PROPUESTA DE MÁS PAÍS

El Gobierno negociará destinar 210 millones de los presupuestos a cinco líneas de trenes nocturnos

  • El Ministerio de Hacienda y Más País negociarán la viabilidad de incorporar a las cuentas del año que viene financiación para cinco líneas de trenes nocturnos: Madrid-Galicia, Barcelona-Galicia, Madrid-Barcelona-París, Madrid-Lisboa y Algeciras-Cerbere (Francia)

  • Los argumentos a favor de esta apuesta son dos, esencialmente: la búsqueda de una alternativa de precio más asequible, y sobre todo, dar a los ciudadanos una opción de desplazamiento más respetuosa con el medio ambiente

  • Las emisiones de CO2 a la atmósfera procedente de los aviones han aumentado un 129%

Varios trenes en andenes en la estación de Atocha

Varios trenes en andenes en la estación de Atocha

10
Se lee en minutos

En 2019, la Agencia Europea del Medio Ambiente publicó unos datos sobre las emisiones de CO2 de los medios de transporte. Las de los vuelos internacionales habían aumentado un 129% durante los últimos veinte años. Era el crecimiento récord del estudio. Desde entonces, el ecologismo mundial sopesa qué hacer para ir cerrando poco a poco este grifo abierto por el que no para de caer dióxido de carbono. Sustituir los desplazamientos en avión por viajes en tren se vislumbra como una de las soluciones más útiles. La Unión Europea ha comenzado el debate y en España Más País le va a pedir el miércoles al Gobierno que se tome en serio este problema.

El diputado de Más País Íñigo Errejón interviene en el pleno celebrado este martes en el Congreso de los Diputados.

/ EFE

La formación de Íñigo Errejón ha presentado seis enmiendas a los presupuestos generales del Estado de 2022 dirigidas a uno de los pilares del plan de reactivación del ferrocarril: las líneas de trenes nocturnos. Lo que va a pedir, en concreto, es recuperar cinco líneas e iniciar un estudio sobre qué adaptaciones técnicas habría que llevar a cabo para imbricar a España en una red ferroviaria europea sólo para viajar de noche. Esa red se llama "nightjet", y aunque es aún incipiente, está cogiendo cuerpo porque sus impulsores son Francia, Alemania, Austria y Suiza. El objetivo es unir 13 ciudades, Barcelona entre ellas. Errejón quiere algo más. Quiere, al menos para empezar, que se den algunos pasos.

"Tenemos que ponernos en hora con Europa", afirma a EL PERIÓDICO DE ESPAÑA el coordinador político de Más País y diputado en la Asamblea de Madrid, Héctor Tejero.

Hacer lo que están haciendo los demás

En el fondo se trata de poner en práctica una serie de medidas que en algunos países del entorno son ya una realidad. Francia, por ejemplo, acaba de prohibir los vuelos internos por la noche si el mismo itinerario se puede hacer en tren y si la duración no supera las dos horas y media. El Gobierno de Emmanuel Macron ha recuperado la línea París-Niza y prevé la apertura de otra entre París y Hendaya. Tiene en estudio la activación de dos líneas nacionales más y de cinco internacionales.

En Alemania la creación de un mapa de líneas de trenes nocturnos se convirtió incluso en argumento electoral. La irrupción de Los Verdes en la ecuación del futuro Ejecutivo de Olaf Scholz ha abrillantado una idea que, en verdad, sobrepasa las fronteras germanas. Pretende la formación ecologista trazar unas 40 rutas para "acercar" a unas sesenta ciudades de la Unión. Es un objetivo ambicioso, pero enmarcarlo en la lucha contra el cambio climático puede servir de ariete frente a algunas reticencias. Las principales son técnicas. Fuentes parlamentarias conocedoras de los planes del Ministerio de Transporte admiten que aquí anidan las reservas del Ejecutivo de coalición.

