PRESUPUESTOS

El Gobierno cede y obligará a Netflix a producir en catalán, euskera y gallego

Los republicanos se han asegurado que el 6% del catálogo de las plataformas tenga que estar en las lenguas cooficiales | Sánchez podrá aprobar las Cuentas con holgura, más de 182 'síes', en la votación definitiva en el Congreso este jueves

3
Se lee en minutos
Xavi Barrena y Pilar Santos

Los Presupuestos Generales del Estado recibirán el próximo jueves el visto bueno del Congreso de los Diputados. El Gobierno de coalición ha alcanzado un pacto con ERC para que voten a favor de las Cuentas públicas para 2022. El 'sí' de los 13 diputados republicanos, necesarios para sacar adelante las cuentas, llega después del entendimiento con el Ejecutivo en torno a la protección de las lenguas cooficiales (catalán, gallego y euskera) en la producción audiovisual y su presencia en plataformas de 'streaming', como Netflix o HBO. Esas empresas deberán ofrecer al menos el 6% de su contenido en esas lenguas, como ha avanzado este diario. Además, se estrenará un fondo de 10,5 millones de euros para incentivar la creación de producciones en catalán, gallego o euskera.

Con los apoyos conocidos hasta este martes, los Presupuestos recibirán 181 'síes': PSOE (120), Unidas Podemos (34), ERC (13) EH Bildu (5), PDECat (4), Más País (2), Compromís (1), PRC (1) y ahora Nueva Canarias (1). El PNV (6), Teruel Existe (1) y Coalición Canaria (1) siguen negociando y no han querido aclarar su posición. El 'no' llegará por parte del PP (88), Vox (52), Ciudadanos (9), la CUP (2), UPN (2) y Foro Asturias (1). Junts (4) aclarará su posición este jueves. El BNG (1) hará una "abstención técnica". Falta por conocer la decisión del tránsfuga de Ciudadanos que se ha ido al mixto. En total, votarán 349 parlamentarios, porque no se ha cubierto el escaño de Alberto Rodríguez, al que se le retiró el acta por la sentencia del Supremo. La cifra definitiva se conocerá el jueves, cuando llegue la votación de los dictámenes de las distintas partes del proyecto de ley.

ERC había presionado al Ejecutivo con incluir una cuota a la producción en catalán (gallego y euskera) a cambio de su respaldo a los Presupuestos y, finalmente, lo ha logrado. Las negociaciones han sido tensas. Llegaron hasta el último minuto. A las tres de la madrugada del martes, la vicesecretaria general socialista, Adriana Lastra, le pasó a Gabriel Rufián la última oferta de parte de la vicepresidenta y ministra de Economía, Nadia Calviño, de cuyo departamento depende la ley audiovisual. Los independentistas querían llegar al 7,5%. Ya con el desayuno, el ministro de Presidencia, Félix Bolaños, remató otros flecos con el portavoz de ERC. Le costó a Rufián que el Ministerio de Hacienda retirara la partida consignada ya para mejorar la Jefatura Superior de Policía de Via Laietana. Los republicanos quieren convertir ese edificio, epicentro de las torturas durante el franquismo, en un espacio para la memoria histórica. Como eso no ha sido posible, al menos por ahora, exigieron no hacer obras para modernizar las instalaciones.

Transferencias

Los independentistas catalanes han pactado también una batería de iniciativas para elevar el porcentaje de inversiones en Catalunya al 19% del total del Estado. Hay una partida de 1,6 millones de euros para compensar la eliminación de los peajes de la AP7 y la AP2, otra de 10 millones para viviendas sociales y 7,5 para proyectos de ciencia. Los Mossos se podrán jubilar anticipadamente a los 60 años, de manera que se les equipara a la Ertzaintza y la Policía Nacional.

El Ejecutivo se ha comprometido con sus socios a iniciar los trámites del traspaso de Rodalies a la Generalitat a finales de este mes y a transferir también la gestión de la B23 (la vía de acceso a Barcelona por el sur) y la B30 (la tercera ronda de circunvalación de Barcelona).

Beneficios fiscales pactados

El PDECat también dio a conocer este martes su 'sí' a los Presupuestos por un cambio legal para que centros que no son públicos al 100% (hospitales y entidades sin ánimo de lucro) puedan acceder a los fondos europeos Next Generation. "Excluía de facto a muchas comarcas de la posibilidad de participar de esos fondos y pedimos al Gobierno revertir esa situación", explicó el portavoz de la formación, Ferran Bel.

Falta todavía la confirmación definitiva del respaldo del PNV a las Cuentas. Hasta el momento, los jeltzales están pactando algunas enmiendas, como la que supondrá que las familias con menores afectados por enfermedades graves puedan recibir ayuda económica hasta que cumplan 23 años, y no hasta los 18 como es ahora. La intención del PNV es seguir negociando todavía, hasta la aprobación en el Senado incluso. Los Presupuestos saldrán este jueves, cuando se complete la votación en el Congreso, hacia la Cámara alta. Si allí los senadores aprueban el mismo texto sin modificarlo, las Cuentas estarán listas para su publicación y entrada en vigor. Si se introducen enmiendas, deberán volver al Congreso, que tendrá que ratificar (o no) esos cambios.

Noticias relacionadas