EL EXPRESIDENTE PRESENTA SU LIBRO

Tenso reencuentro entre Ayuso y Casado con Rajoy de árbitro

Ha costado un mes y medio, pero la presentación del nuevo libro de Mariano Rajoy hizo coincidir a Casado y Ayuso. Cada gesto se estudió al milímetro y la tensión acumulada quedó patente en la foto de familia. Hubo saludo y una charla distendida fuera de cámaras

Pablo Casado, Mariano Rajoy e Isabel Díaz Ayuso en la presentación del libro del expresidente, ’Política para adultos’.

Pablo Casado, Mariano Rajoy e Isabel Díaz Ayuso en la presentación del libro del expresidente, ’Política para adultos’. / José Luis Roca

3
Se lee en minutos

Por fin llegó el reencuentro. Costó un mes y medio y había tensión acumulada, pero llegó. Pablo Casado e Isabel Díaz Ayuso volvieron a verse públicamente en la tarde de este miércoles en el Casino de Madrid. Lo hicieron en la presentación del nuevo libro de Mariano Rajoy, 'Política para adultos', cuyo título recuerda inevitablemente a la situación de crisis interna dentro del PP.

La expectación por la cita era máxima desde que se supo que ambos dirigentes se verían las caras después de más de mes y medio sin hacerlo. Los primeros en llegar fueron el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, y la presidenta regional. Posaron con Rajoy y pasaron a una sala donde se iban acumulando los invitados vip.

Justo después empezó el goteo de exministros de Rajoy. Íñigo de la Serna, Rafael Catalá, Juan Ignacio Zoido, Íñigo Méndez de Vigo y Fátima Báñez fueron algunos. Se rieron y compartieron alguna anécdota. También aparecieron Soraya Sáenz de Santamaría (todos la saludaron con gestos de cariño), Luis de Guindos, Cristóbal Montoro, José Ignacio Wert y Pedro Morenés. Ninguno quiso perdérselo.

El presidente del PP, Pablo Casado, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, conversan durante la presentación del libro de Mariano Rajoy.

/ JOSÉ LUIS ROCA

Llegó el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, que además de saludarse con Rajoy, también lo hizo con Casado. Aguantaron los tres mientras seguían los flashes. El expresidente y el actual líder del partido caminaron juntos para satisfacer la nube de cámaras que esperaba un posado.

Después se unieron al resto de dirigentes y exministros en la sala unos minutos. Ahí se produjo el reencuentro entre Casado y Ayuso, que luego hicieron visible en una foto de familia con el alcalde de Madrid y el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco. Según algunos de los presentes, compartieron una charla "distendida" tras saludarse y quedaron en verse el próximo lunes, Día de la Constitución, cuando coincidirán en los actos que organiza el Congreso.

Foto de familia con protocolo

El protocolo estaba establecido a pesar de los amagos espontáneos del expresidente para juntar a ambos. Rajoy en medio, a un lado Casado y al otro, Ayuso. Cuando terminaron, el líder nacional y la presidenta madrileña estuvieron charlando un par de minutos en un lateral desatando la total atención mediática. Decenas de cámaras se agolparon a su lado evidenciando lo mucho que había tardado en llegar el reencuentro entre el líder del partido y su dirigente más popular.

En el arranque de la presentación, el periodista Carlos Herrera resumió la sensación general de la sala: "En Navidad se producen reencuentros de familia que llevan tiempo sin verse. Algunos que no se producen porque no quieran, sino porque así están las cosas". La risas fueron inevitables. "¿Está contento por ello?", le preguntó el maestro de ceremonias a Rajoy. Respondió con un gesto, fiel a su estilo, que vino a decir que sí.

Ya al tomar la palabra, el expresidente se dirigió, en primer lugar, "al presidente de mi partido". Miró a Casado y aseguró que "por el bien de todos, debe llegar cuanto antes a la Moncloa". Hubo un aplauso cerrado. Justo después agradeció su presencia a Ayuso, poniendo en valor "su valentía" durante la gestión de la pandemia a pesar de "haber sido objeto de críticas absurdas de la izquierda", y reconociendo que "la que le sorprendió especialmente" fue la relativa a levantar el Hospital Isabel Zendal.


/ DAVID FERNÁNDEZ.

Un mes y medio evitándose

El último acto que compartieron juntos Casado y Ayuso fue el 19 de octubre. A partir de ahí y a pesar de haber participado en congresos regionales del partido (el de Castilla-La Mancha y Andalucía) la coincidencia de las agendas se hizo imposible. Tampoco en desayunos informativos, entregas de premios e incluso en la manifestación contra la derogación de la 'ley mordaza' el pasado fin de semana.

El propio expresidente del Gobierno aseguró esta mañana en la 'COPE' que le hacía "mucha ilusión" la asistencia de ambos, confesando que le habría dado rabia que no lo hubieran hecho. "Y sobre esto, yo he vivido muchas cosas de estas, y créanme que se arreglan", dijo en la misma emisora dando a entender que su apuesta es que habrá paz entre Sol y Génova.

Noticias relacionadas