INVESTIGACIÓN

El abogado de El Assir niega que Villarejo participara en una reunión con el juez Echarri

  • Ildefonso González-Grano de Oro Guirado también rechaza haber encargado al comisario jubilado que mantuviera cualquier encuentro con cualquier magistrado

  • Las agendas apuntan que el ex mando policial negoció el cobro de al menos 42.000 euros por sus presuntas maniobras ante la justicia para salvar de la Justicia a Abdul Rahman El Assir

MADRID 25 01 2007 El juez de la Audiencia Nacional Fermín Echarri sale del edidicio de la Audiencia Nacional.

MADRID 25 01 2007 El juez de la Audiencia Nacional Fermín Echarri sale del edidicio de la Audiencia Nacional. / JON BARANDICA

5
Se lee en minutos

El abogado que defendió al comerciante de armas hispanolibanés Abdul Rahman El Assir en la causa por la que fue procesado en el Juzgado de Instrucción número 52 de Madrid asegura que José Manuel Villarejo "no" participó en ninguna reunión con el entonces titular del Juzgado, Fermín Javier Echarri Casi, uno de los magistrados que ahora juzgan al comisario jubilado en la Audiencia Nacional.

De esta forma, el letrado Ildefonso González-Grano de Oro Guirado, cuyo cliente fue el mercader de armas amigo del rey emérito Juan Carlos I, desmiente el relato de hechos que hace el comisario jubilado en la recusación que planteó al juez Echarri, que fue rechazada de plano por el tribunal con el apoyo de la Fiscalía Anticorrupción.

EL PERIÓDICO DE ESPAÑA informó el pasado 28 de diciembre de que el comisario había plasmado en sus diarios personales, cuya relevancia ha defendido la Audiencia Nacional, un encuentro que presuntamente se habría mantenido el 8 de julio de 2014 con el entonces titular del Juzgado de Instrucción número 52 de Madrid, Fermín Echarri. Sin embargo, en las anotaciones manuscritas, tal y como especificó este diario, no se decía si en la reunión habría participado Villarejo.

No hubo encargo a Villarejo

Más bien al contrario, fuentes cercanas al propio Echarri negaron, y así se incluyó en la información, que este magistrado se hubiera reunido con Villarejo, persona a la que habría conocido con motivo del juicio que se celebra en la Audiencia Nacional. Una negativa que ahora confirma el letrado González-Grano de Oro Guirado.

En conversación con este diario el que fuera abogado de Abdul Rahman El Assir va más allá en su desmentido a Villarejo y rechaza haber encargado al comisario jubilado que se entrevistara con ningún magistrado.

En las agendas de Villarejo, que fueron intervenidas en un registro realizado por la Fiscalía Anticorrupción, -una actuación que contó con el aval del juez instructor del caso Tándem, Manuel García Castellón-, se plasman las presuntas maniobras que llevó a cabo el comisario para ayudar al comerciante de armas El Assir, cuñado de su socio Adrián de la Joya. Así, el 21 de mayo de 2014 escribió: "Fermín Echarri (juez y Grano de Oro): Fermín Echarri. Juez del 52 que lleva el tema El Assir. (Grano) abogado dice que si se desinfla todo termina en Francia".

González Armengol

El 7 de julio del mismo 2014 Villarejo vuelve a anotar: "Armengol. Mañana 10H entrevista en el Juzgado 52. Recordatorio de...". Y el 8 de julio redacta de nuevo, sin especificar si el comisario había participado en el encuentro: "Fermín, Juzgado 52. Muy correcto y receptivo. Quiere volver a la A.N. [Audiencia Nacional]. Se ve muy relacionado con Armengol", en referencia al exdecano de los jueces de Madrid José Luis González Armengol.

Pero una nueva anotación de ese día muestra que fue el abogado de El Assir quien participó en el encuentro, en el que según González-Grano de Oro Guirado no habría intervenido el comisario. Sobre él escribe Villarejo, de forma textual: "Grano. Muy contento con la impresión por la cita en el 52. Quedó en transmitir a El Assar (sic) las gestiones. Pendiente de recurso para...". En otro momento, alude a una reunión con De la Joya y el letrado: "Reunión con Grano y preparativos para hacer el tema de El Assar", escribió el ex mando policial, en alusión al cuñado de su socio Adrián de la Joya.

Tres desmentidos

Este diario ha confirmado con una tercera fuente conocedora de las maniobras del comisario -que hay que sumar a los desmentidos del magistrado Echarri y del abogado González-Grano de Oro Guirado-, que Villarejo no se reunió con el instructor del caso de El Assir, quien además acabó procesado. Afronta una acusación de ocho años de cárcel, el pago de una multa de 73.923.014 euros y una indemnización a la Hacienda Pública en concepto de responsabilidad civil de 14.784.602 euros. Estas fuentes consultadas consideran normal y habitual que los abogados personados en las causas puedan mantener reuniones de trabajo con los instructores.

En la petición de recusación del magistrado Fermín Echarri Villarejo defendía que las maniobras que plasmó en su agenda, las cuales ha reconocido, le habrían sido encargadas por el Centro Nacional de Inteligencia (CNI), que le habría pedido buscar una salida "discreta" al problema judicial que tenía el comerciante de armas, quien habría utilizado en sus negocios una empresa hispanosaudí, cuya creación habría promovido, entre otros, Juan Carlos I.

Por el contrario, las propias anotaciones, cuya veracidad ha reconocido en su totalidad el propio Villarejo, apuntan a que el comisario habría tratado de obtener un beneficio económico personal por sus intentos baldíos de manipular la causa judicial del Juzgado de Instrucción número 52 de Madrid.

Reunión en Suiza

En este sentido, el diario da cuenta de una reunión mantenida en Ginebra (Suiza), que habría tenido lugar el 9 de enero de 2015. Y sobre ella el ex mando policial apunta: "El ASS [El Assir]. Aparentemente OK. 7-8 ahora; 10 después y hasta 25 al final de todo". Villarejo anotó que sus actividades en favor de este mercador eran un encargo de Adrián de la Joya.

En las agendas, Villarejo alude de forma recurrente a cantidades de dinero sin incluir todos los ceros, por lo que la principal hipótesis apunta a que el comisario se refiere a una probable gratificación que podría alcanzar al menos 42.000 euros. Y todo a cambio de los trabajos realizados que no consiguieron exonerar a El Assir, que permanece en busca y captura por orden de las autoridades judiciales españolas.

Una percepción de fondos que sería incompatible con la actuación de un funcionario público en una actividad de carácter oficial, que es lo que defiende el ex mando policial, que afronta 105 años de cárcel en el juicio que se celebra en la Audiencia Nacional por las tres primeras piezas separadas del caso Tándem.

Noticias relacionadas