ENTREVISTA

Héctor Gómez: "No podemos ligar la reforma laboral a la negociación de los presupuestos"

El portavoz socialista en el Congreso acusa a Casado de desinformar sobre España en sus viajes europeos

"En el Gobierno, aun siendo de coalición, la transversalidad es una realidad, así como el liderazgo del presidente", sostiene

Héctor Gómez, portavoz del PSOE en el Congreso, durante la entrevista. / José Luis Roca

11
Se lee en minutos

A punto de cumplir 43 años (lo hará el 16 de este mes), Héctor Gómez, portavoz del grupo socialista en el Congreso, atraviesa una etapa frenética. Lleva sólo mes y medio en el puesto, pero parecen muchos más. Apenas un par de horas después de acabar el debate y la votación de las enmiendas a la totalidad de los presupuestos, superadas con holgura, el diputado por Santa Cruz de Tenerife recibe a EL PERIÓDICO DE ESPAÑA en la sala en la que el PSOE negoció la investidura de Pedro Sánchez a finales de 2019.

Se acerca un periodo político y parlamentario intenso. Afirma en la entrevista que las cuentas de 2022 son la prioridad, pero ello no evitará que proyectos como los de memoria democrática, igualdad, garantía de libertad sexual o ingreso mínimo vital se queden estancados. El grupo socialista se propone implantar una agenda legislativa muy ambiciosa. Gómez asegura que no piensa en las elecciones y elude pronunciarse sobre las opciones de Yolanda Díaz. De quien habla muy mal es de Pablo Casado.

Empieza la fase de negociación de enmiendas parciales de los presupuestos, la fase clave. ¿Cómo afronta el grupo socialista este proceso?

Hemos superado la fase de enmiendas a la totalidad, ha sido un intenso debate. Se ha demostrado que no hay alternativa creíble. La oposición es sólo de confrontación. El proceso de enmiendas parciales que se abre ahora será amplio, habrá mucho debate y diálogo con los grupos que estén por la labor de apoyar las cuentas y tengan a bien presentar mejoras. Vamos a adoptar una posición de máxima negociación y escucha con el objetivo de sacar adelante los presupuestos lo antes posible. Las perspectivas son buenas.

El ámbito preferente de negociación es el que forman ERC, PNV y EH Bildu. Sus portavoces, sin embargo, han encarecido las expectativas. ¿Le preocupa que se revierta el entendimiento?

No usaría el término 'preocupación'. Estamos comprometidos con sacar los presupuestos. La negociación tiene diferentes fases y hay peticiones que pulir y encontrar puntos de encuentro. Será intensa la negociación, pero estamos en condiciones de cerrar esos acuerdos. España necesita los presupuestos para consolidar la recuperación iniciada. Son esenciales por el componente social, para canalizar los 27.000 millones de la Unión Europea y para garantizar la cohesión territorial con los más de 126.000 millones destinados a las comunidades autónomas y entes locales. Estamos ante la ley más importante sobre las que se vertebran otras iniciativas parlamentarias.

"Compartimos la necesidad de proteger las lenguas cooficiales en la ley audiovisual. Hablo en plural. Entendemos las realidades de los distintos territorios"

La ley audiovisual que pide ERC será moneda de cambio o su negociación queda para después de los presupuestos.

Es una prioridad. El fomento de la producción audiovisual es una máxima y tenemos el compromiso de potenciar ese sector. El espectro que abarca es más amplio que el de la protección de las lenguas cooficiales, a lo que también estamos dispuestos a trabajar. Ahora bien, lo importante de esta ley es vertebrar una estrategia nacional de apoyo, seguridad jurídica y fomento de la producción audiovisual.

Héctor Gómez, portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados, durante la entrevista.

/ José Luis Roca

¿Hay ya un porcentaje para la protección del catalán?

Seguiremos negociando durante las próximas semanas. Compartimos la necesidad de proteger las lenguas cooficiales. Hablo en plural. Entendemos las realidades de los distintos territorios.

¿La reforma laboral puede ser también moneda de cambio en la negociación de los presupuestos?

No podemos ligar las grandes reformas a los presupuestos. Estaríamos limitando el radio de acción. Los presupuestos deben estar en vigor lo antes posibles y, así, no prorrogar los actuales. Somos ambiciosos en la perspectiva de una nueva relación laboral que atienda a la nueva realidad del mercado. Desde esta perspectiva, las administraciones deben estar a la altura y adelantarse. La temporalidad, la contratación... Todo eso tiene que vincularse a las nuevas iniciativas en Formación Profesional, que serán un punto de inflexión. Queremos desvincular los ámbitos. Los presupuestos son la ley más importante de 2022 y no queremos retrasos.

