Recetas fáciles

Cómo aprovechar manzanas para hacer deliciosos postres

La manzana es una de las frutas que más veces aparece en recetas de repostería

Cómo aprovechar manzanas para hacer deliciosos postres
3
Se lee en minutos
Redacción

Si eres de los que siempre que va al súper compra manzanas que luego se le quedan en el frutero durante días, semanas… te traemos la solución perfecta para que no tengas que volver a tirar una rica y saludable manzana nunca más.

La mejor opción es hacer un delicioso postre y las opciones son muchas.

Receta de tarta de manzana

Perfecto para saborear como colofón de cualquier comida o para disfrutar a modo de merienda, este tradicional postre es más sencillo de preparar de lo que muchos piensan. De hecho, la tarta de manzana es una de esas recetas que pasa de generación en generación en muchas familias. A continuación te enseñamos cómo prepararla de manera rápida y sencilla utilizando el microondas.

Cómo hacer una tarta de manzana

Ingredientes: 4 manzanas, 4 huevos, 50 gramos de mantequilla, 300 ml de leche, 150 gr de azúcar, 150 gr de harina, un sobre de levadura.

Elaboración: El primer paso para empezar a preparar la tarta de manzana es pelar y cortar en láminas las manzanas.

Posteriormente, derretiremos la mantequilla para añadirle en un bol con los huevos, el azúcar, la harina, la leche y la levadura. Lo batiremos todo hasta que quede sin grumos.

Cuando tengamos la mezcla lista la verteremos sobre un molde y le colocaremos con cuidado las manzanas por encima.

Finalmente, lo introduciremos en el microondas a potencia media no más de 5 minutos. El resultado será espectacular.

Receta de bizcocho de manzana

Un postre sano y barato, elaborado con manzanas tipo Golden, Reineta o Fuji, ya que todas son variedades jugosas y le dan un toque a este bizcocho. En pocos minutos obtendrás un postre que sorprenderá a toda la familia y que además es muy económico.

Cómo hacer un bizcocho de manzana

Ingredientes:  4 huevos, 2 medidas de azúcar (taza de desayuno), 3 medidas de harina y un poco aparte, 1 taza de leche, ralladura de un limón, 3 cucharada de mantequilla (a temperatura ambiente), 1 sobre de levadura (14-15 gr), 1 o 2 manzanas y 4 cucharadas de mermelada de melocotón o albaricoque.

Elaboración: Cubrimos un molde redondo o de aro de unos 23-30 cm con mantequilla y le echamos un poco de harina. A continuación, movemos el molde en círculos para repartir bien la harina y nos deshacemos de la sobrante. De esa manera podremos desmoldar mejor el bizcocho tras la cocción.

En un bol mezclaremos con las varillas los huevos, el azúcar, la leche, el aceite, la mantequilla (que ha de estar a temperatura ambiente, es decir, en pomada) y la ralladura de limón. Se puede hacer a mano o con unas varillas eléctricas. Ha de resultar un conjunto similar al de una crema ligera o suave.

Seguidamente se incorporan la harina y la levadura, removiendo muy suavemente con varilla, o mejor con espátula, haciendo movimientos envolventes para que la mezcla no se baje. Precalentaremos el horno a 180º.

A continuación, se echa la mezcla en el molde y se cubre con gajos de las manzanas (cuantos más gajos más jugosos quedará el bizcocho). Coceremos en el horno a 180º durante 30 minutos aproximadamente o hasta que muestre un color dorado. Se puede pinchar con un palo tras esa media hora para ver si el bizcocho está cuajado.

Antes de que se enfríe por completo podemos pincelar la superficie del postre con la mermelada calentada un poco previamente. Si untamos toda la superficie del bizcocho éste conservará mejor su jugosidad por más tiempo.

Receta de batido de zanahoria y manzana

La zanahoria y la manzana son los ingredientes clave de esta bebida depurativa. Una fruta y una verdura que nos aportan un gran número de nutrientes necesarios en una dieta, como son la vitamina A, la vitamina E, la vitamina B3, la fibra o el ácido fólico.

Cómo hacer un batido de zanahoria y manzana

Ingredientes: 100 ml de agua, 2 manzanas medianas y 2 zanahorias pequeñas o 1 mediana.

Elaboración: Lava las manzanas y las zanahorias con abundante agua. Cuando ya está correctamente lavadas tanto las zanahorias como las manzanas, trocea ambos alimentos con la piel. Añade los trozos en el vaso de la licuadora y añade también los 100 ml de agua. Bate durante unos minutos y listo.

Noticias relacionadas