REGRESO A ESPAÑA

Zarzuela busca una residencia patrimonio del Estado para acoger a Juan Carlos I

  • La Casa del Rey no quiere que el retorno del emérito, tras el cierre de todas las investigaciones judiciales contra él, suponga un "gasto nuevo" para el erario público

  • La decisión de Felipe VI de retirarle su asignación anual hace imposible que Juan Carlos I pueda costearse una vivienda con sus propios recursos

El rey Felipe VI durante la gala de entrega del premio internacional de ciencias médicas Doctor Juan Abarca Abarca Prize en Madrid. EFE/ Emilio Naranjo

El rey Felipe VI durante la gala de entrega del premio internacional de ciencias médicas Doctor Juan Abarca Abarca Prize en Madrid. EFE/ Emilio Naranjo

4
Se lee en minutos

La operación de retorno de Juan Carlos I a España se ha puesto en marcha. Al cierre de la investigación de la Fiscalía suiza sobre la procedencia de los 65 millones de euros que le cedió a Corinna Larsen, se sumará próximamente el archivo de las tres diligencias que permanecen abiertas en la Fiscalía del Tribunal Supremo. Solo quedaría un último escollo: la demanda civil de su examante, por presunto acoso, seguimiento ilegal y difamación, ante un tribunal de Londres, donde primero se debe dirimir si el rey emérito tiene inmunidad o no para ser juzgado por la justicia inglesa.

Si finalmente no prospera, los problemas judiciales de Juan Carlos I quedarán resueltos, dentro y fuera de España. La mácula en su figura institucional permanece intacta pero sin la amenaza de que las indagaciones de la Fiscalía concluyan con la presentación de una querella ante el Tribunal Supremo. Las razones que llevaron a Felipe VI, con el respaldo activo del Gobierno, a propiciar que abandonara España, habrán desaparecido. Ninguna investigación obligará ya al rey emérito a permanecer en su exilo de Abu Dabi.

Por eso, desde hace meses, se trabaja en la perspectiva de su vuelta. La Zarzuela y La Moncloa se preparan para su regreso a España. Sobre todo la Casa del Rey. Pero su retorno no es un asunto fácil. Se está librando un importante tira y afloja. Juan Carlos I reclama seguir viviendo como lo hacía antes de tener que marcharse, en el Palacio de la Zarzuela. Esta posibilidad está totalmente descartada. Felipe VI se niega.

Fuentes conocedoras de las negociaciones explican a EL PERIÓDICO DE ESPAÑA que se baraja instalarle en una propiedad que sea patrimonio del Estado. Pero siempre que esta decisión no suponga un gasto añadido para el erario. Esto es algo que preocupa mucho. Al entorno del Rey, explican, le inquieta la reacción de Unidas Podemos. Que el socio del Gobierno de coalición insista en una campaña contra la monarquía, precisamente por el retorno a España de Juan Carlos I, que debería contribuir a estabilizar la situación de la Corona. Por ello no quieren que se genere un "gasto nuevo". Y aunque, en puridad, la vuelta a la Zarzuela sería la opción menos gravosa, las fuentes consultadas insisten en que no se contempla.

Otra de las posibilidades es que él mismo costeara su propia residencia pero esta alternativa también presenta complicaciones. Fuentes conocedoras aseguran que el rey emérito no podría afrontar el pago de su vivienda por falta de recursos. Felipe VI le retiró la asignación anual que percibía con cargo a los Presupuestos. Según las cuentas de 2020, ascendía a 198.845,10 euros. No está previsto ningún cambio en este sentido, lo que significa que Juan Carlos I no recibirá ninguna prestación pública para su manutención.

De hecho, recuerdan, pidió dinero prestado al Banco Santander y créditos personales a varios amigos para realizar sus dos regularizaciones fiscales con la Agencia Tributaria. La primera, por importe de 678.393,72 euros se produjo en diciembre de 2020, cuatro meses después de dejar España para instalarse en Emiratos Árabes, donde le acogió el jeque Mohammed bin Zayed. La segunda, de 4.395.901,96 euros, en febrero de este mismo año.

La apelación a la insolvencia del Rey es llamativa porque entre los escándalos en torno a su figura, uno de los más relevantes es que tuviera dinero oculto a Hacienda. Según aseguró la propia fiscal general del Estado, Dolores Delgado, "una cantidad importante e incluso inimaginable", que ha aflorado al ponerse al día con la Agencia Tributaria. Pero la imposibilidad de que pueda afrontar el gasto de una residencia con sus propios recursos, reiteran fuentes conocedoras, es una de las variables que La Zarzuela está teniendo en cuenta a la hora de organizar su vuelta.

Otras fuentes consultadas señalaron a este diario que se han llegado a inspeccionar viviendas en Puerta de Hierro para alojarle, aunque no confirman si se hizo por orden de Felipe VI. También que entre las posibilidades que se contemplan figura que el rey emérito viva a caballo entre Portugal y España. Desde hace unas semanas se preveía que la Fiscalía del Tribunal Supremo daría carpetazo a las tres diligencias de investigación sobre Juan Carlos I, por lo que hace tiempo que se contempla la opción de que el padre del Monarca viva de nuevo en España. Finalmente, se decidió aprobar una nueva prórroga de seis meses que ha permitido a la Casa del Rey disponer de más margen para negociar un acuerdo con el emérito sobre las condiciones en que se producirá su vuelta.

Mientras se acaba de ultimar la 'operación retorno', Juan Carlos I prosigue con su vida en Emiratos Árabes. Este fin de semana no se le vio entre el público del Gran Premio de Abu Dhabi, donde Max Verstappen ganó el título mundial de Fórmula 1 en la última vuelta, a pesar de que sí estaban siguiendo la carrera Elena y Cristina de Borbón, según fuentes conocedoras.

Noticias relacionadas