MADRID

Nueva Plaza de España: Almeida inaugura el gran proyecto urbano de Carmena

  • Es junto con Madrid Nuevo Norte uno de los dos proyectos que dejó encauzados la exalcaldesa.

  • Más Madrid y carmenistas reclaman por igual la autoría del proyecto

Vista panorámica de la nueva Plaza de España.

Vista panorámica de la nueva Plaza de España. / EFE

4
Se lee en minutos

José Luis Martínez Almeida ha inaugurado este lunes uno de los grandes proyectos que Manuela Carmena puso en marcha durante sus cuatro años de legislatura, la nueva Plaza de España. La exalcaldesa no tiene constancia de haber recibido una invitación para esta presentación, pero el actual alcalde sí ha reconocido la autoría del mismo al equipo anterior.

Tras el paseo inaugural desde el Palacio de Oriente hasta el centro de la renovada Plaza de España, acompañado por los portavoces de todos los grupos municipales, el alcalde ha invertido gran parte de su intervención en loar a su equipo de gobierno mientras al mismo tiempo aplaudía ideas ajenas. Ha mostrado su reconocimiento al gobierno anterior liderado por Carmena por haber tenido la” visión de proyectar un cambio sustancial de la ciudad” como el que supone toda la reestructuración de Plaza España y su entorno.

Tras las declaraciones de los partidos de la oposición, principalmente Más Madrid, que ha reivindicado como propio el proyecto, el alcalde ha puesto el foco en lo positivo que resulta para los madrileños “la continuidad institucional”, explicando que lo importante es completar los proyectos de ciudad "sin mirar quién tuvo la idea inicial" o quién tomó la decisión de emprender este camino. Y este, en concreto, fue idea del anterior, ha reconocido Almeida, “pero ha sido ejecutado íntegramente” por el que él lidera.

Este mensaje llega tras varias críticas por parte de los partidos de la oposición, que en varias ocasiones han denunciado que el actual equipo de Gobierno no tiene nuevas ideas ni nuevos proyectos sino que se limita a dar continuidad a los que ya dejó encauzados Manuela Carmena.

El sello de Carmena

Sobre este punto, ahora en el Ayuntamiento son dos los partidos que alzan la voz para recordar quién fue el artífice del mismo. Más Madrid, con Rita Maestre a la cabeza, reivindica que esta remodelación lleva el sello de Carmena, que buscó identificarse con proyectos que hicieran de Madrid una ciudad sostenible. “Lo dejamos diseñado y es ejemplo de un gobierno con ideas”, apunta la portavoz, que ha criticado que este modelo contrasta con la falta de propuestas originales por parte del alcalde.

Efectivamente, la remodelación de este entorno se ideó en 2016, con Carmena al frente del Ayuntamiento, y se lanzó un concurso que estuvo acompañado por la participación ciudadana, que pudo pronunciarse sobre la idoneidad del proyecto. Aquello coincidió con la negativa del equipo de Carmena al completo a la idea de derribar el Edificio España, que dos años antes había sido adquirido por el grupo inversor chino Wanda. La idea de transformación que traían estos inversores no casaba con la del equipo de la alcaldesa y el hoy integrante de Recupera Madrid, José Manuel Calvo, entonces Delegado de Urbanismo, puso sobre la mesa la oportunidad de lanzar el concurso internacional.

Ningún portavoz de los grupos parlamentarios del Ayuntamiento de Madrid ha querido perderse la inauguración de Plaza España, acto presidido por el alcalde José Luis Martínez Almeida.

/ EFE

El exconcejal y ahora carmenista del grupo mixto ha sido muy claro respecto de la autoría de esta obra. Más allá de advertir de que es uno de los grandes proyectos del siglo XXI de la capital junto con el de Madrid Río, y apuntar que quedó ya adjudicado cuando él aún ocupaba el cargo, ha recordado que si bien hoy todos aplaudían la inauguración del mismo, el proyecto salió "a pesar de los obstáculos que nos pusieron quienes hoy se están apuntando este tanto". Se refería así a sus excompañeros de Más Madrid, que, según recuerdan fuentes del grupo mixto, intentaron hacer todo lo posible por torpedear el proyecto hace seis años.

El brazo verde que une la ciudad

Uno de los artífices del proyecto, Fernando Porras, que ha trabajado esta vez con Lorenzo Fernández Ordóñez y Aranzazu Lacasta, fue también uno de los arquitectos que trabajó en la remodelación de Madrid Río. Aquel proyecto transformó los alrededores de la zona, que recuperó la ciudad para los peatones y escondió a los vehículos bajo tierra después de muchas polémicas por las obras, y el objetivo esta vez es similar. Plaza España estaba concebida, recuerdan Porras y Fernández Ordóñez, como una rotonda cuadriculada, era "un fondo de saco" que no llevaba a ningún lado y que favoreció su degradación por la propia estructura del entorno. Pero, ahora, apuntan, se convierte en un brazo verde que llega desde Madrid Río y que permite que la vegetación alcance la Gran Vía. Cuando se abra el museo de colecciones reales previsto junto al campo del moro, la conexión será total, adelantan.

La remodelación de Plaza España, que ha costado cerca de 70 millones de euros, no solo incluye una transformación del propio parque, sino una nueva concepción de la ciudad en este punto, que ahora conecta de forma natural mediante zonas peatonales con el Palacio de Oriente y los Jardines de Sabatini, por un lado, y con el Templo de Debod y el Parque del Oeste, por otro. Los arquitectos creen que la nueva concepción que se le ha dado a esta zona, en la que Plaza España tiene continuidad, convirtiéndose así en un espacio más transitado y acompañado de los hoteles y terrazas de los alrededores, otorgan mayor centralidad a la propia plaza, mayor visibilidad y permiten un mayor control social del área que evitará una futura degradación de la zona como la que se ha conocido en estos años previos.

Noticias relacionadas