Yolanda Díaz pide explicaciones a Pedro Sánchez por el uso de tanquetas en las protestas de Cádiz

  • El presidente del Gobierno ha pedido al ministro del Interior un informe sobre por qué se han utilizado en el séptimo día de huelga del sector metalúrgico para dispersar manifestantes

  • La respuesta a la vicepresidenta queda ahora a la espera de las justificaciones que pueda ofrecer Grande-Marlaska, que ha sido criticado por Unidas Podemos y Más País

PUERTO REAL (CÁDIZ), 22/11/2021.- Trabajadores del sector del metal durante la séptima jornada de huelga en la barriada Río San Pedro en Puerto Real (Cádiz). La Policía y los manifestantes del sector del metal se enfrentan desde esta mañana en el inicio de la séptima jornada consecutiva de huelga

PUERTO REAL (CÁDIZ), 22/11/2021.- Trabajadores del sector del metal durante la séptima jornada de huelga en la barriada Río San Pedro en Puerto Real (Cádiz). La Policía y los manifestantes del sector del metal se enfrentan desde esta mañana en el inicio de la séptima jornada consecutiva de huelga / Román Ríos

2
Se lee en minutos

El uso de tanquetas de Unidades de Intervención Policial en las protestas de trabajadores del sector del metal en Cádiz ha generado un nuevo roce entre los socios del Gobierno de coalición, que ha provocado la intervención directa de la vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz. Tras siete días de huelga, este lunes se han utilizado vehículos blindados para dispersar a los manifestantes y retirar y abrir barricadas. Una respuesta muy poco habitual, por parte de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, que ha indignado a Unidas Podemos.

La prueba ha sido que la propia Díaz ha pedido explicaciones directamente al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, según ha adelantado El Confidencial y ha podido confirmar EL PERIÓDICO DE ESPAÑA. A raíz de esta conversación el jefe del Ejecutivo ha reclamado un informe al Ministerio del Interior, para que justifique por qué se ha recurrido al uso de tanquetas.

En estos momentos todas las miradas están puestas en el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska. De hecho, según las fuentes consultadas por este diario, "Sánchez no parece que estuviera muy al tanto" sobre lo que ha sucedido en las protestas de Cádiz. Y eso ha supuesto que todo quede pendiente de la justificación que pueda ofrecer ahora Marlaska.

Desde Unidas Podemos se lamenta que la Policía se haya decantado por este método para disgregar a los trabajadores que, aseguran fuentes de la formación, "ni Mariano Rajoy llegó a usar nunca en Cataluña". La parte morada del Gobierno entiende que éste no puede ser el modo de operar de un Gobierno progresista. A ellos, que defienden su presencia en el Ejecutivo como la forma más útil de proteger a los trabajadores, esto les hace especialmente daño.

Por eso, además de las gestiones que Díaz ha hecho con Sánchez, las críticas no han tardado en llegar. El presidente de Unidas Podemos en el Congreso, Jaume Asens, ha asegurado en Twitter que "sacar tanquetas a la calle frente a una huelga es un error". "Le pedimos al ministro que no vuelva a pasar, esa imagen es una provocación", ha añadido. Desde Más País, su portavoz Íñigo Errejón, también ha reclamado aclaraciones al Gobierno con varias preguntas parlamentarias sobre el asunto. Quiere saber si para el ministro ésta es una respuesta "legítima y correcta" o si podría ser un caso de "excesos" y posibles "irregularidades" de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Desde hace una semana 29.000 trabajadores del metal, de los astilleros y de toda la industria auxiliar de la provincia de Cádiz se encuentran en huelga indefinida por la negociación del convenio colectivo y, en concreto, sobre el aumento de salarios. El incremento del IPC y el encarecimiento de la cesta de la compra ha llevado a los sindicatos a reclamar una subida de sueldos que la patronal se niega a aceptar.

Un conflicto que podría extenderse a otros sectores y que anticipa lo que los expertos denominan el "invierno del descontento". Aunque en este caso se encuentra muy localizado y es fruto del vencimiento hace un año del Convenio Provincial del Metal, las secuelas económicas de la pandemia, la inflación, la crisis de suministros, entre otras causas apuntan a una oleada de protestas sociales a nivel global.

Noticias relacionadas