CRISIS EN UCRANIA

Sánchez reivindica que es el "momento de la diplomacia" ante el conflicto de Rusia y Ucrania

El presidente del Gobierno asegura que está siguiendo "muy de cerca" la situación y que está en permanente contacto con los representantes de la Unión Europea, de la OTAN, así como con otros líderes europeos

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, está siguiendo muy de cerca la situación en Ucrania en permanente contacto con los representantes de las instituciones de la UE y con líderes europeos.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, está siguiendo muy de cerca la situación en Ucrania en permanente contacto con los representantes de las instituciones de la UE y con líderes europeos. / EFE/Pool Moncloa/Borja Puig de la Bellacasa

3
Se lee en minutos
Miguel Ángel Rodríguez

"Es el momento de la diplomacia", ha sentenciado Pedro Sánchez este sábado en un mensaje publicado en Twitter ante la escalada del conflicto entre Rusia y Ucrania. El presidente del Gobierno ha asegurado que está siguiendo "muy de cerca" la situación y que está en permanente contacto con los representantes de la Unión Europea, de la OTAN, así como con los distintos líderes europeos.

Sánchez ha reivindicado en redes sociales que el Gobierno de coalición apuesta por "la unidad, la distensión, la solidaridad y el diálogo para resolver la crisis con Rusia". Estas son las primeras palabras del jefe del Ejecutivo después de que Unidas Podemos abriera una brecha en la coalición al recuperar el 'No a la guerra' que se escuchó a nivel internacional ante la invasión de Irak de 2003.

Sin embargo, el presidente del Gobierno no se ha pronunciado directamente sobre la posición de sus socios en ningún momento. El ministro de Exteriores, José Manuel Albares, dio por zanjado el asunto el pasado viernes al recordar que es el propio Sánchez quien marca la política exterior de España, como quedó claro con el reparto de competencias al comienzo de la legislatura.

Ronda de contactos

Entre los contactos que ha mantenido Sánchez este sábado está el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y el Alto Representante para la Política Exterior, Josep Borrell, según fuentes de La Moncloa. Además, el jefe del Ejecutivo conversará en las próximas horas con el primer ministro de Polonia, Mateusz Morawiecki, y este domingo mantendrá un diálogo telefónico con el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, con la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y con el primer ministro de Letonia, Arturs Krisjanis Karins. En los próximos días también conversará con los presidentes de Lituania y Estonia, ambas exrepúblicas soviéticas.

En la agenda del presidente destaca la profunda coordinación que pretende establecer tanto con la Unión Europea como con la OTAN, mientras que no hay una acción concertada únicamente con Estados Unidos. La ronda de contactos parece destinada a remarcar las diferencias respecto a la guerra de Irak de 2003, en la que España se embarcó con EEUU Reino Unido y sin el aval de los organismos internacionales.

Críticas y reproches

Horas antes de las palabras de Sánchez, el exvicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, alertó del "peligro" de una guerra con una "potencia nuclear" como Rusia y auguró que el PSOE iba a "suavizar" su mensaje después del apoyo que la ministra de Defensa, Margarita Robles, dio a la OTAN. Sus predicciones se hicieron realidad.

"Ni pro-Rusia, ni pro Estados Unidos. Propaz", definió Iglesias su posición ante el conflicto entre Rusia y Ucrania. Y, por lo tanto, la postura de Unidas Podemos. Además, cargó duramente contra Robles por sostener que el objetivo de la OTAN es la defensa de la paz: "¿Usted se cree que la gente es tonta?". Por otro lado, se preguntó qué ganarían los europeos incluyendo a Ucrania en este organismo.

Los reproches a los socialistas llegaron también de fuera del Gobierno. ERC expresó a través de un comunicado su "rotunda" oposición al envío de la fragata 'Blas de Lezo' al Mar Negro para integrarse en la misión de la OTAN que permanecerá por lo menos dos meses en la zona ante la escalada del conflicto entre Rusia y Ucrania. Los republicanos catalanes exhortaron al Ejecutivo a "no participar en la escalada bélica" y a consensuar cualquier respuesta con la Unión Europea.

Noticias relacionadas