LA VIDA CONTIGO

¿Nos creemos dioses? ¿Vivimos en una simulación? Estos son los motivos por los que nos gustan juegos como los Sims

Expertos y usuarios explican por qué pasan decenas de horas de sus vidas construyendo una casa virtual o matando a sus personajes de hambre

Varios personajes y construcciones de juegos de simulación de la realidad

Varios personajes y construcciones de juegos de simulación de la realidad / EPE

7
Se lee en minutos

"Eres como un dios que puede controlar sus vidas, cómo se vestirán, cómo se comportarán, cómo serán físicamente y psicológicamente... y lo más importante, puedes elegir su muerte". Ese es uno de los motivos por los que a los usuarios les gusta jugar a juegos de simulación de realidad, como los Sims, según cuentan en el foro oficial de este videojuego. Pero, psicológicamente ¿qué hay detrás del placer de controlar la vida de personajes virtuales? ¿Por qué nos gustan este tipo de videojuegos?

Para empezar, podemos definir un videojuego de simulación de realidad como aquel en el que podemos reproducir la vida real. Es decir, podemos crear nuestra propia casa, elegir nuestro trabajo, nuestra orientación sexual, nuestras relaciones sociales...Algunos son tan amplios como la vida misma y otros se centran en aspectos concretos de la realidad: cuidar una granja, construir un parque de atracciones, gestionar un hospital. Todas, cosas que podemos hacer en la vida real. Algunos de los más conocidos son los Sims, los Animal Crossing o el Second Life.

Una de sus peculiaridades esque son juegos que no tienen una historia intrínseca. No tienen un principio en el que tu personaje tiene que aprender para derrotar al final boss. Es el propio usuario el que con sus construcciones, decisiones, diseño de personaje y modo de juego elige su propia historia y va creando su propia realidad, tal y como explica el youtuber experto en game design Damez Media.

Sin embargo, se trata de una realidad acelerada en la que el usuario puede construir una casa en un par de días, conseguir el trabajo de sus sueños sin pasar por todos los años de estudio o conseguir reconocimiento y poder sin pasar las penurias. Por eso, "el sentimiento de progresión está mucho más patente en este género que en otro. Porque con la historia se ve más difuminado, pero en este caso, se ve toda la progresión", explica a EL PERIÓDICO DE ESPAÑA Sergio Alloza Castillo, psicólogo investigador en Gecon.es y CEO de Psycogaming.

Construcción de una casa en los Sims 4

/ Sims 4

¿Volcamos nuestras fantasías?

Son juegos muy diferentes a los demás porque no destacan por la historia y por el realismo sino por la distracción que ofrecen y por el realismo, cuenta Alloza. Eso quiere decir que no van dirigidas al mismo público que los juegos de otro género que tienen un desarrollo y retos. "Son juegos que puede preferir la gente interesada en arquitectura o en mobiliaria".

Son juegos, muchos pensarían, perfectos para volcar las fantasías de su vida deseada. Pero, psicológicamente, esto no es del todo cierto. "En estos juegos hay dos realidades, está aquella persona que juega a los Sims y se hace una casa enorme y carísima pero luego ahoga a los niños en la piscina. El tema de tener una casa grande puede ser una expectativa en la vida real, pero ahogar a los niños no", explica el investigador.

"Es cierto que el juego te da la oportunidad de explorar en todos los sentidos, pero tenemos que quitar los prejuicios de los videojuegos y pensar que esto va a repercutir en la vida real. El comportamiento que tengamos en un videojuego no es el que tenemos en la vida real", afirma el investigador, poniendo un ejemplo claro. El expresidente Donald Trump echa la culpa de los tiroteos masivos constantes que hay en Estados Unidos a los videojuegos, pero no ve problema en la permisividad con las armas que hay en el país.

Captura de pantalla de Animal Crossing New Horizons

/ Nintendo

Varios usuarios explican de forma más simple por qué les gustan este tipo de juegos en el foro oficial de los Sims: "Es uno de los pocos juegos sin fin que existen. Puedes llevar 200 generaciones que el juego sigue y sigue. Puedes crear tus personajes como quieras, hacer que vivan como quieras, sin necesidad de seguir un patrón marcado por el juego", dice uno. "Puedes reflejar tus gustos en un juego, es la idea de crear tus propios protagonista, modelarles tu la historia, los escenarios, su forma de vida e incluso desarrollar mi creatividad con los edificios", asegura otro.

¿Vivimos en una simulación?

Sin embargo, puede haber un motivo menos relacionado con la psicología y más relacionado con las redes sociales. Últimamente en Tiktok, la red social que utilizan los artistas para viralizar su música, ha surgido una pregunta: "¿Vivimos en una simulación?". Tan solo con buscar "realidad simulada" o "simulación" en la aplicación, encontramos miles de vídeos en los que se habla de esta teoría.

