CRISIS DEL METAL

Kichi pide una reunión urgente a Yolanda Díaz para mediar en las protestas del metal en Cádiz

  • El alcalde de Cádiz reprocha a la ministra de Trabajo que nunca haya contestado a las misivas enviadas para resolver esta situación

  • Aumentan las críticas de Unidas Podemos al ala socialista del Gobierno: "Ministro Marlaska, saque las tanquetas de las calles de Cádiz, siempre las puede devolver a la ministra de Defensa", ha asegurado desde la tribuna del Congreso Jaume Asens, presidente del Grupo Parlamentario

José María González Kichi en las protestas del sector siderúrgico de Cádiz

José María González Kichi en las protestas del sector siderúrgico de Cádiz / EFE

5
Se lee en minutos

El alcalde de Cádiz, José María González, presiona a la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, para que tome partido claro en la crisis del metal en la provincia, donde el sector siderúrgico afronta este martes su octava jornada de huelga indefinida. Kichi envió este lunes una carta a Díaz en la que le pide una reunión urgente para abordar la situación laboral de la bahía de Cádiz; lo hizo el mismo día en que la vicepresidenta trasladó al presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, su malestar por la presencia de tanquetas en las protestas para diluir las barricadas.

"Le escribo esta carta para solicitarle y reiterar la necesidad de una reunión urgente", continúa el alcalde. "Es imprescindible hacer todos los esfuerzos desde las instituciones en las que nos encontramos actualmente para afrontar esta situación. No solo debemos mediar en el convenio, no solo debemos remar para que las trabajadoras y trabajadores consigan un acuerdo digno, sino también para que la bahía de Cádiz tengan un presente y un futuro", detalla la carta, adelantada por la Cadena Ser.

"La situación de la Bahía es crítica. El sector industrial agoniza. Necesitamos la implicación del Gobierno para que se cumplan los convenios, para salvar los empleos y para un plan que pase por reindustrializar Cádiz y dotarla de una realidad de trabajo digno, sostenido y sostenible", defiende el alcalde de la ciudad, que reitera la necesidad de una reunión. "Siendo consciente de su sensibilidad, le emplazo y le invito a una reunión en Cádiz, a ser posible esta semana".

En declaraciones a mediodía de este martes en Al Rojo Vivo, el alcalde de Cádiz ha reprochado a Díaz el no haber recibido respuesta en otras cartas enviadas anteriormente. "A la ministra le hemos mandado una carta, otra carta más que le venimos mandado. Las cartas se han mandado en reiteradas ocasiones pero no han tenido nunca respuesta. Hemos mandado una nueva carta a la ministra Yolanda Díaz pidiendo que tome partido y, en la medida de sus responsabilidades, medie para una resolución satisfactoria en este conflicto", ha añadido.

Kichi ha apuntado a que "el Gobierno tiene una responsabilidad directa" en el conflicto. "Estamos hablando de empresas del sector auxiliar que trabajan para una empresa matriz que es Navantia que es 100% capital público de la SEPI. Al Gobierno de España le debería de interesar las relaciones y el cumplimiento de los convenios de las empresas que trabajan para él".

"Son demasiados dias de conficto y se echa la menos la mediación del Gobierno de España. No necesitamos tanquetas ni antidisturbio necesitamos planes de reindustrialización, inspectores de trabajo para que se cumplan los convenios. Se firme el convenio que se firme, si no hay inspectores de trabajo para que se cumplan, da igual".

MALESTAR EN UNIDAS PODEMOS

El conflicto laboral de Cádiz, por el que los trabajadores se han echado a las calles después ante el desacuerdo con la patronal para renovar el convenio colectivo, ha generado un conflicto en el seno del Gobierno por el apoyo del socio minoritario de la coalición a la clase trabajadora; una brecha que este lunes se ahondó con la aparición de vehículos militares para frenar las barricadas. El malestar en las filas moradas es patente, y así se lo hacía constar Díaz al presidente de Gobierno, que pedía a su vez un informe al Ministerio del Interior para explicar los motivos.

Este martes, en la sesión parlamentaria donde se debaten los Presupuestos, el presidente del Grupo Parlamentario de Unidas Podemos, Jaume Asens, ha señalado directamente a Fernando Grande Marlaska como responsable de este episodio. "Ministro Marlaska, saque las tanquetas de las calles de Cádiz, siempre las puede devolver a la ministra de Defensa", llamaba desde la tribuna, después de mostrar su "solidaridad" con los trabajadores en huelga y reprochar la actuación del ala socialista.

"Los derechos laborales son fruto de la lucha contra los abusos de la patronal", comenzaba. "No vimos las tanquetas en Núñez de Balboa o en Chueca, con las manifestaicones neonazis. ¿Las veremos este fin de semana en las protestas contra la Ley Mordaza?", censuraba el diputado catalán.

Antes de esta petición de reunión, ya se pronunció otra de las referentes del anticapitalismo andaluz, la líder de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez, que este lunes culpó de esta situación directamente al Gobierno, que tiene participación en algunas de las principales empresas afectadas por la huelga. "El Gobierno es propietario de Navantia, parte de Alestis y de Airbus, es responsable de gran parte de la carga de trabajo y de la inspección laboral que permite jornadas de 12 horas de lunes a domingo", denunciaba la diputada andaluza en redes sociales en un mensaje que acompañaba con un vídeo donde se podía ver la tanqueta de la Unidad de Intervención Policial (UIP). "Esta es su intervención en el conflicto del metal", reprochaba.

Tanto Rodríguez como Kichi apuntaban directamente a la Inspección de Trabajo, un organismo dependiente del Ministerio de Trabajo y especialmente sensible para su titular, Yolanda Díaz, que ha hecho bandera de este cuerpo de funcionarios, que en los últimos años han llevado a cabo importantes campañas contra el fraude laboral y han conseguido la contratación fija de centenares de miles de trabajadores temporales.

Ya el viernes de la semana pasada comenzaron las tensiones entre los dirigentes andaluces y la dirección de Unidas Podemos, después de unas polémicas declaraciones de Enrique Santiago, secretario de Estado de Agenda 2030. "Lo que les pido a los trabajadores es que tengan confianza en el trabajo que está haciendo este Gobierno", aseguró en RNE, donde también advirtió del riesgo de que las protestas fueran utilizadas por la derecha.

El alalde de Cádiz ya mostró entonces su malestar con las palabras del dirigente morado, situando la responsabilidad en el Ejecutivo: "Quiero transmitir un mensaje distinto al de Enrique Santiago: Pido a los trabajadores que tengan confianza en su reivindicación colectiva", defendía en Twitter. "Al Gobierno le exigimos que se ponga de parte de los trabajadores, que impida el cierre de Airbus y dote de un convenio digno los Astilleros".

Noticias relacionadas