¿De qué hablamos cuando hablamos de derogar la reforma laboral? El Gobierno ha creado un debate nominal

Hay muchos aspectos y muchos campos del actual modelo que hay que derogar, y también hay elementos a incorporar. Queremos acabar con el modelo existente porque ha potenciado la temporalidad y la precariedad. No debemos caer en la tentación de un simple debate sobre derogar o no los aspectos más lesivos. Estamos planteando un debate más amplio. La modernización del mercado laboral es la prioridad. Por ello, vamos a priorizar la interlocución con los trabajadores. Protegerlos. Hay puntos de encuentro y queremos llegar a ellos dentro del diálogo social. Nuestra posición es firme: queremos avanzar y establecer nuevos instrumentos legislativos junto a los sindicatos y la patronal.

¿Y si la patronal se sale del acuerdo?

No hablemos de hipótesis. Necesitamos un nuevo marco de relaciones laborales cuanto antes. Tenemos una línea ascendente en datos de empleo, pero siguen siendo altos los índices de temporalidad y precariedad. Hay que atacarlo.

El presidente del PP, Pablo Casado, ha acusado al Gobierno de esconder sus acuerdos con la Comisión Europea sobre los fondos. ¿A qué se refiere?

Casado tiene tendencia a faltar a la verdad. En la tribuna (del Congreso) ha usado datos erróneos (sobre los presupuestos y el contexto económico). Nos preguntamos si en vez de consultar el INE, habrá que consultar a Casado. Sus datos son una absoluta falsedad. Todos los acuerdos con la Comisión Europea se han hecho de manera transparente. España no oculta nada, no hay ningún tipo de condicionalidad. Se trata de blindar los programas de ejecución; se van alcanzando objetivos y se van liberando recursos. Más rigor y más humildad para hablar con el Gobierno y a partir de ahí que el PP haga la crítica que quiera. Pero Casado lanza desinformación a la opinión pública. Es su estrategia.

"En Europa, Casado nos tiene acostumbrados a hacer giras para hablar mal de España y a mantener encuentros con embajadores europeas en España para desinformar"

¿Cree usted que el presidente del Partido Popular usa las instituciones europeas para desgastar al Gobierno y fomentar ambiente preelectoral?

Casado no ha encajado las numerosas derrotas electorales sufridas. No encaja que esté en la oposición. Entiendo que ahora estará más ocupado en sus problemas internos y en las sentencias de los tribunales sobre corrupción. Nosotros pensamos en lo que debe aportar a España. En la Unión Europea, sin embargo, hace oposición a España. Lo vimos con la crisis de Marruecos (mayo) y con la de Afganistán (agosto). Mientras la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, dice que España es el alma de Europa, Casado dice lo contrario. En Europa nos tiene acostumbrados a hacer giras para hablar mal de España y a mantener encuentros con embajadores europeas en España para desinformar. Sólo tengo que decir que de las once notas sobre los planes de distribución de los fondos, la Comisión ha puesto a España diez sobresalientes y un notable. Casado, como agorero, es un especialista.

¿Existe alguna posibilidad de que, al menos en el Congreso, PSOE y PP lleguen a algún acuerdo? Por ejemplo en enmiendas parciales a los presupuestos.

¿Cuándo recuperará el PP el sentido de Estado, de partido que gobernó España? Hemos intentado cerrar la renovación de los órganos constitucionales y hemos logrado hacerlo en cuatro, pero el objetivo sigue siendo el Consejo General del Poder Judicial. Hay que afrontar ya la renovación tras tres años de anomalía institucional.

Héctor Gómez, portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados, durante la entrevista

/ José Luis Roca

¿Qué le parece Enrique Arnaldo, propuesto por el PP para ir al Tribunal Constitucional? En EL PERIÓDICO DE ESPAÑA nos hemos hecho eco de sus actividades pasadas y no parecen éticamente ejemplares.

Hemos establecido una prioridad en el grupo socialista: la renovación. Las propuestas de otros grupos las tendrán que avalar esos grupos. Hemos apostado por la idoneidad de perfiles de reconocido prestigio. El PP es el que avala sus propuestas. En el PSOE hemos dado prioridad a renovar lo antes posible porque nos encontramos ante espacios de anomalía que hay que corregir. Somos muy críticos con el PP porque debe acatar la ley, regresar a la senda constitucional y que haga como el Partido Socialista cuando está en la oposición. La posición actual del PP es imposible de entender.

Entiendo que está controlado el voto secreto de los diputados socialistas.

Los acuerdos los respetamos.

Un inciso económico. ¿Peligra el ritmo de la recuperación?

Confiamos en las previsiones, en que incluso se pueda acelerar la recuperación. Somos conscientes de los problemas que suponen la inflación y la cadena de distribución. Esperamos que se solucionen estas anomalías lo antes posible y recuperemos una senda de crecimiento notable. Hay indicadores extremadamente positivos.

