Ayuso acusa a Sánchez de favorecer a las comunidades del PSOE en el reparto de fondos europeos y castigar a las del PP

Isabel Díaz Ayuso y Alfonso Fernández Mañueco mantienen una reunión en la Puerta del Sol.

Isabel Díaz Ayuso y Alfonso Fernández Mañueco mantienen una reunión en la Puerta del Sol.

3
Se lee en minutos

La forma en que el Gobierno gestiona el reparto de los fondos europeos lleva tiempo generando desconfianza entre las comunidades autónomas del PP. Ayer, directamente, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el de Castilla y León, Alfonso Sánchez Mañueco, aprovecharon la reunión que mantuvieron en la Puerta del Sol para poner voz popular a ese malestar y acusar a Pedro Sánchez de favorecer a las regiones gobernadas por el PSOE o por sus actuales socios de legislatura.

La dirigente madrileña acusó de “ocultismo” y “sectarismo” al Ejecutivo central. En su opinión, por la experiencia propia de sus consejeros, lo que le trasladan los responsables de los distintos ayuntamientos de la región y, también, gran "parte del sector privado", el Gobierno oculta información sobre la gestión de los Fondos de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Unión Europea e intuyen que "parte ya se está repartiendo de forma arbitraria".

Por esta razón, tanto ella como Fernández Mañueco exigieron ayer la convocatoria de la conferencia sectorial que corresponda para poder debatir sobre este asunto. “Sea esta la de asuntos europeos o la de financiación”, apuntó el presidente de Castilla y León, pero que convoquen "el órgano oficial" donde todas las comunidades puedan obtener la misma información y debatir sobre su idoneidad.

De esta forma, el PP, con Ayuso al frente y de la mano de Mañueco, abre otro frente con el Gobierno de Sánchez que viene gestándose desde hace meses. La presidenta madrileña interpreta que esto no debería ser “un frente entre partidos”, pero se muestra muy convencida de que hay un reparto desigual de los fondos, si no de los fondos económicos como tal, al menos sí de la información que se proporciona a los dirigentes autonómicos en función de su color político. “Empezamos a preocuparnos”, asegura. Y fue más allá, advirtiendo de la posibilidad de que Sánchez esté utilizando el fondo de recuperación europea para completar su propia campaña electoral.

“Nosotros”, en referencia a las comunidades autónomas, “somos los que acusamos el golpe” de la pandemia, “pero somos los últimos en tener información”, explicó Ayuso mientras Mañueco reconocía gestualmente que así era. Según apuntan ambos, otras comunidades, siempre distintas a las del PP, empiezan a poner en marcha sus planes mientras ellos continúan sin saber nada. “Hay gobiernos privilegiados en el reparto de fondos”, denuncia Mañueco, y por eso exigen la convocatoria de la conferencia sectorial.

Su queja no es solo la arbitrariedad y ocultismo, sino que "solo un tercio de los 70.000 millones que llegarán a España hasta 2023 van a ser ejecutados a través de las propias comunidades autónomas", según informan desde Puerta del Sol, que añaden que el Ministerio de Trabajo y Economía Social "ha distribuido 9 millones de euros de estos recursos entre sólo cuatro regiones para subvenciones de empleo", sin que Madrid y Castilla y León se encuentren entre ellas.

Falta de retorno

Las distintas comunidades dirigidas por el PP llevan meses quejándose por el escaso margen de maniobra que tienen actualmente para gestionar esos fondos y dedicarlos a lo que ellos consideran oportuno. Se quejan, además, de la falta de retorno por parte de la Vicepresidencia primera, que es la encargada de liderar la gestión de estas ayudas europeas. Las distintas comunidades enviaron a principios de año sus propuestas estratégicas y medidas concretas para la reactivación económica de sus regiones en línea con los criterios solicitados por la Unión Europea, pero dicen no haber recibido respuesta sobre las mismas desde el equipo de Nadia Calviño.

En cambio, a finales de septiembre recibieron una carta en la que se les pedía que en un plazo mínimo de 15 días presentaran los tres proyectos estrella que querían financiar con estos fondos. Andalucía se plantó y dijo que no se molestaría en responder a esta petición sin antes haber obtenido una valoración de las decenas de propuestas enviadas. Madrid, aunque enfadada, optó por responder pero en el Gobierno de Ayuso lamentan que sigan sin información y por eso acusan a Sánchez de ocultismo.

Noticias relacionadas