Sin embargo, el presidente, Pedro Sánchez, incluyó esta aspiración en el vasto documento prospectivo "España 2050", el mismo en el que auguraba un patrón alimenticio con menos carne. En sólo una línea dibujaba, aunque a lo lejos, difusamente, un horizonte a 30 años. Demasiado tiempo, a criterio de las fuentes de la dirección de Más País.

2022 es ya. Por eso, en los presupuestos que han empezado ya a negociarse en el Congreso tras superar las enmiendas a la totalidad, quiere incorporar seis modificaciones. Para la formación de Errejón son modificaciones prioritarias, y así se lo transmitirá al Ejecutivo el miércoles en la reunión que tenga su delegación con el gabinete de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

A Galicia, a Lisboa y a París

Son cinco enmiendas para otras tantas líneas. En algunos casos la intención es recuperarlas. Antes de la pandemia, España era mal país para los viajes de noche en tren. Quedaban dos conexiones, de Madrid a Ferrol y de Barcelona a Vigo. Ahora que la pandemia se va apagando, o parece apagada, España es un país peor. No quedan conexiones.

Hace poco trascendió que algunos de los vagones de esos trenes supervivientes se estaban transformado en coches de alta velocidad. Indirectamente, Renfe confirmaba que no entraba en sus planes a corto y medio plazo el impulso de los trenes de noche. Había un problema de demanda, sin duda. El auge de los vuelos "low cost" y el cambio radical en los hábitos para viajar provocaron el inexorable declive de esta modalidad de transporte.

Pero la creciente sensibilidad medioambiental de la ciudadanía ha llevado a cierta clase política a resucitar la propuesta, y no sólo con papeles, sino también con discursos. Pero vayamos a los papeles.

Más País pide al Gobierno que vuelva (recuperación y electrificación) a la línea Madrid-Galicia, para lo que ha estimado una inversión de 30 millones de euros. Otros 30 millones calcula para la línea Madrid-Lisboa. Propone para la reactivación de la conexión a la comunidad gallega desde Barcelona un desembolso de 40 millones. La misma cuantía pide para la de Algeciras-Cerbere, un municipio francés situado en los Pirineos que linda con Girona. La más cara es Madrid-Barcelona-París, que la formación de Errejón considera que puede suponer una partida de 70 millones. En total, 210 millones de euros para dar a los ciudadanos una alternativa de los vuelos.

La "competencia desleal" de las compañías aéreas

De vuelta en los motivos que provocaron la decadencia de los trenes nocturnos y su consiguiente erradicación, Tejero apunta a la "competencia desleal" de las compañías aéreas, o cuando menos de algunas compañías, pues pueden poner bajos los precios de sus vuelos al estar altamente subvencionados.

De acuerdo con los datos de Eurostat de 2019, la evolución del número de usuarios del avión como medio de transporte es tremenda. Sólo en la UE el aumento resulta impresionante. En 1993 usaron el avión 360 millones de personas; en 2008, 800 millones; en 2019, 1.106 millones.

GRAFCAN6278. SANTA CRUZ DE LA PALMA, 08/11/2021.- La ministra de Transportes, Raquel Sánchez, asistió este lunes en La Palma a la reunión del comité director del Plan Especial de Protección Ante Riesgo Volcánico de La Palma (Pevolca) y posteriormente ofreció una rueda de prensa junto con el consejero de Obras Públicas y Transporte del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis (d) .

/ EFE/ Elvira Urquijo A.

La pandemia detuvo por completo esta tendencia. El cielo se vació de aviones y la huella de carbono se diluyó. Está volviendo la normalidad, al menos de momento, y las rutas aéreas se van dibujando de nuevo en los radares de las torres de control. Con las líneas ferroviarias no está pasando exactamente lo mismo. Si bien basta ir un viernes a Atocha para comprobar que los niveles de uso del tren está regresando a lo que fue, no todas las conexiones apuntan al restablecimiento.

La justificación de las enmiendas, de hecho, es la siguiente; la misma en las cinco: "Es de suma importancia la recuperación del tren nocturno, apostando y reinvirtiendo en trenes eficientes de calidad y asequibles, que articulen mejor el territorio y que sean una alternativa atractiva (...)"

