EDUCACIÓN

Casado ofrece sus senadores para aplicar el 155 si Cataluña no acata la sentencia sobre inmersión lingüística

El líder de la oposición advierte al Gobierno de que si la Generalitat "se declara en flagrante rebeldía" y no garantiza un 25% de las clases en castellano tras la sentencia del Tribunal Supremo, Sánchez "deberá aplicarla directamente". Para eso ofrece los votos de sus senadores: apoyarían la aplicación de un 155 educativo

Pablo Casado, en el Congreso de los Diputados.

Pablo Casado, en el Congreso de los Diputados. / EP

2
Se lee en minutos

El PP pasa a la ofensiva tras la sentencia del Tribunal Supremo que ratifica la cuota del 25% de castellano en todas las aulas catalanas. Pablo Casado ha ofrecido al Gobierno los votos de sus senadores para aplicar el artículo 155 en Cataluña si el Govern, como ya ha dicho, decide no acatar el fallo judicial. El líder del PP acudía este mediodía a la concentración organizada por las asociaciones de la Guardia Civil y los sindicatos de la Policía Nacional contra la derogación de la ley mordaza a las puertas de la Delegación del Gobierno en Madrid. Y allí ha mandado un mensaje contundente a Pedro Sánchez: "Si la Generalitat se declara en flagrante rebeldía, Sánchez tiene que hacer lo que esté a su alcance para que se cumpla la resolución".

Para el PP "hacer lo que esté a su alcance" incluye esa herramienta, a pesar de que Casado no quiso mencionarla en ningún momento: "Aplicar en el Senado el artículo de la Constitución que hace que el Estado pueda aplicar las competencias que según el Título VIII le son propias", insistió el líder popular, volviendo a recordar que "la educación tiene una titularidad estatal que las autonomías administran".

Y, de ahí, que el Gobierno "tiene que aplicar directamente la sentencia" si la Generalitat se niega a hacerlo. "Ofrecemos nuestros votos, pero me temo que Sánchez prefiere gobernar con ERC", zanjó Casado.

Arrimadas se une a la petición

También la líder de Ciudadanos exigió al presidente del Gobierno "aplicar todos los instrumentos", incluido el artículo 155 "que el PP levantó en 2018 cuando todavía no se cumplían las leyes" para garantizar que se respeten los derechos de los catalanes.

"Bienvenido el PP", ironizó Inés Arrimadas desde el Congreso de los Diputados, insistiendo en que su formación "ya advirtió" al partido de Mariano Rajoy que no debía dejar de aplicarlo antes de tiempo. "El Gobierno y la Constitución tiene herramientas de sobra para que las sentencias se cumplan", zanjó la dirigente naranja.

La Generalitat advirtió que no aplicará la sentencia conocida ayer y que no habrá cambio alguno en sus planes lingüísticos. El propio 'president', Pere Aragonès, calificó de “muy grave” la decisión judicial. “El catalán en el colegio no se toca”, afirmó tras dejar claro que la inmersión es una garantía de cohesión social e igualdad de oportunidades. También la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, defendió la inmersión lingüística como la mejor manera de cohesionar una sociedad esta mañana en una entrevista.

"Garantías" del Gobierno

A las palabras del 'president' se ha sumado también el conseller de Educación de la Generalitat, Josep Gonzàlez-Cambray, que este mismo miércoles ha asegurado que la ministra de Educación, Pilar Alegría, le ha dado "garantías" de que no ejecutará la decisión del Tribunal Supremo (TS). En una entrevista en Rac1 ha dicho que el ministerio emplazará a que se cumpla la LOMLOE, según le ha trasladado Alegría, y ha sostenido que dicha ley educativa estatal garantiza el aprendizaje de las dos lenguas en las comunidades con lengua cooficial.

Por otro lado, ha asegurado que "no se está exponiendo a los directores de los centros" porque el departamento les da cobertura y no les pasa ninguna presión --en sus palabras--. "La escuela no debe decidir nada. Debe seguir haciendo el trabajo como hasta ahora y desplegando los proyectos lingüísticos como los tenía hasta hoy. La sentencia no nos afecta", ha manifestado.

Noticias relacionadas