ANDALUCÍA

Sánchez da el pistoletazo de salida a una campaña electoral de seis meses en Andalucía

Los socialistas trabajan con la hipótesis de que los comicios serán en junio y con una estrategia que parte del acto de mañana en el que Pedro Sánchez presenta la candidatura de Juan Espadas

Sánchez da el pistoletazo de salida a una campaña electoral de seis meses en Andalucía
3
Se lee en minutos
Cristóbal G. Montilla

A pesar de que la próxima cita autonómica con las urnas será el cercano 13 de febrero en Castilla y León, muchas de las miradas de la política española continúan escrutando el sur del mapa. Sin ir más lejos, el PSOE ya engrasa sus armas para aferrarse a la campaña electoral como estado de ánimo, durante los próximos seis meses, en Andalucía. Los socialistas trabajan con la hipótesis de que los comicios regionales serán en junio, posiblemente en los últimos días del mes que le da la bienvenida al estío, según se desprende de los testimonios de fuentes del PSOE consultadas por La Opinión de Málaga, diario que pertenece a este grupo, Prensa Ibérica.

Hasta entonces, la nueva dirección andaluza del partido progresista dará rienda suelta a una estrategia -coordinada con el aparato nacional de la madrileña calle Ferraz- que parte del acto de mañana en Granada, en el que Pedro Sánchez presenta la candidatura del secretario general del PSOE de Andalucía y exalcalde de Sevilla, Juan Espadas, a la presidencia del Gobierno andaluz.

La puesta de largo está prevista, con ambos como cabezas del cartel y cuando los relojes establezcan la frontera exacta del mediodía, en el Palacio de Congresos de la ciudad nazarí. A la antigua ‘hora del Ángelus’ dará comienzo un mitin que arroja curiosas casualidades, como la que remite a su celebración en el mismo recinto en el que, el pasado 20 de noviembre, fue elegido por tercera vez consecutiva como presidente del Partido Popular de Andalucía el gran rival a batir por Juan Espadas: el actual presidente malagueño de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno Bonilla.

Otro detalle a tener en cuenta, en relación a esta convocatoria en tierras granadinas, es que obedece a un formato similar al empleado solo seis días antes en Palencia -también con la presencia del secretario general del PSOE federal y presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez- para presentar la candidatura del socialista Luis Tudanca a la presidencia de Castilla y León, donde ya falta menos de un mes para la celebración de elecciones.

Pedro Sánchez alza la mano del secretario General del PSOE-A y alcalde de Sevilla, Juán Espadas, durante la clausura del 14 Congreso Regional del PSOE-A

/ EFE/Jorge Zapata

El hecho de hacerlo ya en Andalucía, con tanta antelación, quizás confirme que el PSOE se ha percatado de que no se contará con tanto tiempo como el que promete su contrincante para trabajar la popularidad de Juan Espadas en todas las provincias y alejar al ahora senador de su -en parte contraproducente- perfil de regidor hispalense.

En el PSOE andaluz se ha dado la consigna de no obsesionarse con los 33 escaños de Susana Díaz y se insiste en el objetivo de recuperar la Junta con un pacto de la izquierda, aunque el resultado sea inferior.

En el entorno más inmediato a Espadas se da por hecho que el PP aprovechará la habitual recuperación de empleos previa al verano para acudir a las urnas con el objetivo de revalidar con una mayoría lo más amplia posible el Gobierno autonómico en Andalucía. La dirección regional socialista considera que Juanma Moreno está jugando al despiste cuando repite hasta la saciedad el deseo de agotar la legislatura, pues el otoño no es una estación tan aliada para exhibir pujanza socioeconómica como el estío.

Además, en el PSOE se ha dado la consigna de no obsesionarse con mantener los 33 escaños de Susana Díaz y se insiste en el objetivo de recuperar la Junta con un pacto de la izquierda, aunque el resultado sea menor al obtenido por la candidatura encabezada por la expresidenta socialista de Andalucía en los anteriores comicios de 2018.

Es más, ni siquiera ven imprescindible continuar como fuerza más votada y como botón de muestra se recuerda que el PP gobierna con los peores resultados de su historia gracias al bloque de derecha. Otra cosa es que salgan las cuentas en la izquierda.

Por eso, el propio Espadas alerta del peligro de que la izquierda se divida en tres papeletas más: Unidas Podemos, Adelante Andalucía y Andaluces Levantaos. A su juicio, "es muy importante aglutinar el voto de la izquierda para que se pueda gobernar en Andalucía y, para ello, se debe dialogar y dar un mensaje de estabilidad al electorado que no quiere a la extrema derecha en el Gobierno andaluz, para que no se quede en casa y vaya a votar".

Noticias relacionadas