ECOLOGÍA

El motivo por el que Burger King o McDonald’s cobran un céntimo de más en algunos productos

Este importe se cobrará por cada producto de plástico no reutilizable que se lleve con su pedido

El motivo por el que Burger King o McDonald’s cobran un céntimo de más en algunos productos
1
Se lee en minutos
A. V.

La guerra contra el plástico cuenta desde el 1 de enero de 2023 un nuevo instrumento. El Consejo de Ministros aprobaba a finales del año 2022 el Real Decreto de Envases y Residuos de Envases que establece el objetivo de reducir un 20 % las botellas de plástico de un solo uso en 2030 respecto a 2022 e impulsa que frutas y verduras enteras se vendan a granel o que los usuarios puedan llevar a la compra sus propios envases.

El impuesto tendrá carácter indirecto y gravará con 0,45 euros por kilogramo su fabricación, importación y adquisición intracomunitaria cuando vayan a ser objeto de utilización en el mercado español. Según el Ministerio para la Transición Ecológica, esta normativa permitirá avanzar en la implantación de la economía circular y alcanzar los nuevos objetivos de reciclado de envases para 2025 y 2030.

Entre las principales novedades que incluye, destaca el establecimiento de objetivos nacionales de carácter orientador, que no son aplicables de forma sectorial ni a un tipo específico de producto envasado.

Noticias relacionadas

De esta forma, son ya varias las compañías han comenzado a aplicar el impuesto al plástico a toda su gama de productos, después de que el Gobierno sacase adelante la Ley 7/2022 de 8 de abril, que grava todos aquellos envases de plástico no reutilizables, y con la que el Ejecutivo pretende recaudar unos 500 millones de euros. Burger King o McDonald’s  han comenzado a cobrar a sus clientes un céntimo por cada producto de plástico no reutilizable que se lleve con su pedido, como puede ser la tapa que cubre los refrescos o el envase en el que se transportan las salsas.

También lo han decidido aplicar de la misma manera otras cadenas como Tim Hortons o Popeyes. Las bebidas con envase, los sobres de ketchup o los envases que sirven de tapa para las salsas son algunos de los materiales afectados.