NATURALEZA

Los nuevos zoológicos de inmersión: la naturaleza, más cerca que nunca

Los BIOPARC son nuevos zoológicos de inmersión que permiten a los visitantes adentrarse en una naturaleza salvaje para contemplar a los animales en sus ambientes, y todo con un plan para hacer en familia

El lagarto Komodo se puede ver en BIOPARC Fuengirola.

El lagarto Komodo se puede ver en BIOPARC Fuengirola.

7
Se lee en minutos

Con la llegada del calor, los planes para hacer en familia son los que más apetecen. Y si pueden ser cerca de la naturaleza y para observar a los animales exóticos en una recreación de su hábitat, la aventura es mucho mejor. Los BIOPARC son un nuevo modelo de zoológicos del siglo XXI, y que se pueden visitar en algunas de las principales ciudades turísticas de España como Valencia, Fuengirola y Gijón.

Los tres zoológicos presentan una oportunidad única de poder ver de cerca a los animales en su entorno. Un plan familiar que supone un viaje para presenciar algunos de los hábitats más bellos y amenazados del planeta. Observar la vegetación, los animales y los paisajes sin barreras visuales.

Es una nueva manera de entender el “ocio con causa” y preservara las especies animales que están en peligro de extinción. A través de estos zoológicos de inmersión se pretende motivar un cambio de actitud en la sociedad para promover la conservación de la naturaleza y del medioambiente. BIOPARC es una experiencia “para todos los públicos” que acerca a los padres y niños para disfrutar en familia, y estar con toda la comodidad, seguridad y tranquilidad.

BIOPARC participa en casi 100 programas de preservación especies en peligro de extinción

BIOPARC se preocupa mucho en la protección de especies en peligro de extinción en el sentido más amplio. Por una parte, con la participación de los BIOPARC en cerca de 100 programas europeos de preservación de especies en peligro de extinción, lo que se denomina conservación ex situ, que trata de garantizar su supervivencia. Paralelamente e igualmente vital, es la conservación in situ, la que se realiza en el hábitat de origen. En este sentido, es la Fundación BIOPARC la que lidera estas acciones colaborando en importantes proyectos internacionales que benefician no sólo a las especies amenazadas, sino a toda la biodiversidad que atesoran estas valiosas zonas de nuestro planeta.

La Fundación BIOPARC es la entidad que hace realidad el sueño conservacionista de los BIOPARC, pues el sentido de mantener animales en cautividad es aportar un beneficio directo a las poblaciones de estas mismas especies en su medio natural. Sobre esta idea, la Fundación BIOPARC se constituye como la herramienta para materializar acciones de conservación de los ecosistemas del mundo, y de divulgación de la importancia del mantenimiento del diverso legado natural a nivel global.

  • Bienestar animal, que implica facilitar que las diferentes especies puedan desarrollar su comportamiento natural, llevar a cabo acciones de enriquecimiento ambiental, además de ofrecer los mejores cuidados en todos los sentidos.

  • Concienciación de la sociedad: la visita a los BIOPARC es una experiencia dirigida a que las personas puedan emocionarse al contemplar la belleza de la naturaleza. Además, se promueven acciones solidarias para implicar a la sociedad en diferentes “causas” referentes al mundo animal.

  • Compromiso con la sostenibilidad. La utilización de energía “verde”, la implementación de sistemas de optimización de recursos tan importantes como el agua o ser pioneros en la eliminación del plástico de un solo uso en los enseres y utensilios de sus restaurantes, son solo algunos ejemplos.

  • El objetivo final de BIOPARC es la Conservación, entendida desde su sentido más amplio con la protección del planeta, hasta las acciones más concretas dirigidas a asegurar la pervivencia de las especies más amenazadas. Los tres parques, Fuengirola, Valencia y el Acuario de Gijón son plataformas que aportan proximidad con dos vías de actuación:La visita: al transmitir la necesidad de preservar la naturaleza y porque parte de los fondos se destinan a los proyectos de la Fundación Bioparc.

  • Los programas de reproducción en cautividad: porque velamos por mantener la riqueza de la biodiversidad

BIOPARC Fuengirola, las selvas tropicales más asombrosas

Inaugurado en el año 2001, BIOPARC Fuengirola fue el primer parque centrado en las selvas del mundo. Con un recorrido por los espacios del parque – entre una vegetación frondosa salpicada de ríos, cascadas, árboles colosales y templos de lejanas culturas semiderruidos por la selva -, el visitante descubre especies asombrosas, la mayor parte de ellas en peligro de extinción. Un maravilloso entorno, recreado para emocionar y conmover a quienes se adentren en él.

El BIOPARC Fuengirola recrea con gran fidelidad algunas de las selvas tropicales más asombrosas del mundo: la isla de Madagascar, África Ecuatorial, Sudeste asiático e islas de Indo Pacífico. En ellos, no solo se trata de reproducir la vegetación o reflejar el papel del agua en los bosques tropicales (muy protagonista por cierto), sino que también se representa cómo se organizan e interactúan las especies.

