DÍA DEL SIDA, ÚLTIMO EJEMPLO

El veto de Vox deja al Congreso sin nuevos homenajes a la igualdad o la lucha contra el VIH

  • En la legislatura XII, la anterior de más duración, la Cámara pudo sacar adelante declaraciones sobre violencia contra la mujer o contra la mutilación genital femenina; actualmente, no es posible

Hemiciclo vacío del Congreso de los Diputados.

Hemiciclo vacío del Congreso de los Diputados. / Agencias

4
Se lee en minutos

Una comparativa numérica sirve para contextualizar por qué el Congreso aprueba ahora menos declaraciones institucionales. En el ecuador de la última legislatura larga, la de 2016 a 2019, la Cámara logró instaurar 26 declaraciones. En el ecuador de la presente legislatura ha avalado 15.

La causa es fácilmente detectable; se ha visualizado este miércoles: Vox.


/ epe

Conseguir que el Congreso apruebe una declaración institucional requiere del visto bueno de todos los grupos. El procedimiento, simplificado, sería más o menos así: un grupo parlamentario escribe un texto para que, al final de una sesión plenaria, justo antes de las votaciones, un miembro de la Mesa la lea ante el pleno. El texto se reparte entre los demás grupos para que den el visto bueno o planteen algunas modificaciones. Si entre los proponentes de los cambios y el grupo impulsor se acuerdan los términos, la declaración se entrega a la Mesa con las firmas de diputados de todos los grupos. Es el único requisito. Un secretario (la Mesa tiene cuatro) hará la lectura. Terminada, los parlamentarios aplauden.

Antes de que Vox llegara a la Cámara Baja, este procedimiento, por regla general, atravesaba todas las fases porque la unanimidad era la nota predominante. Ahora que está Vox en la Cámara, las declaraciones quedan abortadas antes de llegar a la Mesa.

No todas, es cierto, pues en lo que va de legislatura el Congreso ha podido dar lectura a 15 declaraciones institucionales. No son pronunciamientos legislativos, ni mucho menos; son lecturas deliberadamente ajenas a motivaciones ideológicas, y sobre todo, a ímpetus partidistas. Son textos blancos.

La presidenta del Congreso, Meritxel Batet.

/ EFE

Pero a Vox no le gustan. Este miércoles, Día Mundial de la Lucha contra el Sida, ha negado su firma a una declaración promovida por el PSOE. Fuentes de la formación que lidera Santiago Abascal han explicado, por medio de un mensaje en su canal de Whatsapp, que no tiene intención de apoyar ninguna declaración que "haga alusión a la Agenda 2030". Este partido inició hace varias semanas una campaña contraria esta enumeración de objetivos de desarrollo sostenible, que promociona Naciones Unidas. Son propósitos más o menos genéricos sobre la erradicación de la pobreza, el combate a la hambruna en numerosas zonas del planeta o la contención y reversión del cambio climático. Vox, de hecho, ha cuestionado el cambio climático. Fue vehemente en sus críticas a la reciente cumbre de Glasgow al respecto.

Dicen las fuentes de Vox que respaldan a la "comunidad científica y médica" en la lucha contra el SIDA y que confía en que "el progreso científico y los buenos cuidados sanitarios hagan posible la curación completa de la enfermedad".


/ epe

No es la primera vez y no será la última. Hace una semana, el grupo que en el Congreso dirige Iván Espinosa de los Monteros rechazó firmar una propuesta de declaración por el Día contra la Violencia de Género, el pasado 25 de noviembre. Tuvo que ser la presidenta de la Cámara, la diputada socialista Meritxell Batet, la que, en virtud de su cargo, leyera una declaración en recuerdo de las más de 1.000 mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas desde que hay estadísticas. Asimismo, unos pocos días antes, Unidas Podemos intentó un documento similar en solidaridad con los trabajadores del metal, pero sin suerte.

Como tampoco hubo declaración con motivo del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer Trabajadora. Vox, al igual que del ecologismo, reniega del feminismo.

Solidaridad con La Palma o Cumbre de la Ceguera

Un total de 15 declaraciones ha podido secundar la Mesa por unanimidad de los grupos; la última fue una de apoyo a la isla de La Palma por la erupción volcánica, que no cesa.


/ epe

Los hechos o motivos que han suscitado las demás son variados, desde la Cumbre Mundial de la Ceguera, el Día Nacional de las Lenguas de Signos, el Día contra el Cáncer, el Día en Memoria de las víctimas de los accidentes de tráfico o el Día Mundial de las Enfermedades Raras. También las ha habido para dar respaldo a las personas con trastornos de salud mental o a las personas con fibrosis quística. O para homenajear el Día de los Derechos Humanos o el de los derechos del niño.

Se trata de cuestiones universales y solidarias, de pura filantropía. Siempre en el Congreso ha resultado sencillo aprobar declaraciones relacionadas con asuntos así. Los grupos, hasta esta legislatura, estimaron que la celebración del Día de la Mujer o del Día contra la Violencia de Género formaban parte de esos asuntos de envergadura social.

Otros tiempos

Repasar las declaraciones que cristalizaron durante la legislatura 2016-2019 muestra que el abanico, antes, era más amplio. Hubo una de apoyo al proceso de paz en Colombia, que difícilmente sería concebible ahora, y pudieron hacerse, acordarse y leerse otras con ocasión del Día Mundial del Sida, según el año.

Reconocer el éxito de la delegación española en los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro, en 2016; impulsar la celebración de los Juegos del Mediterráneo de Tarragona en 2017, promover la instalación del Telescopio de Treinta Metros en Canarias; apoyar la Conferencia Parlamentaria Global sobre Población y Desarrollo; o conmemorar el Día de los Derechos del Niño hilaron los textos de otras tantas declaraciones.


/ EFE.

Sobre la situación humanitaria en Alepo (Siria) e incluso en recuerdo del profesor Joan Rodés debido a su fallecimiento se hicieron lecturas ante las respectivas sesiones plenarias.

El Congreso emitió una declaración por el Día de la Mujer en 2017, de tolerancia cero contra la mutilación genital femenina en febrero de 2018 o de repulsa a la violencia contras las mujeres en noviembre de 2018.

Son ejemplos, eran otros tiempos. Actualmente, en el Congreso, no es posible.

Noticias relacionadas