Alertan de una estafa que afecta a los clientes del supermercado Lidl

No se deben dar datos en webs no oficiales

Alertan de una estafa que afecta a los clientes del supermercado Lidl
1
Se lee en minutos
R. P.

Lidl es uno de los supermercados con más implantación en España. El comercio alemán es uno de los que más implementación tiene en España y ha probado desde hace años varias estrategias para ganar tanto clientes como cuota de mercado. Una de las estrategias es la de incluir en sus hipermercados productos que no son de primer necesidad o comestibles pero que hacen que muchos visiten sus instalaciones (para ver por ejemplo ofertas en bricolaje) y luego se queden a hacer la compra. También han creado nuevas secciones como la panadería o el listo para comer.

Es habitual que los supermercados hagan todo tipo de ofertas y promociones para intentar atraer a sus clientes. Pero en internet también existen todo tipo de fraudes de los que hay que estar más que alerta. En ocasiones en la red los amigos de lo ajeno tratan de conseguir los datos personales de quienes están al otro lado de la pantalla con tácticas ilegales. Es lo que se conoce como «phishing», es un tipo de estafa bancaria que se comete a través de internet. Los delincuentes, normalmente ciudadanos que operan desde países del Este, engañan a usuarios de la banca on line dirigiéndolos hacia páginas que no son las de su banco, para robarles sus contraseñas. Las organizaciones también reclutan correos, personas que reciben dinero desde la cuenta del estafado y lo envían a los delincuentes.

En este sentido como "gancho" siempre se utilizan promociones muy agresivas en los que caen muchos ciudadanos. Una de las alertas lanzadas en los últimos días tiene que ver con la supuesta venta en los supermercados Lidl de televisores Samsung retirados de Rusia a 1,95 euros. Un precio de risa que, evidentemente, esconde un fraude. Por eso desde autoridades como el Observatorio de Internet de Canarias llaman a tener la máxima precaución para no caer en este tipo de timos.

No se deben dar datos personales en webs no oficiales y, evidentemente, hay que desconfiar de ofertas que son demasiado agresivas.

Noticias relacionadas