El parque cuenta con más de 200 especies entre mamíferos, aves, peces y reptiles con las que el equipo de BIOPARC Fuengirola trabaja a diario para su cuidado y conservación.

Entre árboles inmensos, misteriosos templos y pirámides, grandes saltos de agua y caudalosos ríos repletos de peces y cocodrilos, los visitantes pueden descubrir especies desconocidas como el ciervo ratón - el más pequeño de los ciervos del mundo -, el esquivo panda rojo, el amenazado y bellísimo tigre de Sumatra, el gigantesco dragón de Komodo o el insólito hipopótamo pigmeo.

En un claro de selva la emoción aumenta al encontrarse con una familia de gorilas que a finales de 2020 aumentó con el nacimiento del primer gorila andaluz de la historia. Algo más allá, en las ruinas de un antiguo templo jemer, será una cría de orangután nacida este mismo año la que hará las delicias de los visitantes. 

Un descanso para comer en un restaurante de la India colonial británica servirá para recuperar fuerzas y seguir el itinerario. Y mientras los visitantes descubren más especies amenazadas y disfrutan de su belleza podrán sentir que están ayudando a conservarlas.

BIOPARC Acuario de Gijón, tiburones y un nuevo acuario dedicado a África

Los amantes de la naturaleza y, en concreto, del fondo marino tienen una visita obligada a BIOPARC Acuario de Gijón, un espacio extraordinario de la región, situado frente a la playa de Poniente, mirando al mar. Se trata de un centro de referencia en cuanto a conservación, educación y bienestar animal.

El Bioparc Acuario de Gijón pone a tu alcance un recorrido por 60 acuarios de agua dulce y salada que te permitirán conocer al detalle la flora y la fauna de los mares del mundo. 12 ecosistemas y más de 2 millones de litros de agua para recrear la vida en los ríos, la costa Cantábrica, el mar Caribe, los océanos Pacífico e Índico, el mar Rojo, el océano Índico Africano, el océano Atlántico Sur y el océano Atlántico Subtropical.

Descubrirás animales como los salmones, las anguilas, los esturiones, las morenas, las rayas, los tiburones toro, musola y gris, que conviven en el Bioparc Acuario de Gijón junto a las tortugas bobas. Pero, estos sólo son algunos de los 4500 animales de las 410 especies que podrás ver durante la visita.

El acuario es un lugar vivo, de singular belleza, que va cambiando de estación a estación e, incluso, a lo largo de un mismo día, ya que los animales que viven en él se comportan de manera diferente según la hora. No es extraño contemplar a los grandes tiburones toro surcando las aguas del océano o disfrutar de las siempre activas tortugas marinas echarse una siesta cuando llega la tarde o ser testigo de cómo las anémonas joya van abriendo sus tentáculos según avanza el día.

Recientemente se han inaugurado nuevos espacios, como el bosque húmedo tropical americano con los simpáticos ajolotes, peces cocodrilo, una iguana espinosa de Utila, rayas motoro, ranas flecha y de ojos rojos y lustrosas boas arcoíris; o el nuevo acuario dedicado a África con peces como el delfín azul de Malawi, cíclidos joya y frontosa y los saulosi. Junto a ellos nada también el pez globo de agua dulce que, además, se reproduce en el acuario, por lo que si los visitantes se fijan podrán descubrir a las crías nadando en el tanque.

Y, por último, en la zona de arrecife de coral hay nuevas especies como el julia canario y damiselas azules, que destacan por un bello azul eléctrico.

BIOPARC València, la única visión subacuática de hipopótamos en España

El tercero de estos parques es BIOPARC Valencia, un espacio que ofrece un recorrido al aire libre para acercar toda la magia de África sin salir de la ciudad de Valencia.  Los impresionantes recintos multiespecie característicos de BIOPARC permiten explorar la extensa sabana para contemplar a las cebras con rinocerontes y avestruces. Justo al lado, diversas especies de antílopes conviven con jirafas y distintas aves bajo la atenta mirada de los leones. Y un poco más allá, entre gigantescos baobabs podemos ver a los elefantes junto a la cascada de agua mientras disfrutan de un baño en el lago.  

En las frondosas selvas centroafricanas encontramos las familias de gorilas y chimpancés, preciosos bongos, leopardos, búfalos rojos, driles y un largo número de especies que van apareciendo en ese paseo.  La cueva Kitum esconde la única visión subacuática de hipopótamos en España nadando entre varias especies de peces, con la sensación de que se encuentran con los temibles cocodrilos, todo ello en una recreación de los ecosistemas de los grandes lagos. En nuestro recorrido llegamos a la exótica isla de Madagascar donde podemos pasear entre diferentes especies de lémures.

BIOPARC València alberga más de 3.000 animales de 160 especies. Además de las más emblemáticas, se descubren otras amenazadas y extintas en su hábitat como las gacelas Mhorr, también algunas en riesgo crítico de desaparecer como los bongos o extraños animales como las ratas topo o los oricteropos.

Noticias relacionadas
Temas

Animales