MASCOTAS

¿Tu gato te sigue a todas partes y no sabes por qué? Este es el motivo

Los felinos, al igual que otros animales, tienen formas especiales para comunicarse con nosotros

3
Se lee en minutos
Irene Roma

Si compartes casa con un felino te habrás dado cuenta de que en muchas ocasiones, en cuanto entras por la puerta, tu gato te sigue a todas partes. Da igual dónde vayas: al baño, la cocina, la habitación... siempre va detrás. Si es así, te habrás preguntado a qué se debe.

Los gatos no son tan independientes y desapegados como aseguran los tópicos, sino que tienen más necesidad de establecer lazos con los humanos con los que conviven de lo que muchos piensas. Son animales afectuosos que buscan el contacto y, que, sobre todo, también saben demostrarlo. Si un gato te quiere, te querrá para toda la vida, y si te elige como su persona preferida, serás el centro de su universo para siempre. Así de fieles son los gatos, pese a que popularmente se achaque esta fidelidad a los perros en vez de a los gatos.

Los felinos son seres especiales, con un marcado carácter, pero eso no es impedimento para que sientan un tremendo amor por su familia humana y una gran necesidad de demostrarles, asimismo, lo importantes que son para él. Perseguirte es una de sus múltiples formas de mostrar afecto.

Por qué tu gato te sigue

Que tu gato te vaya detrás de ti a todas partes suele ser un signo de amor y apego, aunque también puede haber otros motivos que expliquen su comportamiento. No obstante, no te preocupes, no se trata de nada grave, sino que forma parte de su naturaleza y su instinto.


/ /

Cuando un gato es pequeño, es habitual que te siga a todas partes en cuanto llegas a casa. Es normal: te echa de menos y quiere estar contigo. Ten en cuenta que, a sus ojos, desempeñas el mismo papel que jugaría su madre en caso de tenerla con él: le das de comer, le ofreces seguridad y cariño, le limpias el arenero, lo cuidas... Así que no es de extrañar que el animal te siga permanentemente en cuanto te ve.

Pero también puede haber otras razones menos satisfactorias pero igual de naturales y comprensibles. Ahí van:

Amor

Suele ser el motivo principal para que un gato te siga a todas partes. Eres su figura de referencia y te busca sin cesar para compartir tiempo contigo y que estéis juntos. Es cariño en estado puro.

Juego

Es también una de las razones más habituales para que un gato te siga. Te reclama atención y, sobre todo si es un cachorro, reclama juegos con los que desfogar su energía y adquirir habilidades, tal y como lo haría fuera de un entorno humano.

Caza

Cuando tu gato te sigue y salta sobre tus piernas no hace sino satisfacer su instinto cazador y estimular su necesidad de persecución. Está practicando y, además, jugando contigo.

Necesidades

Hay ocasiones en las que un felino te persigue y, encima, no deja de maullar. Estas veces suelen indicar que tiene necesidad de algo en concreto. Tal vez sea agua, comida, quiere que le limpien el arenero o, simplemente, necesita compañía y te la está reclamando.

Atención

Noticias relacionadas

Ligado al anterior punto se encuentra este factor. Tu gato te sigue, se cruza entre tus piernas, se roza en ti... está pidiéndote atención. Quizás no le ocurra nada ni tenga ninguna necesidad concreta, sólo quiere ser tu único foco de atención y tú, distraído/a y haciendo cosas por casa, no estás prestándole la atención que el animal exige en esos momentos.

Patrulla y exploración

Son dos motivos estrechamente unidos. El gato te persigue a todos lados porque, dado que tú eres su figura de referencia, interpreta que tus idas y venidas por casa no son sino lo que él o un gato en libertad haría al aire libre: recorrer su territorio, explorarlo a conciencia para conocerlo bien y comprobar que no haya intrusos ni elementos que puedan suponer un peligro para su supervivencia.