IZQUIERDA

Yolanda Díaz lanza su perfil europeísta con Piketty, padrino del primer Podemos y referente contra la austeridad

  • La vicepresidenta segunda mantendrá un encuentro con el economista Thomas Piketty para abordar la desigualdad, en un acto de corte económico y social

  • El intelectual francés ya asesoró a Podemos en 2015 para la elaboración de su primer programa económico y llamó a un Gobierno entre socialistas y morados

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, durante la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Consejo de Ministros.

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, durante la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Consejo de Ministros. / EFE/ Juan Carlos Hidalgo

6
Se lee en minutos

Yolanda Díaz toma posiciones a nivel europeo con un gran acto junto a uno de los mayores referentes contra las políticas de austeridad en la UE, Thomas Piketty. La vicepresidenta segunda del Gobierno participa este viernes en un encuentro con el reputado economista francés para abordar la desigualdad, en una foto conjunta que llega a las puertas de la construcción de su candidatura para las generales de 2023, un proyecto que aspira a tener un fuerte componente europeísta.

En el entorno de Díaz valoran de manera muy positiva el encuentro, donde la dirigente exhibirá sintonía política con quien es considerado un referente a nivel mundial por sus tesis contra la desigualdad y por la redistribución de la riqueza, y una de las voces que más duramente criticó el 'austericidio' europeo tras la crisis financiera de 2008. Este diálogo, organizado por el centro de pensamiento de izquierdas Instituto de Estudios Culturales y Cambio Social (IECCS) y que lleva por título "Transformar el presente, imaginar el futuro: más allá de la precariedad y de las desigualdades", es uno de los hitos en el proceso de construcción de una futura candidatura de Díaz de cara a las próximas generales, y por tanto el equipo de la vicepresidenta lo está preparando con especial cuidado.

De nuevo, como hace unas semanas con el Papa Francisco, supone la interlocución cara a cara de la ministra de Trabajo con una figura internacional de primera fila; pero a diferencia del encuentro con el Pontífice, que fue una audiencia privada, en esta ocasión Díaz medirá sus ideas públicamente con las de un respetado científico social. Sabedores de que lo que se diga será escudriñado con atención, el equipo de la vicepresidenta quiere lanzar mensajes de calado. Una de las materias a abordar será precisamente la fiscalidad; un debate que llega durante la pugna que se abre en el seno del Gobierno por la reforma tributaria y a unas semanas de que se publique el informe de expertos de Hacienda sobre este punto.

El economista francés, autor de El Capital en el siglo XXI, presentará junto a Díaz su libro Una breve historia de la desigualdad (Ed. Deusto) en el Círculo de Bellas Artes de Madrid el viernes a las 18 horas. Firme defensor de la redistribución de la riqueza mediante la progresividad en impuestos como el de herencia o de renta, Piketty mantendrá un diálogo con la ministra de Trabajo sobre las nuevas formas de desigualdad generadas tras la pandemia y el papel que debe adoptar el Estado en este contexto.

"La desigualdad es el gran desafío de nuestras sociedades", aseguró Yolanda Díaz la semana pasada, después de anunciar en Twitter el encuentro con Piketty. La vicepresidenta del Gobierno pretende construir en los próximos meses una agenda europeísta, en el marco del actual proyecto europeo, más expansivo y menos proteccionista que en la anterior crisis de 2008. En el prfil 'presidenciable' que ya ha empezado a construir, Yolanda Díaz mantendrá en su futuro proyecto una apuesta clara por Europa, en la que buscará tejer una serie de alianzas y simpatías internacionales para perfilarse políticamente en el ámbito exterior. Un propósito al que contribuye este encuentro con el economista francés. Desde la Vicepresidencia desvinculan cualquier encuentro del llamado 'proceso de escucha', la primera fase de la ministra de Trabajo para construir su candidatura.

Díaz ya ha dejado ver sus claras posiciones en el escenario europeo, con su insistencia en la defensa de una "Europa social" lejos de la austeridad. Su tesis pasa por la necesidad de aparcar la pugna entre lo económico y social, evitando que la cuestión social sea la gran perjudicada cuando se imponen criterios económicos. Una de sus principales aliadas europeas en esta entente es la ministra de Trabajo de Portugal, Ana Mendes, con quien Yolanda Díaz se ha reunido en más de una ocasión, y con el titular de esta cartera en Italia, Andrea Orlando.

Ambos dirigentes le han brindado su apoyo en la iniciativa que impulsó el pasado octubre a nivel europeo junto a Bélgica para crear un Mecanismo de Alerta Social, pensado para detectar, medir y paliar las desigualdades de cada país en base a una serie de indicadores. Esta propuesta, junto a la contribución en la directiva europea sobre salarios mínimos dignos, ha sido una de las banderas de la vicepresidenta segunda a nivel de la UE. Dos líneas de trabajo en las que Yolanda Díaz siempre ha insistido en las reunoines del Consejo de ministros de Empleo, Política Social, Sanidad y Consumidores de la Unión Europea (EPSCO).

En los últimos meses la dirigente ya ha mantenido numerosas reuniones con personalidades de ámbito internacional; se reunió con Nicolás Schmit, miembro de la Comisión Europea encargado de Trabajos y Derechos Sociales, donde abordaron iniciativas como la Ley Rider o el impulso del salario mínimo, y también mantuvo un encuentro con el ex presidente de Brasil, Lula Da Silva, para abordar el cambio climático. Una de sus últimas citas fue con el Papa Francisco, con quien también conversó sobre el cambio climático y la necesidad de un "trabajo decente".

INCÓGNITA SOBRE FUTURAS ALIANZAS

El apoyo de Piketty supone un espaldarazo importante a la dirigente gallega, que se alineará con una de las figuras más cotizadas de la izquierda europea, con la incógnita si ésta será la primera toma de contacto para una futura colaboración a nivel electoral. Es lo que sucedió con el economista en el nacimiento de Podemos.

Piketty ya colaboró con el partido morado en 2015, cuando la formación representaba un espacio transversal que trataba de recoger las reivindicaciones sociales y huía del repliegue ideológico. Pablo Iglesias se había reunido con él a principos de años y meses después le 'fichó' como uno de los asesores estrella para elaborar el primer programa económico del partido para las elecciones generales de diciembre de 2015. Esta asesoría fue anunciada conjuntamente por Pablo Iglesias y el propio Piketty tras una reunión en la Escuela de Economía de París.

Piketty, que también fue asesor de campaña de la candidata socialista Ségolène Royal en las elecciones a la Presidencia de Francia de 2007, defendió por entonces su defensa de nuevos partidos como Podemos con el objetivo de "cambiar el equilibrio político" de Europa, al considerar, además, que la formación era una "esperanza de democratización" para la zona euro frente a las políticas de austeridad encabezadas por Alemania. Más tarde, fue uno de los principales defensores a nivel internacional del entendimiento entre PSOE y Podemos, e hizo varios llamamientos a los socialistas para avenirse a una alianza.

En la repetición electoral de 2016, Piketty tampoco dudó en sumarse al manifiesto de economistas que apoyaban de Unidas Podemos: "Apoyamos públicamente la candidatura electoral de Unidos Podemos para las próximas elecciones generales que tendrán lugar en España el 26 de junio. Pensamos que su programa económico es capaz de conjugar con solvencia y rigor los desafíos del presente y los retos del futuro. Consideramos que dicho programa servirá para poner punto final a las políticas de austeridad en España y, con ello, servirá también para abrir un nuevo tiempo en Europa".

Noticias relacionadas