Tribunales

La Audiencia de Madrid reprende a Vox por cuestionar la imparcialidad del juez del caso Neurona

  • "Este tribunal está agotado de reiterar que las partes no pueden ejercer su derecho a los recursos contra la decisión del instructor para cuestionar su objetividad", advierten los magistrados

  • La Sala considera que la actuación del juez Juan José Escalonilla "está fuera de toda duda" y defienden que ha respetado los derechos constitucionales de Juan Carlos Monedero

Macarena Olona y Santiago Abascal durante una rueda de prensa

Macarena Olona y Santiago Abascal durante una rueda de prensa / David Castro

2
Se lee en minutos

La Audiencia Provincial de Madrid ha reprendido a Vox por cuestionar la imparcialidad del juez titular del Juzgado de Instrucción número 42 de Madrid, Juan José Escalonilla, que instruye el caso Neurona, en el que se investigan las cuentas de Podemos de las elecciones de 2019.

"Este tribunal está agotado de reiterar que las partes no pueden ejercer su derecho a los recursos de apelación contra la decisión del instructor para cuestionar su imparcialidad y objetividad en la investigación", especifica el auto de 13 de diciembre de la Sección 30, en el que se rechaza la intención de la formación de Santiago Abascal de que se aporten a la causa, sin distinción alguna, todos los correos electrónicos de Juan Carlos Monedero.

Los magistrados Ignacio José Fernández Soto, Alberto Molinari López-Recuero y Carlos Martín Meizoso, este último en calidad de presidente, ponen de relieve en la resolución, a la que ha tenido acceso EL PERIÓDICO DE ESPAÑA, que la imparcialidad y objetividad del instructor "está fuera de toda duda" porque esta decisión "ha respetado los derechos constitucionales que amparan al investigado en el artículo 18 de la Constitución Española", que garantiza "el secreto de las comunicaciones".

Monedero entregó cuatro correos

Los jueces resaltan que en el caso de Monedero no ha sido necesario que el juez dictara un auto motivado para hacerse con los correos electrónicos del fundador de Podemos, sino que por el contrario "el propio interesado ha autorizado expresamente la intromisión, pero solo con respecto a esos cuatro correos electrónicos", que es precisamente lo que acordó el juez Escalonilla, que entendió que por el momento eran suficientes para esclarecer los hechos.

Por todo ello, la Sala acuerda desestimar el recurso de apelación de Vox, que consideraba que se debían volcar todos los correos de las conversaciones entre Juan Carlos Monedero y Andrea López Fernández, una de las socias de la filial española de la consultora mexicana denominada Neurona Consulting.

La formación de ultraderecha liderada por Santiago Abascal consideraba que la decisión del juez de limitar la intromisión en el correo electrónico de Monedero era "absurda" y que no cumplía los requisitos de una investigación "seria" y "rigurosa".

"Un cambio radical" en la investigación

"Lo que el Juzgado ha entendido para limitar la prueba, habiendo sido acordada con otro sentido, lo desconocemos", proseguía Vox en su recurso de 21 de septiembre, en el que sembraba dudas en la actuación del juez, a quien acusaba de haber protagonizado "un cambio radical" en el sentido de la investigación, que según su criterio era "forzado": "Porque limitar la prueba indicada a la mera comprobación de veracidad de los correos aportados por el propio investigado resulta contradictorio", decía el escrito de Vox.

La formación liderada por Abascal consideró "alarmante" la decisión del juez: "Parece más tratar de justificar la actividad investigadora con una diligencia que no puede ser denominada de investigación, sino más bien de ratificación. Parece una prueba pedida por la parte para acreditar la veracidad de los correos en caso de impugnación que una diligencia de investigación", según se especifica en el recurso de 21 de septiembre, al que ha tenido acceso EL PERIÓDICO DE ESPAÑA.

Noticias relacionadas