SALUD

¿Eres de pescado o de carne? Harvard reconoce cuáles son los mejores pescados para cuidar el corazón

La pregunta del millón es: ¿qué pescado es mejor? ¿Azul o blanco?. En realidad, hay que comer de ambos, es decir, los dos son buenos y los dos deben estar presentes en nuestra dieta. La principal disimilitud es su contenido graso.

La dorada es uno de los pescados con menor contenido de mercurio.

La dorada es uno de los pescados con menor contenido de mercurio.

EPE

EPE

La Fundación Española del Corazón reconoce que en una dieta saludable y equilibrada el pescado es imprescindible. Es un alimento con tantas proteínas como la carne, rico en vitaminas y minerales, pero además algunas variedades son también una importante fuente de Omega 3, ácidos grasos beneficiosos para la salud cardiovascular.

De hecho, diversos estudios y expertos de Harvard avalan las ventajas de su consumo, entre ellas, el riesgo de diabetes que disminuye si se produce una ingesta adecuada que debe ser de 3-4 raciones a la semana (1 ración = 125-150 g), ya que es un alimento muy completo que nos aporta proteínas de alto valor biológico, vitamina D y del grupo B, yodo, potasio, hierro, calcio, entre otros nutrientes.

"Es mucho mejor para la salud y el medio ambiente sustituir las fuentes de alimentos terrestres ―especialmente la carne roja― por fuentes de alimentos acuáticos", ha constatado Christopher Golden, profesor adjunto de nutrición y salud planetaria de la Escuela de Salud Pública T.H. Chan de Harvard.

Otro de los beneficios en materia de prevención de enfermedades cardiovasculares es el consumo de pescado azul (sardina, caballa, atún, bonito, pez espada, salmón, arenque, boquerones, jurel…). Este tipo de pescado es una importante fuente de ácidos grasos Omega 3 que ayudan a disminuir los niveles de colesterol dañino LDL y retrasan el proceso de acumulación de placa grasa en las arterias.

Interior de la pescadería Virgen del Carmen, en Vigo.

Interior de la pescadería Virgen del Carmen, en Vigo. / Alba Villar

La pregunta del millón es: ¿qué pescado es mejor? ¿Azul o blanco?. En realidad, hay que comer de ambos, es decir, los dos son buenos y los dos deben estar presentes en nuestra dieta. La principal disimilitud es su contenido graso. El azul tiende a tener mayor porcentaje graso y calórico frente al blanco, pero aporta ácidos grasos insaturados buenos para el corazón.

Asimismo, el blanco no supera el 2% de su composición, lo que hace que contengan solamente unas 80 calorías por cada 100 gramos. Mientras que el pescado azul presenta como mínimo un 6% de grasa (lo normal, entre un 8 y un 15%), por lo que 100 gramos contienen entre 120 y 200 calorías.

Precauciones para embarazadas y niños

La ingesta de pescado es esencial tanto en niños como en adultos. Sin embargo, a principios de año la Agencia Española de Seguridad Alimentaria (AESAN) alertó sobre el riesgo del consumo de algunas especies debido a su alto contenido de mercurio, una neurotoxina muy perjudicial para la salud.

En concreto, esta advertencia hace referencia al pez espada, tiburón, atún rojo y lucio, y apunta sobre todo a embarazadas y niños. Por tanto, la AESAN desaconseja su consumo o lo limita según el caso, así que es importante seguir las recomendaciones de este organismo:

  • Mujeres embarazadas o que puedan llegar a estarlo o en período de lactancia. Evitar el consumo
  • Niños < 3 años. Evitar el consumo
  • Niños 3-12 años. Limitar a 50 g/semana o 100 g/ 2 semanas (no consumir ningún otro de los pescados de esta categoría en la misma semana).