Se dan anomalías curiosas. Tejero señala que viajar en avión es sólo apto para rentas altas. "Sale más barato viajar de Castellón a Leeds que de Castellón a Alicante", afirma. La cuestión económica, la democratización del viaje como forma de ocio, es una de las razones que conduce a Más País a la reivindicación de los trenes nocturnos. También la prioridad medioambiental. Y también la apuesta por la cohesión territorial.

La justificación de las enmiendas, de hecho, es la siguiente; la misma en las cinco: "Es de suma importancia la recuperación del tren nocturno, apostando y reinvirtiendo en trenes eficientes de calidad y asequibles, que articulen mejor el territorio y que sean una alternativa atractiva y eficaz ante medios de transportes menos sostenibles como el avión". Más País reclama al Gobierno que dé un paso con la recuperación de "líneas que se han ido dejando morir", en palabras de Tejero.

A la espera de la respuesta del Ejecutivo, el estado de ánimo de la formación es ambivalente. En el Ministerio de Transporte no ven el panorama tan luminoso por un problema técnico, dicen las fuentes parlamentarias. En otros departamentos creen que habrá una apuesta. La voluntad política será lo que incline la balanza.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en rueda de prensa posterior a un Consejo de Ministros

/ Europa Press/A. Pérez Meca

Lo perentorio es el impulso. Si va acompañado por dinero, mejor. Al igual que con el proyecto piloto para la implantación de formatos que permitan en determinadas empresas la semana laboral de 4 días, partida de 10 millones incorporada ya a los presupuestos, Más País quiere que el Gobierno se comprometa a redactar un estudio de rutas ferroviarias nocturnas que "sirvan como alternativa de movilidad sostenible". A su vez, "se impulsará la participación de España en el proyecto europeo 'Nightjet' con al menos cuatro rutas que conecten ciudades europeas y españolas".

Tejero lamenta que al Gobierno de PSOE y Unidas Podemos le cueste tanto subirse al carro de demandas sociales que la tendencia y los gustos van solidificando. La de viajar de noche, como alternativa ecológica al vuelo, más contaminante y quizá más caro, se irá abriendo paso. "Esperemos que no lleguen muy tarde", concluye.

La falta de ambición de la Comisión Europea

No es que en España la dirección sea otra; es que está parada. Francia, Alemania, Austria, Suecia o Suiza están empezando a pintar mapas de colores con las rutas de trenes nocturnos que han hecho realidad y con las que quieren hacer realidad.

Florent Marcellesi es coportavoz de Verdes Equo y exdiputado del Parlamento europeo. Su implicación en la decisión de Más País de coger esta bandera ha sido clave. En conversación con EL PERIÓDICO DE ESPAÑA, aporta un dato revelador: "Un trayecto en tren entre Londres y París emite 22 kilos de CO2 por pasajero; diez veces menos que un vuelo entre estas dos capitales, que emite 244 kilos de CO2 por pasajero".

Según sus palabras, cualquier Gobierno que se ubique en la vanguardia de la lucha contra el cambio climático, o que se declare en la vanguardia, debería activar cuanto antes una red de trenes nocturnos. Por ello, pide a Sánchez que pase "de las palabras a la acción". Tras aprobar una ley de cambio climático "insuficiente", a su juicio, la coalición necesita dar un salto cualitativo importante. Tiene una oportunidad en los viajes nocturnos por ferrocarril, susceptibles además de ser financiados por los fondos europeos. "No hay excusa para no invertir en ellos", apostilla.

Curiosamente, 2021 es el Año Europeo del Tren, así que qué mejor momento para promover una "infraestructura ferroviaria adecuada, una plataforma de reservas simple para el pasajero y una reducción de los precios del tren para que pueda competir con el avión", explica Marcellesi. "No hay más tiempo que perder", sentencia.

Noticias relacionadas