El truco para ordenar las sábanas que tienes que conocer

Consejos para que esté siempre organizado de una forma rápida y sencilla

El truco para ordenar las sábanas que tienes que conocer
2
Se lee en minutos
P. O.

Mantener ordenadas las sábanas limpias puede convertirse en una tarea casi imposible. Al principio, comenzamos clasificándolas por colores o juegos en pequeños montones.

Sin embargo, con el paso del tiempo y el uso acaban desordenándose, resultando cada vez más difícil encontrar la sábana o juego completo que estamos buscando.

Te proponemos tres trucos infalibles para mantener ordenadas las sábanas y encontrar el juego que necesitas sin tener que rebuscar en el armario:

Sábanas dentro de la funda de almohada

Dobla en cuadrados o rectángulos más o menos iguales, la sábana bajera y la encimera. Si el juego tiene más de una funda de almohada, dobla solo una con forma cuadrada y aparta la otra. Si, por el contrario, el juego de sábanas solo tiene una almohada, no la dobles.

Coge la funda de almohada que has dejado sin doblar y mete el montoncito que ya has doblado dentro de esta. De esta forma, todo quedará organizado dentro de esta bolsita que podrás doblar por la mitad para ganar más espacio en tu armario.

También puedes hacer lo mismo con las fundas de edredón, que ocuparán algo más de espacio dentro de la funda de almohada. Con este truco lograrás tener a manos todos los juegos de sábana y que no terminen mezclándose con otros conjuntos. Además, el estampado de la funda de almohada te servirá para identificar las sábanas que buscas al momento sin alterar su orden.

Por medida

Otra forma de tener organizado el armario donde guardas las sábanas es colocar las piezas en montones, diferenciando fundas de almohada, sábanas bajeras, encimeras y fundas de edredón. De esta manera, sabrás siempre a qué montón acudir cuando necesites una sábana en concreto, sin necesidad de ordenarlo todo.

Si en tu casa tienes camas de diferentes medidas puedes almacenar los juegos de sábanas y fundas correspondientes a cada medida en diferentes cajones o baldas. De esta manera no tendrás que enfrentarte a montones de distintos tamaños, sin sentido.

Por juegos

Muchas veces, todo se trata de un problema de organización. Además del truco anterior, también puedes probar a agrupar cada juego de sábanas dentro de la encimera correspondiente.

Dobla las fundas de almohada y la bajera. A continuación, colócalas una encima de la otra y dobla la encimera por la mitad a lo largo y coloca en el centro las piezas que acabas de doblar. Por último, cierra la encimera como si fuese un tríptico. Todo quedará organizado dentro de un solo pack de la misma manera que suelen empaquetarse los juegos de sábanas en las tiendas. Además, así podrás tenerlas siempre ordenadas y sin arrugas.

Noticias relacionadas