El intento de zasca de un hostelero que no le ha salido del todo bien: "Pida jamón ibérico del bueno"

"Que poca vergüenza tiene el dueño del bar, solo con la respuesta se merece que no entre nadie"

Un cartel de bar

Un cartel de bar

2
Se lee en minutos
M. R.

Los enfrentamientos entre hosteleros y comensales insatisfechos están a la orden del día. Especialmente en ciertas plataformas de internet especializadas en críticas de establecimientos. Eso es lo que ha pasado en este caso, en el que unos y otros se en enzarzado por un supuesto mal servicio.

Un cliente dejaba una reseña quejándose de la calidad de la comida y el servicio. "Paramos a tomar un tentempié, mi mujer, mi hija y yo, pedimos bebida y dos bocadillos de bacon con queso, (4,50€/u), no lo recomiendo pues el poco bacon que llevaba los bocadillos estaba frío y seco como la mojama. Se lo dije al camarero y en vez de solucionarlo se ofendió".

El propietario decidió entonces responder al mensaje. "Claro… la próxima vez que venga “a la tierra de sus padres” que tantos golpecitos en el pecho se ha dado… pida JAMÓN IBÉRICO del bueno.. del de verdad y no Bacon, que es el que se compra un dúplex porque no tiene pa chalet… SO TIESO!".

Un comentario que se ha vuelto viral y que ha dividido a los usuarios de Twitter. "Mira que suelo defender al hostelero, pero en una cosa tiene razón. Que el bocadillo sea de bacon y queso no implica que tenga que ser un bocata duro, seco o tieso. He comido muy buenos bocadillos de bacon y queso por 5 euros. Calentitos, jugosos y con el queso derretido". "Vaya respuesta del comercio, la educación no está reñida con la contestación". "La calidad del bacon queso debería ser buena no hay escusa por parte del bar...en mi opinión". "Que poca vergüenza tiene el dueño del bar, solo con la respuesta se merece que no entre nadie".

Los enfrentamientos entre clientes y hosteleros son de lo más habitual en internet. Especialmente en las plataformas especializadas. Son muchos los empresarios que denuncian que algunas de las críticas vertidas en este tipo de webs no siempre son reales, sino que se trata de comentarios dejados para hacer especial daño a la reputación del sitio.

Por este motivo, son muchos los empresarios que urgen a estas páginas a establecer mecanismos de control, a fin de filtrar este tipo de situaciones. Una de las soluciones que proponen para ello, es que se exija una prueba de compra antes de publicar el comentario.Y es que la reputación en este tipo de plataformas es cada vez más importante para los empresarios, ya que son muchos los clientes que se fían en estas estadísticas antes de reservar una mesa o decantarse por un establecimiento.

Noticias relacionadas