a Vox y otro 5,3% al PSOE. Los socialistas están volcados en intentar atraer una bolsa de votantes naranjas, que ya no confían en la formación de Inés Arrimadas y que tampoco quieren votar a la derecha. Pero está por ver si realmente lo conseguen.

En el caso de Vox, el principal hándicap que encuentra es el grado de conocimiento de su candidato, un joven burgalés de 30 años, Juan García-Gallardo Frings, que la formación presentó hace un par de semanas. Sólo el 20,9% de los encuestados asegura conocer al cabeza de lista del partido ultra, que se viralizó por varios tuits homófobos y machistas escritos hace algunos años. Incluso Ángel Ceña, el número uno de la lista de Soria ¡Ya! (la única plataforma de la España Vaciada que podría irrumpir en las Cortes con un espectacular lograría una espectacular victoria con el 42% de los votos en esa provincia), cuenta con un grado de conocimiento que alcanza el 41,5%, el doble que Vox. Muy cerca se queda el candidato de Unidas Podemos, Pablo Fernández, que a pesar de ser portavoz nacional de la formación morada, sólo es reconocido por el 50% de los electores. Mañueco es con diferencia el candidato más reconocible: el 94% asegura conocerle, seguido de Igea (88%) y Tudanca (84%).

La España Vaciada: un problema pero sin votos

En línea con el resto de sondeos publicados, el CIS también da por hecho que las demás plataformas que reivindican políticas más activas contra la despoblación (coordinadas por la España Vaciada, que ya tiene un escaño, el de Teruel Existe, en el Congreso) no conseguirían representación. Y eso a pesar de que el 30,5% de los encuestados señala la despoblación como el principal problema de la comunidad autónoma. La respuesta (que es la misma que se lee a todos los participantes en el barómetro) incluye la acepción ‘España Vaciada’, pero no da la impresión de que el movimiento vaya a sacar provecho de esta preocupación ciudadana.

Todo lo contrario. Si se confirma que solo Soria ¡Ya! irrumpe en las Cortes (también crecerá con toda probabilidad Unión del Pueblo Leonés, que ya tiene un procurador a día de hoy), los partidos tradicionales descuentan “el pinchazo” de la España Vaciada, que hace meses aparecía en encuestas nacionales con más de una decena de diputados. En realidad, el adelanto electoral de Mañueco pilló con el pie cambiado a todos sus rivales políticos, especialmente a estas plataformas que todavía tenían sus listas a medio hacer. Ni habían contactado a los candidatos ni contaban con unas elecciones tan tempranas.

Como publicó EL PERIÓDICO DE ESPAÑA, la España Vaciada se debatía aún entre aglutinar a todas las plataformas bajo ese paraguas o permitir que cada una se presentara por libre. En el caso de la formación soriana, con 20 años de activismo similar al de Teruel Existe, tenían claro que preferían concurrir en solitario. Pero el resto de marcas todavía no están consolidadas y a eso, precisamente, PP y PSOE achacan la imposibilidad de implantarse a tiempo de estas elecciones. Está por ver lo que harán en próximas elecciones autonómicas (Andalucía) y el acuerdo que cerrarán para las generales.

Noticias relacionadas