"La realidad simulada es básicamente una realidad falsa, creada a través de la tecnología, ya sea a través de videojuegos, películas, de simulación en 3D o con efectos sonoros. Y, últimamente, en las redes sociales se está empezando a crear la teoría de que vivimos en esta realidad simulada, de que nada es verdad. Es como si estuviéramos dentro de Matrix y debiéramos 'desconectarnos' para abrir los ojos y ver la realidad". Son las palabras de Emma Entrena, presentadora del podcast Terrores Nocturnos, que se hizo viral en Tiktok al hablar de este tema.

@terroresnocturnos.trn ¿Conocías el caso? Ig: terroresnocturnos.trn #greenscreen #realidad #simulacion #erinvalenti #matrix #aprendeentiktok #erin #valenti #utah #siliconvalley #sanfrancisco #aprendecontiktok #casoreal #caso #historia #historiareal #misterio #parati #foryou #viral #fypシ #foryoupage ♬ Cry Of The Unheard - REPULSIVE

Es, según la presentadora, uno de los motivos por los que el juego de los Sims o Animal Crossing, han resurgido en los últimos tiempos es por la influencia de la teoría de la realidad simulada movida en TikTok. "Estoy segura de que hay quien juega a los Sims por vivir esa especie de realidad simulada en la que ellos tienen el control, en la que son prácticamente dioses. Como fan del juego, es cierto que cuando juegas lo haces en parte para poder manejar a los personajes como tú quieras", explica la experta a EL PERIÓDICO DE ESPAÑA.

Los usuarios juegan, en definitiva, para manejar a los Sims y su realidad simulada, porque ellos también sienten que están en una, que están dormidos y, algún día se despertarán en la verdad. Pasan de ser controlados a dioses. Aunque hay diferencias: "En la vida real no hay trucos de dinero infinito, ni para crear una casa enorme, ni para comprar todo lo que quieras".

El éxito de enganchar

"Si al videojuego le quitas la parte técnica de programación y la parte visual solo le queda la psicología", explica Alloza. "De hecho, las empresas más grandes ya cuentan con psicólogos trabajan en la motivación del usuario o en potenciar el uso recurrente del juego".

Y ese es el verdadero éxito de un juego, que el usuario vuelva a jugar, que, de alguna manera, se enganche. Los usuarios juegan a videojuegos por muchos motivos y muy diversos, por distracción, para relajarse, para enfrentarse a un reto, para jugar con sus amigos o para desarrollar habilidades como la creatividad o el liderazgo. Pero todos vuelven a jugar por lo mismo: el juego les hace sentir bien.

Por eso, en el proceso de creación del videojuego, los psicólogos están siempre orientados a sistema de recompensa de los humanos, dice el investigador y psicólogo Alloza Castillo. "Lo hacen con ciertas mecánicas y elementos, premiando que entres cada día, dando recompensas por jugar ciertos minutos al día, también hay premios por explorar, por superar retos...esto aumenta el sentimiento de progresión y, en esencia, hace sentir bien al jugador".

Incluso los juegos más difíciles, los que más retos plantean, esos que tienes que jugar una y otra vez para pasar una pantalla, están pensados para que sean asequibles. El juego siempre es pasable, y cuanto mayor es el reto, mayor es la recompensa. Los pocos juegos que salieron al mercado sin ser asequibles, han sido rápidamente descatalogados.

Otra recompensa importante es la posibilidad de jugar a un videojuego social, de poder compartirlo con amigos: "Hemos cambiado la forma en la que nos relacionamos con nuestro entorno, salimos menos a jugar al parque y nos relacionamos con amigos y eso en sí mismo puede funcionar como una recompensa", explica el experto.

Captura de pantalla del juego Second Life

/ Meta

¿Son juegos para chicas?

Noticias relacionadas

"Los Sims son para chicas", "El Animal Crossing es de niñas". Son algunas de las frases que se pueden escuchar sobre los juegos de realidad simulada. En el mundo aún muy masculinizado del gaming muchas veces se asume erróneamente que al ser juegos más sencillos, sin retos complejos, están más hechos para mujeres. Pero nada más lejos de la realidad.

El psicólogo lo niega rotundamente. "No hay ninguna relación entre un género humano y un genero de videojuegos, las diferencias de géneros humanos no son tantas como para determinar que un juego sea completamente distinto de otro solo por esto. Y concretamente los Sims no tienen un target muy específico. Es un prejuicio que se ha construido encima del videojuego, pero no a nivel social, no a nivel gaming" .