Gastronomía en la pradera

Cinco restaurantes castizos para saborear San Isidro

La romería de San Isidro tiene su escenario en la pradera, junto al Manzanares, un espacio inmortalizado por Goya en sus cuadros, donde se disfruta de las recetas más típicas de la capital que llegan a los fogones de los restaurantes

Cinco restaurantes castizos para saborear San Isidro
4
Se lee en minutos
Natalia Vaquero

Los festejos en honor al patrón de Madrid, San Isidro Labrador, son una ocasión perfecta para degustar los platos más típicos de la capital, entre los que destacan, cómo no, el cocido madrileño, los entresijos y canillejas, un buen bocata de calamares, unos clásicos y deliciosos pinchos de tortilla o el meloso rabo de toro.

Te proponemos cinco restaurantes de lo más castizos para celebrar estas fiestas que comienzan este domingo.

Manero: un bocado neoclásico de calamares

Disfrutar de la gastronomía de las tapas en un ambiente sofisticado, único y singular. Este es el propósito de Manero, el bar neoclásico de la calle Claudio Coello, 3, apto para todos los bolsillos que estos días ofrece un bocado tan castizo como el bocadillo de calamares.

Se compone de calamares seleccionados servidos en un mollete de Antequera con una suave mayonesa de lima por 8,90 euros. 

En la entrada de este local cercano al parque de El Retiro y a la Puerta de Alcalá, una gran barra muestra un arsenal de botellas de vermuts, vinos y cervezas para el copeo que acompaña a una comida rápida o una cena improvisada. Hacia el interior, el cliente puede ver cómo los chefs ultiman platos fríos, un ayudante corta embutidos y quesos o se hacen ensaladas al momento. 

La Burbujería apuesta por la tradición de la casquería

El restaurante de Hernán González, el chef formado en el icónico Viridiana de Abraham García, celebra su primer cumpleaños en la calle Barco, 7 con una novedosa carta, basada en el producto de temporada y de mercado.

Además, estrena un menú degustación este domingo en torno a la casquería para celebrar San Isidro. Se trata de una propuesta armonizada con espumosos de la casa Torelló y algunos ‘hits’ de la casa como la lengua tonnata con piparras y cebollitas glaseadas al vino tinto, los callos a la madrileña, la oreja de cerdo o la cresta de gallo frita con guacamole y fresón de Aranjuez.

 La opción de un menú degustación de siete platos sale por 49 euros por persona con la bebida incluida.

Un chotis de rabo de buey

Rocacho, el asador de Padre Damián, en el barrio financiero de la capital, hace un guiño a la Feria de San Isidro con tres platos en los que el protagonista es el rabo de buey de El Capricho, la mejor carne del mundo, según la revista 'Time', y que en Madrid se ofrece en exclusiva en este restaurante.

Unas gyozas y unos baos rellenos de rabo de buey con toques orientales y un guiso de rabo de buey al estilo tradicional madrileño, con una original presentación, son los tres platos que estarán en la carta del restaurante durante todo el mes de mayo.

Las gyozas y baos están pensados para compartir. Las dos recetas están rellenas de un guiso de rabo de buey, cocinado durante siete horas.

El chotis madrileño de rabo de buey es la peculiar versión del chef Jairo Soria del plato más castizo de Madrid durante esta época de feria taurina: el rabo de toro guisado. Soria cambia esta pieza por la de buey y la presenta sobre una patata frita cuadrada y unos puntitos de boniato asado que aporta un punto dulce.

Guiso de garbanzos a La Maestranza

Un guiso de garbanzos a La Maestranza con rabo de toro y foie gras. Esta es la receta en honor a San Isidro que ofrece Don Dimas, la casa de comidas del restaurador Álvaro Garcés, cerca del parque de El Retiro, que basa su carta en el producto de estación. Este guiso es un plato típico sevillano en el que el rabo de toro acapara el protagonismo, un producto que ya cocinaban en época romana y cuya receta más popular data de la Córdoba del S.XVI, en la que se utilizaban los rabos de los toros bravos de las corridas.

Su propuesta gastronómica recorre la Costa de la Luz, esa que se extiende por el litoral de Huelva y Cádiz, desde la desembocadura del río Guadiana hasta Tarifa, y presenta influencias vasco-catalanas. Don Dimas presenta una carta estructurada en dos grandes bloques: pinceladitas de mercado y clásicos que varían según la temporada, entre los que destaca otro guiño a San Isidro: la jugosísima tortilla estilo Betanzos que Álvaro Garcés elabora con trufa Melanosporum y chips de patata. 

Don Dimas tiene un menú degustación de cuatro platos y postre por 48 euros.

Rabo de toro en patatas carré

El restaurante Hevia, en el barrio de Salamanca, Serrano, 118, apuesta por la cocina tradicional en un ambiente clásico para ofrecer en estas fiestas sus inamovibles callos y su receta estrella: un guiso de rabo de toro con patatas carré.

Hevia es, además, muy popular por su barra que funciona desde hace más de 8 años, en la que sorprenden sus pinchos 'gourmet'. El restaurante ofrece "aquello que realmente nos distingue": la ensaladilla rusa con ventresca, la ensalada de tomate, el salmorejo, la gamba blanca y roja, la anguila, el salmón y el bacalao ahumados, el bonito escabechado, el foie micuit y fresco a la sartén, los calamarcitos gallegos en tempura, los tigres, el Serafín, el Zepelín y el Flamenquín, los callos, una de las mejores tortillas de patata de Madrid (en versión clásica o con callos) y el tuétano.

Noticias relacionadas