FIN DE ETA

El Gobierno corrige el aval del PSOE a las palabras de Otegi

  • Rodríguez rebaja el entusiasmo de Patxi López y señala que EH Bildu dio un paso “insuficiente” y que ha de pedir “perdón” a las víctimas

  • Isabel Rodríguez sí coincide con el exlendakari en que la posición de Bildu no invalida la búsqueda de acuerdos del Gobierno con ellos

La portavoz del Gobierno Isabel Rodríguez.

La portavoz del Gobierno Isabel Rodríguez. / EP

5
Se lee en minutos

El Gobierno se enredó inesperadamente con las palabras de Arnaldo Otegi 24 horas después. Lo previsible era que, tras el Consejo de Ministros de este martes, la portavoz se limitara a reproducir la valoración de la declaración del coordinador de Bildu que había salido de labios de un portavoz más que autorizado, el exlendakari Patxi López. No fue así. Isabel Rodríguez consideró “insuficiente” el paso dado por la izquierda abertzale, que ahora debe pedir “perdón”. 

Otegi trasladó el “pesar” y “dolor” de Bildu a las víctimas del terrorismo por el “sufrimiento padecido”. Ese daño causado “no tiene remedio”, y “nunca debería haberse producido”. La izquierda abertzale se compromete a “tratar de mitigarlo”, pero no concreta cómo. Ferraz quiso que fuera Patxi López quien diera la respuesta oficial al comunicado. El exlendakari y nuevo secretario de Memoria Democrática y Laicidad, en la comparecencia en Ferraz posterior a la primera reunión de la nueva ejecutiva socialista, apuntó que la declaración es un “avance” que puede ayudar a “cicatrizar” heridas. “Es lo que pedíamos los demócratas. Los que sabemos de estas cosas, sabemos que cuestan un ‘congo’ en ese mundo” abertzale, dijo. López aseguró estar harto de los “agoreros” que desprecian el hecho de que la democracia logró vencer a ETA hace diez años. Convino en que por supuesto queda mucho por hacer en pos de la convivencia, pero eso no restaba valor a ese paso. 

La ministra de Política Territorial y portavoz del Ejecutivo rebajó el entusiasmo del PSOE. “Los gestos están bien”, señaló, pero hay que ir “mucho más allá”, “pasar de las palabras a los hechos”. A juicio del Gobierno, la izquierda abertzale debe “pedir perdón” y condenar los ‘ongi etorris’, “no participar de este tipo de manifestaciones, de encuentros, que lo que hacen es revictimizar a los que lo padecieron y recordar ese dolor en la sociedad española”. “Esta es la posición del Gobierno, que valora a las víctimas, está siempre con las víctimas y celebra el fin de la violencia terrorista”, solemnizó. 

Fuentes del Ejecutivo restaron importancia a la diferente valoración de Rodríguez y de López. Justificaban que eran la misma respuesta, aunque expresada de modo distinto. Sin embargo, desde la ejecutiva socialista se recordaba que el exlendakari no salió por libre el lunes: su posición estaba "consensuada" con el presidente. En definitiva, que se trataba de una “metedura de pata” de Rodríguez o bien, en palabras de otra dirigente, “una descoordinación”. Pero la postura del partido, insistían, es la que reflejó López. Pedro Sánchez fue preguntado en los pasillos del Senado por su opinión y se remitió a las declaraciones tanto del partido como del Gobierno.

El expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, que con López en la Lehendakaritza y Alfredo Pérez Rubalcaba en Interior condujo el fin de ETA, también reconocía este martes la “gran trascendencia” del gesto de Otegi. "Se dijo ayer [por este lunes] que no debía haber sucedido. No debía haberse producido. A partir de ahí, sigamos construyendo la memoria, el reconocimiento a quienes sufrieron injustamente", dijo desde un acto en Gernika con López. "Es más de lo que se venía diciendo pero menos de lo que nos gustaría oírle", resolvió el presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara.

Rodríguez manifestó primero el "respeto" del Gobierno y el "recuerdo" a las víctimas de ETA, porque "no hay que olvidar nunca" el dolor que causaron los violentos, y que permanece aún entre sus familias. También concedió que este es un día para "celebrar que la democracia derrotó a ETA", gracias a la "unidad" de toda la sociedad: las fuerzas políticas, jueces y fiscales, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

"Flaco favor"

La titular de Política Territorial, pues, se mostraba más prudente que López, y más alineada con la valoración del lendakari, Iñigo Urkullu, que consideró "positiva" la declaración de Bildu, pero tampoco "nada extraordinario", porque "no ha hecho autocrítica de su pasado" y no dijo que ETA no debió existir y que su violencia fue "absolutamente injusta". Los socialistas gobiernan Euskadi con el PNV y es su socio más fiable en el Congreso. Fuentes del PSE indicaban que los nacionalistas vascos están "muy preocupados" por la competencia electoral con los herederos de Batasuna, que suben en los sondeos, mientras Urkullu acusa un pequeño desgaste.

En lo que no hubo discrepancias entre Rodríguez y López fue en reconocer la legitimidad de Bildu como interlocutor político. La portavoz fue preguntada por el constante reproche que lanza el PP contra Sánchez: le acusa de "blanquear" a la izquierda abertzale. Ella expresó su "absoluto respeto" a todas las fuerzas con representación parlamentaria porque expresan la "voluntad del pueblo español en toda su extensión". "En aquellos años duros de violencia lo que reclamaban las fuerzas políticas que defendemos la democracia era que se defendieran las posiciones con la palabra y no con las armas y ese ha sido un éxito de toda la sociedad española", sostuvo. Lo dijo López la víspera, evocando a Rubalcaba y su "o bombas o votos".

Los populares registraron en el Congreso una proposición no de ley que exige excluir de los pactos a los partidos que no condenen de manera explícita los asesinatos de la banda terrorista. De nuevo, Rodríguez apeló a la unidad de los partidos. "Uno de los elementos que permitió derrotar a ETA fue la unidad de todos los demócratas, no hay que darle ni un espacio, ni un titular, ni una consideración al asunto de la banda terrorista sin la unión de los demócratas. La ministra insistió en "trabajar" en esa senda que permitió "vencer" a ETA, de ahí que el Ejecutivo considere que la iniciativa del PP hace un "flaco favor" a la unidad de los demócratas.

Este martes también volvió a terciar Otegi. El líder de EH Bildu emplazó al expresidente Felipe González a decir que él “organizó los GAL”. “No tenemos ningún problema en asumir lo que hemos hecho. Queremos saber si ellos están dispuestos a hacerlo”, retó. La ministra de Política Territorial rechazó valorar las palabras del líder de EH Bildu. "Lo mismo hay personas que no quieren celebrar que hace diez años de la derrota de ETA", zanjó Rodríguez, buscando poner fin a las numerosas preguntas que se le dirigían en el mismo sentido. "No voy a ahondar más". Y ahí lo dejó.

Noticias relacionadas
Temas

ETA PSOE Gobierno