SEMANA CLAVE

El Gobierno encarrila en un solo día dos pilares de la legislatura: PGE y pensiones

ERC, aliado preferente, ha dado su apoyo a la ley de sostenibilidad de las pensiones, pero se resiste con las cuentas

Pactar la nueva ley audiovisual se ha convertido en un asunto trascendental para los republicanos

El Gobierno encarrila en un solo día dos pilares de la legislatura: PGE y pensiones

José Luis Roca

4
Se lee en minutos

De una tacada, el Gobierno ha conseguido dejar casi terminados dos de los pilares sobre los que se construirá el resto de la legislatura. Los apoyos de ERC y del PNV al primer bloque de la reforma de las pensiones y el respaldo de EH Bildu a los presupuestos han allanado dos caminos que hace apenas unas horas no se intuían fáciles. Que el Ejecutivo de coalición termina sacando sus medidas estrella es algo que avala el balance de decretos y leyes aprobados. Que le cuesta mucho hacerlo lo demuestra el tipo de negociaciones a varias bandas que tiene que abrir cada vez.

Ha sido así en ambas situaciones. ERC y EH Bildu salieron de la ponencia sobre la ley de sostenibilidad de las pensiones, el viernes pasado, con malestar. Los independentistas catalanes y vascos habían enviado al Gobierno y al PSOE una serie de enmiendas que consideran prioritarias, entre ellas una auditoría de la caja de la Seguridad Social y aumentar las pensiones mínimas al 90% del Salario Mínimo Interprofesional. No tuvieron respuesta. Este lunes, han logrado la primera y las dos formaciones han abandonado el "no" inicial. Los republicanos, a favor; los aberztales, abstención.

El portavoz de ERC en la Comisión de Trabajo, Jordi Salvador, explicó la satisfacción de su grupo por la aceptación de la enmienda, ya que permite comenzar un trabajo clave para detectar los desvíos de dinero de la caja de la Seguridad Social. Se trata de detectar estas fugas y de atajarlas, de modo que el dinero que aportan los trabajadores sea para los trabajadores y no para "otras políticas", por muy loables que sean. EH Bildu ve avances en la ley de sostenibilidad, aunque insistirá en la subida de las pensiones mínimas.

El PNV ha esperado una vez más al último momento para desvelar su voto. Los negociadores del Gobierno contaban con él, no obstante, ya que la propuesta del ministro de Inclusión, José Luis Escrivá, coincidía en gran medida con sus postulados. Al final, por tanto, hay mayoría para aumentar las cotizaciones un 0,6%. El Ejecutivo persigue así consolidar el Mecanismo de Equidad Intergeneracional que exige la UE.

También hay mayoría para que las pensiones de viudedad en parejas de hecho sea igual a la de los matrimonios tradicionales. Ésta ha sido una propuesta de Más País que al final ha encontrado encaje en el proyecto de ley. El líder de la formación, Íñigo Errejón, ha subrayado este mismo lunes que votarán a favor de los presupuestos, lo que ilustra la relevancia que ha tenido para el engranaje del bloque de la izquierda la tramitación de la ley de las pensiones. Ley, por cierto, que debatirá el jueves el pleno del Congreso para su validación definitiva en la Cámara. Luego, al Senado.

Los presupuestos, a punto

Había menos dudas con la aprobación de las cuentas, porque desde que la coalición PSOE-Unidas Podemos logró salvar las enmiendas a la totalidad de ERC y PNV, las negociaciones con las dos formaciones no se han detenido. Con el partido con el que han hablado discretamente, fuera de los focos, ha sido con EH Bildu, unas siglas que el Gobierno trata con normalidad parlamentaria. Al fin y al cabo, están representadas en el Congreso con un grupo propio.

El líder, Arnaldo Otegi. y la portavoz en el Congreso, Mertxe Aizpurua, han anunciado este lunes que apoyarán los presupuestos. Lo harán tras recabar del Ejecutivo la garantía de que todas aquellas medidas que conforman el escudo social se harán permanentes. La imposibilidad de los desahucios a personas y núcleos familiares en situación vulnerable si no disponen de alternativa habitacional es una garantía que el Gobierno ha ido alargando en los diferentes decretos hechos con motivo de la pandemia. En la futura Ley de Vivienda se incluirá la salvaguarda. Ya la consecución de ese fondo para las víctimas del amianto, cifrado en 25 millones, sirvió de presagio.

Más País y EH Bildu, por tanto, así como Compromís, han avanzado su voto favorable. Al PNV sólo le falta hacerlo oficial, aunque se da por hecho. Incluso los propios nacionalistas lo dan, como puso de manifiesto su portavoz, Aitor Esteban, el viernes pasado. Habrá 40 enmiendas del partido de Andoni Ortúzar en las cuentas. En números: un mínimo de 30 millones. Además, ha cuajado una antigua demanda: la gestión íntegra del Ingreso Mínimo Vital.

ERC, con los presupuestos, es el partido que más se resiste. Fuentes del grupo parlamentario reconocen que el acuerdo en pensiones es importante. Pero aún falta trecho para el "sí" de los independentistas. Su dirección está negociando con la del PSOE la fijación de un porcentaje de protección y promoción del catalán en en el catálogo de las producciones audiovisuales. La ley audiovisual, finalmente, sí condicionará el nivel de respaldo que el Congreso dé a los presupuestos.

Noticias relacionadas