Laberinto jurídico

El TC busca fórmulas para evitar que las recusaciones por el 'procés' compliquen su arranque

  • La cascada de peticiones presentadas por implicados en el 'procés' contra los magistrados designados por el PP Arnaldo y Espejel obligan a dar respuesta ante un primer Pleno que incluye recursos de condenados y de Puigdemont.

  • Existe el riesgo de que el tribunal pierda el 'quorum' necesario para decidir, aunque el movimiento de las defensas podría considerarse fraudulento y frenarse de plano.

  • La sesión del 15 de diciembre incluye el recurso del PP contra el Fondo para cubrir las fianzas a los condenados, además de recursos por vulneración de derechos de Junqueras, Cuixart y el expresident huido.

Enrique Arnaldo, en su toma de posesión como magistrado del TC

Enrique Arnaldo, en su toma de posesión como magistrado del TC / EFE

5
Se lee en minutos

El Tribunal Constitucional (TC) recién renovado ya ha hecho públicas las órdenes del día de las que serán sus primeras deliberaciones, previstas para la próxima semana. No obstante, la cascada de recusaciones presentadas contra los magistrados designados a propuesta del PP, Enrique Arnaldo y Concepción Espejel, por su presunto "sesgo ideológico" de cara a los asuntos que tengan que ver con el 'procés' independentista en Cataluña, pueden complicar su arranque. Por el momento no se ha decidido la fecha ni el método para encarar este asunto, aunque se abren varios escenarios.

Fuentes del órgano de garantías reconocen a EL PERIÓDICO DE ESPAÑA que el tribunal presidido por Pedro González Trevijano aún no ha decidido si las recusaciones se resolverán en un Pleno extraordinario o se incluirán como 'adenda' en un momento inicial del propio Pleno del día 15 de diciembre, una sesión que incluye varios recursos relativos al 'procés', aunque ninguno de especial relevancia. 

Tanto en el acto por el Día de la Constitución en el Congreso de los Diputados como en una entrevista este martes en la Cadena Ser, García Trevijano ha señalado que el TC resolverá sobre las recusaciones "en tiempo y forma", y que respecto de lo primero se decidirá "de inmediato", sin dar más detalles. Las fuentes consultadas aseguran que, en todo caso, que el TC encontrará la fórmula para evitar su paralización. 

Recusaciones fraudulentas

Ésta puede pasar por rechazar 'de plano' las recusaciones. Las fuentes consultadas señalan que hay que valorar si los movimientos de las defensas tienen como objetivo paralizar el Tribunal, dejándolo sin 'quórum' -la ley obliga a que al menos sean ocho los magistrados que decidan sobre un asunto-. Este tipo de recusaciones, como las que se dirigen contra la totalidad o la mayor parte del Tribunal, se consideran fraudulentas y, generalmente, se inadmiten 'ad limine'.

 La tramitación de las recusaciones lleva tiempo, ya que hay que nombrar a un magistrado instructor y dar audiencia a todas las partes, por lo que otra opción pasaría por retrasar por el momento los puntos que puedan verse afectados a un Pleno posterior, a principios de 2022, al no ser urgente la resolución de ninguno de ellos.

Por el momento han recusado a Arnaldo y Espejel tanto los condenados por el 'procés' Oriol Junqueras, Raül Romeva y Dolors Bassa como el expresident huido Carles Puigdemont y los tres ex consejeros procesados que permanecen junto a él fuera de España. A última hora del pasado viernes se unió a ellos el expresident Quim Torra.

¿Podrá decidir el presidente?

Las recusaciones cursadas por la defensa de Puigdemont, que ejerce Gonzalo Boye y también la presentada por Torra por el mismo letrado no afectan solo a los nuevos magistrados conservadores, sino también al propio presidente para decidir sobre una de las recusaciones, la de Arnaldo. Ello supone una complicación más en el laberinto en el que parece haberse convertido el arranque del nuevo tribunal.

Así lo han incluido los recurrentes en sendos 'otrosí' de sus escritos en los que piden, expresamente, que González Trevijano se aparte y evite así participar en el presente incidente de recusación en lo relativo a Arnaldo "por su estrecha relación de amistad", que hace que, según esta parte, el presidente se halle "incurso en causa de abstención" prevista en la ley para decidir sobre si se aparta o no al nuevo magistrado.

Como prueba, Boye señala, según los escritos a los que ha tenido acceso EL PERIÓDICO DE ESPAÑA, el prólogo que el actual presidente del Constitucional escribió para el libro Tiempo de Constitución. Límites, controles y contrapesos del poder, escrito por Arnaldo, y publicado este mismo año por la Editorial Universitaria Ramón Areces. 

Ocho magistrados como mínimo

Por todo ello, el peligro que parecer cernirse sobre el órgano es el de falta de 'quorum' para resolver incluso para las propias recusaciones. Ahora mismo hay dos magistrados apartados de las causas el procés, el conservador Antonio Narváez y Cándido Conde-Pumpido, perteneciente al ala progresista de este órgano. 

Ambos se apartaron por iniciativa propia tras ser recusados por los líderes independentistas en relación con sendas conferencias que ambos pronunciaron en 2017, en plena efervescencia del 'procés', y que según los condenados demostraban una predisposición en su contra. La lógica apuntaría que tampoco ellos pudieran decidir sobre las recusaciones de sus compañeros.

Si a estos dos magistrados sumamos a los nuevos recusados -de admitirse las últimas recusaciones- serían cuatro los apartados para decidir sobre el procés, lo que sitúa al TC en el límite del 'quorum' señalado por la ley. El problema es que se cuenta con una ausencia más, la del conservador Alfredo Montoya, de baja desde hace varios meses por un problema de salud. 

De este modo, de prosperar las peticiones de los abogados de líderes del 'procés el tribunal se encontraría incapacitado a día de hoy para decidir sobre este asunto. Incluso para decidir sobre las recusaciones. 

Asuntos del Primer Pleno

Según el orden del día ya hecho público de forma oficial por el TC, en el Pleno del día 15 se incluyen temas como un recurso de diputados de Ciudadanos en el Parlament de Cataluña contra la decisión de la Mesa de éste órgano que reinvidicó en septiembre de 2019 la amnistía de los líderes independentistas; así como otro del PP contra el fondo aprobado por el Govern para cubrir las fianzas que reclama el Tribunal de Cuentas a los condenados.

Entre los asuntos que podrían verse afectados por las recusaciones, y que no se descarta que finalmente se retrasen a otra sesión, está, en el epígrafe denominado 'dación de cuenta de autos', un recurso presentado por el exvicepresidente de la Generalitat de Cataluña Oriol Junqueras y otros presentados por el presidente de Ómnium Cutural Jordi Cuixart contra decisiones adoptadas en su día contra ellos por el Tribunal Supremo. 

También figura una petición de Puigdemont contra varios autos de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo relativos a su situación procesal y a las órdenes de detención y entrega europeas e internacionales.

Noticias relacionadas