VARIAS SORPRESAS

Estos son los objetos que más roban los clientes en los hoteles de lujo

 La guía alemana 'Wellness Heaven' ha elaborado un listado con los elementos que más hurtan los huéspedes de este tipo de establecimientos: algunos son muy sorprendentes

Hotel de lujo.

Hotel de lujo. / DM

M. Elena Vallés

Toallasalbornoces, perchasbolígrafos o productos cosméticos son algunos de los objetos que más se llevan los clientes de las habitaciones de hotel de cinco estrellas, pero en la lista top 20 elaborada por la guía alemana Wellness Heaven también figuran, televisores, máquinas de café e incluso minibars.

En una encuesta en la que han participado los gerentes de un total de 1.376 hoteles en Europa, se recopilan cuáles son esos elementos que más desaparecen de las habitaciones.

El primero de ellos son las toallas. El 79,2% de los hoteles aseguran que sus clientes han robado alguna vez toallas de la habitación. El porcentaje baja al 66,4% cuando se trata de los albornoces.

Las pilas de los mandos a distancia o relojes son también guardados con cierta frecuencia por los clientes de los hoteles en sus maletas. Las máquinas de café (11,4%) también han desaparecido en alguna ocasión y en un 8,9% de los hoteles encuestados lo que se ha esfumado cuando los huéspedes se han marchado es el televisor.

Pasar desapercibido

El listado elaborado por Wellness Heaven es más extenso. También contempla los hurtos de bombillas, secadores de pelos, mandos a distancia, colchones, teléfonos, minineveras, platos, almohadas, mantas, tablets, obras de arte, productos cosméticos, bolígrafos y perchas.

Algunos de los robos son sorprendentes, como por ejemplo el de un colchón y poder pasar desapercibido. La encuesta recoge algunos casos reales. Un hotel de Berlín informó que unos huéspedes se llevaron el cabezal de una ducha efecto lluvia, una ducha de hidromasaje, un asiento de inodoro e incluso un lavabo entero. En un balneario de Alemania, un cliente desmontó el sistema de sonido estéreo de la habitación y se lo llevó para su coche.

En un hotel de Inglaterra, un huésped quitó el número de la puerta de su habitación. Por otra parte, un huésped de un hotel en Francia fue sorprendido intentando robar una cabeza de jabalí disecada.

Según el país de origen

Según apunta el estudio de Wellness Heaven, los objetos que más desaparecen de las habitaciones varían en función del país de origen del viajero. Los alemanes y británicos prefieren las toallas y los albornoces, los cosméticos y articulos de tocador. Los austríacos tienen preferencia por la vajilla y las máquinas de café. Los estadounidenses por las almohadas y las pilas. Los italianos, por las copas de vino. Los suizos, por los secadores de pelo. Los franceses por los televisores y los mandos a distancia, y los holandeses por bombillas y papel higiénico.