PERROS

El síndrome de Noé o por qué tu perro acumula objetos sin parar

El impulso de los perros que les hace guardar objetos y comida es una herencia de sus antepasados, denominado el síndrome de Noé

El síndrome de Noé o por qué tu perro acumula objetos sin parar
1
Se lee en minutos
D.M

El impulso de los perros que les hace guardar objetos y comida es una herencia de sus antepasados, denominado el síndrome de Noé. Pero no solo son los perros, también lo hacen los pájaros, las ardillas e incluso los insectos, como las hormigas.

Como el 99% de los impulsos naturales de los animales, todos los caminos conducen al mismo destino: mantenerse con vida pese a las adversidades. Acumular objetos valiosos es una reserva para que otros animales, sean de su misma especie o no, se los arrebaten. 

Los perros domésticos buscan patrones en todo, tienen un reloj interno que está constantemente haciendo conjeturas sobre cómo funciona su entorno. Los perros, no solo nos soportan y tratan de apoyarnos, sino que también tratan de imitarnos. Un perro estima que podrá sobrevivir mejor si se asemeja a las costumbres del resto de la manada, en este caso: de los humanos con los que convive. Los objetos que más valor parecen tener para ti son los más valiosos para tu perro.

Qué hacer si tu perro acumula cosas

Cómo ocurre con las personas, una costumbre no es una enfermedad o un rasgo psicopático hasta que es incompatible con la felicidad, la libertad y la convivencia.

Noticias relacionadas

Sea un animal o una persona la que desarrolle una actitud compulsiva, sabemos que hay que hacer algo si causa molestias. En el caso de los perros, no debemos preocuparnos hasta que se vuelva un problema en el que acumule comida fresca en lugares donde se pudra, nos robe cosas importantes para nosotros y las haga desaparecer, o bloquee zonas importantes como la salida de humos cuando se sitúa dentro de objetos.

Cómo comportarte

Para que un perro comprenda que una actitud de este tipo no se debe seguir perpetuando, debemos mostrar que no genera en nosotros ningún efecto. Echarle la bronca no servirá para nada, solo para que pueda volver a hacerlo. Una vez encuentres los objetos, simplemente debes cogerlos y volver a ponerlos en su lugar y premiar al animal una vez que estén en su sitio con una "chuche". Esta costumbre se pasará si no logra generar un "nido" pero mientras tanto el animal debe percibir que tú no le prestas ninguna importancia.