La superación de las enmiendas a la totalidad ha permitido visualizar que el bloque de la investidura de Sánchez ha vuelto a unirse. ¿Se consolida este bloque hasta el final de la legislatura?

Damos prioridad a la interlocución con los grupos y a tener el máximo nivel de respaldo posible, pero en unos grupos no se da eso. Ya no hablo de Vox y del PP, sino también de Ciudadanos, que se ha sumando la deriva del 'no a todo'. Tenemos la obligación, entonces, de buscar la mejor solución, el mejor instrumento y la mejor gestión en cada momento. Estamos intentado sacar adelante la ley más importante de 2022; estamos inmersos en ello, en un diálogo con los grupos que estén por la labor.

Hay muchos proyectos legislativos en tramitación en el Congreso. Le voy a preguntar por varios: ¿habrá acuerdo en la mejora del Ingreso Mínimo Vital antes de final de año?

Unas 800.000 personas forman el radio de alcance de esta medida, de los que el 40 por ciento son menores. Esto destaca la relevancia de la iniciativa, lo que unido a los ERTE ilustra el esfuerzo hecho. Es el momento de establecer nuevos instrumentos presupuestarios. Antes de finales de 2022, estaremos en niveles de PIB similares a la prepandemia y con empleo en línea muy positiva.

¿Qué va a pasar con el de las pensiones? ¿Subirán las cotizaciones? A Unidas Podemos no le gusta la posibilidad

En materia de pensiones hemos dado pasos importantes. Revalorizarlas conforme al IPC es uno de ellos. Creo que hay que hablar mucho aún. Durante próximas fechas estaremos buscando puntos de encuentro. No queremos cerrar la puerta a modificaciones de mejora. Con el PP pasamos de contar con 68.000 millones en la Seguridad Social a contar con 8.000. Hay que garantizar la viabilidad de las pensiones en un nuevo marco. Y nuestra prioridad son las personas mayores.

"La dinámica del grupo socialista es sacar adelante las iniciativas que por diferentes motivos se han ido prorrogando"

¿Habrá nueva ley de memoria democrática este año?

No sólo este proyecto. Tenemos adquiridos compromisos para diferentes reformas. Estará cuanto antes. Estamos hablando con el Gobierno. Hemos abierto un espacio de negociación que nos va a obligar a multiplicarnos para sacar adelante los acuerdos necesarios.

¿Y nueva ley de igualdad de trato, la conocida como 'Ley Zerolo', y nueva ley contra las violencias sexuales, la llamada 'Ley del sólo sí es sí'?

Dos iniciativas en dos escenarios diferentes. Son también prioritarias. Nuestro objetivo, una vez cumplidos los plazos, es impulsar y aprobar las leyes. La dinámica del grupo socialista es sacar adelante las iniciativas que por diferentes motivos se han ido prorrogando. Lo haremos buscando los apoyos necesarios.

Quedan dos años de legislatura. Los escenarios futuros apuntan al crecimiento económico. ¿Crecerá también el PSOE en las encuestas?

Estamos centrados en la gestión, en estar cerca de la ciudadanía, en implementar medidas que ayuden a la población. Centrados en la sanidad, la educación, la Formación Profesional, la cultura, la cohesión territorial... El despliegue que se está haciendo es tremendísimo. No hemos llegado al ecuador de la legislatura, estamos a punto, y por ello no estamos en clave electoral. Quien lo está es quien no piensa en el futuro, quien quiere llegar al Gobierno a toda costa. Nosotros ponemos a las personas primero. Ya llegarán las elecciones. El PSOE aspira a ganarlas; vamos po buen camino.

"En el Gobierno, aun siendo de coalición, la transversalidad es una realidad, así como el liderazgo del presidente"

¿Son una amenaza para el Partido Socialista los movimientos de Yolanda Díaz?

Respetamos las decisiones que se adopten en otras formaciones u otros espacios. No vamos a entrar. Díaz como ministra juega un papel destacado, en las ramas de gestión que tiene delegadas. Sus desafíos, dentro de su radio de gestión, son importantes. El presidente del Gobierno está muy implicado en seguir con el diálogo social para alcanzar la reforma laboral. En el Gobierno, aun siendo de coalición, la transversalidad es una realidad, así como el liderazgo del presidente.

Lleva mes y medio de portavoz. ¿Alguna lección en tan poco tiempo?

Ha sido intenso. Lamento la máxima confrontación sin atender a ningún aspecto o medida que beneficie a los españoles. Lamento que no se cumplan los mandatos constitucionales. Para un partido con sentido de Estado, algo así no es negociable. En la gestión de lo público tenemos muy claro el esfuerzo.

Noticias relacionadas