Lidl revienta el mercado con la freidora de la que todo el mundo habla

Ahora la puedes conseguir mucho más barata

Lidl revienta el mercado con la freidora de la que todo el mundo habla
2
Se lee en minutos
R. P.

En octubre es tiempo de ahorrar y por eso parece que los supermercados intentan hacer un esfuerzo en sus promociones. No solo los españoles. Todos los del mundo. En este sentido Lidl es una de las cadenas de supermercados más conocidas de España. Y no quiere perderse la época de rebajas. Y eso que su éxito no se ha basado, o al menos no siempre, en los productos frescos. O al menos no solo en ellos. La cadena alemana quiso traer a España una de las filosofías con las que imperaba en otros países del mundo: la de vender en un mismo lugar todo lo que el cliente pueda necesitar. De hecho en eso se basa gran parte de su éxito.

Seguro que a lo largo de las últimas semanas has visto a través de redes sociales que el supermercado tiene a la venta una freidora de aire caliente de Phipis que no necesita aceite y que se puede encontrar por 154 euros. ¿La oferta es muy agresiva? Lo parece al menos. Sobre todo si se tiene en cuenta que el precio original era de 184 euros, casi 50 más. A buen seguro que a cualquiera que después de la Navidad quiera llevar una vida más sana le va a gustar. Y lo va a pedir aunque ya no sea para Reyes si bien siempre se puede invertir en salud y en buena cocina el dinero que hayan dejado sus majestades de Oriente.

Noticias relacionadas

Si bien el supermercado vende alimentación y productos frescos sobre todo no es eso solo lo que se puede encontrar en el hipermercado. Más bien al contrario. Buena parte de lo que engrosa la lista de grandes beneficios de este supermercado alemán son los otros productos que vende como los de bricolaje o los que ofrecen muebles para la casa o ropa para hacer deporte. Aún más: no hay quién pueda resistirse a sus productos llegados desde lugares como Italia o Francia en sus quincenas temáticas.

Lidl ha conseguido además una gran aceptación por parte del cliente en tres áreas de negocio: juguetes (hay quién hace no demasiadas semanas se peleaba por conseguir la réplica del supermercado para jugar), panadería (esta sección ha ido ganando presencia en los últimos meses) y, sobre todo, comida para llevar. No en vano en Lidl saben que el cliente cada vez tiene menos tiempo y valora que el supermercado le sirva para ahorrar.